domingo, 24 de marzo de 2019

Sesquicentenario del seminario










Un momento por favor       





              

J. Jesús Juárez Martín




Hay lugares emblemáticos de los pueblos, así la Estatua de la Libertad, le corresponde más a Nueva York como imagen, que a Francia con su ideario revolucionario de LIBERTAD, IGUALDAD, FRATERNIDAD,  hablar de la Diana Cazadora es pensar en la estatua en la Avenida Reforma en México... no necesariamente a la Hermana de Apolo o la diosa de la caza y otros atributos. Hablar del Seminario de Ciudad Guzmán, es reconocer la Historia de la Casa de Formación más importante e histórica de esta población.

 El Seminario de Zapotlán se fundó en 1868; un hacer camino, realizándolo con afanes constantes y renovados durante siglo y medio de formación de jóvenes en esta región Sur de Jalisco, coadyuvando al fortalecimiento de una convivencia de acuerdo a los valores evangélicos, no sólo de la región, sino a donde se han dirigido las generaciones de seminaristas que como sujetos de esa educación se sembró  en el alma mater del semillero, que celebra la Diócesis de Ciudad Guzmán: SESQUICENTENARIO de tal fundación. 150 AÑOS.  FELICIDADES, QUE DIOS SIGA BENDICIENDO, esta casa de formación, A LOS FORMADORES, A LOS SEMINARISTAS, a las familias.

Como Seminario Sus lauros más preciados, los encontramos cerca de la vida Pastoral de la Iglesia, los consagrados sacerdotes, testimonios de lealtad a Xto. Los hubo como fruto granado de la primera etapa dos Mártires de Cristo Rey, San Tranquilino Ubiarco y San Rodrigo Aguilar.  Otros destacaron como Sacerdotes y hombres de ciencia: José María Arreola, Severo Díaz y Antonio Ochoa Mendoza   y un grupo de destacado profesionistas como José Rolón, músico zapotlense, Ing. Salvador Toscano, Cineasta, Don Esteban Cibrián, Historiador, Guillermo Jiménez, Escritor  y Diplomático...      

Por lo mencionado los frutos se diseminaron en la comunidad misma, el compromiso pastoral se vertió hacia la misma Iglesia, cumpliendo su Ministerio Sacerdotal, como formadores de Pastores, a otros Sacerdotes destacados, se les reconoce como exponentes de la ciencia de su tiempo, muchos otros seminaristas terminaron sus estudios como cabales  profesionistas  que pusieron énfasis en su desempeño laboral, científico y que insertos en la sociedad  colaboraron en la convivencia de las comunidades  de su tiempo, y la mayoría que no llegó a las órdenes sagradas, los menos visibles son los que en su formación llevaron la doctrina de la Iglesia católica a la Familia, al elemento impredecible en la convivencia fraterna y paternal de la sociedad que vivió con valentía la práctica de su fe en momentos de persecución en convulsionado mundo de enfrentamientos. Sus acciones como testimonios de vida construyeron desde sus familias, comunidades e Iglesia, la  Patria que ellos deseaban, con políticos de corazón en bien del pueblo, y en contra del  espejismo del progreso que atropella dignidades. 

 El Padre Alfredo Monreal nos regala una síntesis de la historia del Seminario en “El Puente” en la edición 107 del 15 de marzo de 2011, publicación mensual de esta Diócesis,  que como Director el Padre Antonio Villalvazo estuvo al frente y actualmente la publicación está en receso. Esperamos continué pronto la información de la vida de la Diócesis de Ciudad Guzmán porque además de proclamar la palabra en forma especial y hacia las comunidades parroquiales, fue el Puente vocero de expresión de distinguidos periodistas de las localidades donde llegaba y se originaba en el vivir del día a día de cada escritor.

Finalmente, deseo comunicar a usted que el Mes del Seminario se celebra en la Diócesis de Ciudad Guzmán durante este mes de marzo, en Tercera Orden continúa la  exposición fotográfica de este aniversario de 150 años del Seminario de Zapotlán y el día 19 por la tarde en el Centro Cultural José Clemente Orozco, habrá Conversatorio con este motivo de celebración.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario