miércoles, 13 de marzo de 2019

Llega la fiesta de la nueva vida: obispo




Milton Iván Peralta
El Volcán/Guzmán



“Con el tiempo de Cuaresma, hemos iniciado el recorrido anual que nos lleva hacia la fiesta culmen de nuestra vida cristiana: la pascua de resurrección. La Pascua es la fiesta de la vida nueva, la esperanza, de la alegría profunda”, dijo en su mensaje de cuaresma el obispo, Óscar Armando Campos Contreras.

Durante su tradicional mensaje, llama a fortalecer la vida individual y familiar, a pesar de las dificultades y de las tragedias. A pesar de la deshumanización que hay en nuestros tiempos, comentó que “necesitamos un tiempo especial de preparación personal, que nos lleve al interior de nuestro corazón, para abrirlo totalmente a Dios y ponernos ante él”. 





Comenta que la Cuaresma debe ser aprovechada como un tiempo para una seria revisión personal,  “para un reconocimiento humilde y sincero de las propias fallas, antes de ver la paja en el ojo ajeno, el corazón permanecerá cerrado en sus autojustificaciones, incapaz de reconocer la culpa y aceptar el perdón misericordioso que nos linera de la ceguera del orgullo que nos impide ver el rostro de Dios en nuestro prójimo e inclinarnos ante él para servirle”, dijo en su mensaje el obispo, Óscar Armando Campos Contreras. 

“Dejemos que el Señor nos hable y nos diga para qué estamos en el mundo. Que nuestra participación en la Eucaristía dominical no sea rutinaria. Hagamos de la Misa del domingo un encuentro festivo y participativo. Que nuestros grupos de la Iglesia no se cierran en sí mismos, sino que sientan la Iglesia como una gran comunidad en la cual la pluralidad de dones se unifica en el Espíritu del Resucitado, para vencer el mal que nos rodea y nos quiere divididos.”

Para finalizar, el obispo manda una oración para todos los ciudadanos “le pido al Señor que todos ustedes puedan tener ahora una preparación muy intensa a esta gran fiesta cristiana, sobre todo dedicando momentos especiales a la oración, a la reflexión de la Palabra de Dios y al servicio generoso a quienes sufren alguna pena o necesidad; al fin de que, con una mente y un corazón renovados, el gozo de la Pascua se prolongue a lo largo de toda nuestra vida”, concluyó en su mensaje el obispo, Óscar Armando Campos Contreras.




  


No hay comentarios.:

Publicar un comentario