miércoles, 27 de marzo de 2019

PC analiza situación de damnificados






>“No vamos a dejar de estar pendientes del fenómeno, la falla sigue hacia el sur de la ciudad y su presencia y afectaciones son muy visibles”, agregó Gutiérrez Moreno.
           






Juan José Ríos Ríos
El Volcán/Guzmán


Vecinos de calle Bustamante de Ciudad Guzmán cuyas viviendas han sufrido daños por la actividad en la falla geológica que atraviesa la ciudad, concretamente las familias cuyas casas están marcadas con los números 121 y 124 de la misma rúa, disponen los dictámenes que la Unidad Municipal de Protección Civil y Bomberos de Zapotlán el Grande emitió con las visitas sensoriales llevadas a cabo en el terreno de los hechos, por elementos especializados y enviados por la dependencia para realizar los trabajos de inspección.

            Esto se desprende de la atención que la Regidora Presidenta de la Comisión de Obras Públicas en el Ayuntamiento local, María Luis Juan Morales, prestó a los planteamientos hechos por los afectados a través de las páginas de este diario, para atender y brindar la ayuda demandada por los vecinos cubriéndose el primer paso para lo que proceda en razón de proteger su integridad física y bienes patrimoniales, recomendaciones que deberán seguir su curso para resolver el problema que les afecta.

            “Como Unidad Municipal lo que hicimos fueron las recomendaciones y de acuerdo a la visita sensorial que realizamos, se está revisando el riesgo que existe en cada uno de los dos domicilios, siendo: Primero solicitar un dictamen estructural de las edificaciones por una autoridad competente, que puede ser Obras Públicas, el Colegio de Ingenieros Civiles o cualquier otra autoridad, segundo, reubicación de las personas que habitan la edificación de acuerdo al riesgo, y tres; no realizar trabajos de construcción o remodelación de las edificaciones para evitar cualquier vicio oculto”.



            Las visitas sensoriales estuvieron a cargo del arquitecto Salvador Jiménez Pérez, y el licenciado Carlos Rubén Chalico, de la Coordinación del Área de Gestión Integral de Riesgos de la Unidad Municipal de Protección Civil y Bomberos local, quienes a su vez emitieron los dictámenes de lo visto y lo que procede en consecuencia, que comprenden las áreas específicas que están para no ser habitadas hasta que no se tengan el dictamen estructural que se sugiere. “El área de la cocina y del comedor tienen una afectación considerable, las demás instalaciones tienen afectaciones parciales que de acuerdo al dictamen podrían ser reparadas”, informó el director de la Unidad Alberto Gutiérrez Moreno.

            Para tomar las medidas que sean necesarias dependerá del tiempo que tome realizar los dictámenes sugeridos por la autoridad competente, para luego proceder al seguimiento que por parte de la Unidad y en coordinación de las autoridades municipales dar el siguiente paso en apoyo a estas personas damnificadas por la falla geológica. “También que las personas se acerquen para esa coordinación y llevar a cabo el mejor trabajo, lo que queremos es minimizar y que no exista ningún riesgo por alguna finca que esté afectada y habitada”, abundó el informante.

            Agregó que actualmente se está dando seguimiento al riesgo que representa la falla geológica, en el deseo de visitar la mayoría de las viviendas que tengan algún daño estructural por la actividad de la misma falla, que es natural y que se ha venido presentando desde hace varios años, recrudecida desde el sismo del 19 de septiembre de 1985 y cuya manifestación y prolongación se hizo de mayor manifiesto desde el 2012. “No vamos a dejar de estar pendientes del fenómeno, la falla sigue hacia el sur de la ciudad y su presencia y afectaciones son muy visibles”, agregó Gutiérrez Moreno.
           

 TAMBIÉN PUEDES LEER:

Una grieta que crece cada día



Vivimos en un constante peligro: vecina



No hay comentarios.:

Publicar un comentario