Mostrando las entradas con la etiqueta MARKETING. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta MARKETING. Mostrar todas las entradas

lunes, 14 de septiembre de 2020

Mamá Coneja inaugura su quinta tienda




Milton Iván Peralta
El Volcán/Guzmán

 

 

Mamá Coneja abre su quita tienda en Ciudad Guzmán, para estar más cerca de la gente, y esta nueva tienda se encuentra en la parte norte de la Ciudad, en Colón 772, frente al IMSS.


jueves, 28 de febrero de 2019

En busca de la felicidad: recapitulando


           

Samuel Gómez Patiño



En las últimas semanas hemos trabajado con los conceptos del Dr. Tal Ben Shahar sobre las “cinco caras del bienestar: espiritual, físico, intelectual, relacional y emocional”, donde establece que para ser feliz o sentirnos felices debemos establecer en alguna, en varias o todas ellas las metas que nos dieran la satisfacción que nos haga sentirnos bien con nosotros mismos y por lo tanto llegar al grado de sentirnos felices por los logros obtenidos.

jueves, 21 de febrero de 2019

En busca de la felicidad: Capítulo 5. Lo emocional






Samuel Gómez Patiño

           
Hace tres años, por estas fechas salía de visitar a mi primo César Peralta cuando llegue a una avenida que estaba en reparación por lo que en lugar de los tres carriles para circular estaba abierto sólo uno; el tránsito estaba detenido y estando al final de la fila una señora que se distrajo con las niñas que la acompañaban convirtió mi carro alemán en “suizo”, suizo pedazos mi Jetta Volkswagen. Quede dentro de la cabina, y en ese momento debido al movimiento brusco me dieron calambres en la planta de los pies, por lo que no podía salir del vehículo y mucho menos darme cuenta de la magnitud del accidente.

miércoles, 28 de noviembre de 2018

Ellos deciden




Samuel Gómez Patiño


Me cuentan que el 4 de julio de 1961 mi madre, a punto de dar a luz a su servidor recibió la visita del doctor en un hospital de San Diego, California en los Estados Unidos de América y le comentó que iba a tener un varón, entonces mi madre teniendo todo pagado por mi padre que en ese momento se encontraba en el entonces Distrito Federal, pensó:
            -¡A mi hijo no se lo llevan a la guerra!