viernes, 6 de noviembre de 2020

Obras en espera



 

Juan José Ríos Ríos
El Volcán/Guzmán

 

 

Aunque “prometer no empobrece”, según un refrán, el Presidente Municipal de Zapotlán el Grande, José de Jesús Guerrero Zúñiga, dijo a quien esto escribe que dentro de su proyecto de obras de mejoras para Ciudad Guzmán, contemplaba la terminación, a cuatro carriles, de la actual Avenida Serafín Vázquez Elizalde, pero, en la realidad, nada se ha hecho en este sentido ni tampoco se ha metido en cintura a quienes se vienen apropiando del terreno que, se supone, es parte de la obra inconclusa original.





            En la actual administración municipal que preside Pepe Guerrero, se le dio especial atención a la realización de obras que se consideraron prioritarias, como ha sido la construcción de parques y áreas verdes, la remodelación, ampliación, modernización y equipamiento del lienzo Charro y el Casino Auditorio Municipal, como se le ha conocido siempre. También se ha hecho obras de mejoras en calles por décadas olvidadas en las cuales se ha colocado concreto hidráulico o asfalto, corrigiéndose a la vez las deficiencias en redes de drenaje y agua potable.


            Si bien es cierto que estas obras son importantes y con algunas de ellas se rescataron espacios que servían de basurero y no cumplía ninguna función social, como fue el caso de los parques sobre Arroyos Los Guayabos y el lineal en la margen norte del canal hidrológico que cruza la colonia Cruz Roja, se ha visto que no han impactado o cumplido del todo para los fines por los que se les construyó, muy pocas personas hacen uso de estos espacis, tal vez por cuestiones de la pandemia, y además requieren de un constante mantenimiento, sobre todo limpieza, que no se ve.


            Sin duda que cada gobierno tiene su propio plan de acción, bien es cierto que en cuestión de movilidad se le ha dedicado más interés por parte de la actual administración que encabeza Guerrero Zúñiga, pero se ha dejado al margen la terminación de la Avenida Serafín Vázquez Elizalde, cuando ésta cumple un papel muy importante como circuito interior, que tiene una carga vehicular muy fuerte que se desfoga por dos carriles principalmente, los que están con un asfaltado que deja también mucho que desear por el mal estado en que se encuentra.





            Construir la parte poniente de esta avenida no cuesta un peso y pueda ser que no esté al alcance de los recursos propios del municipio, es un trayecto considerable desde su entronque con la Avenida San Bartolo, a la altura de la colonia del ISSSTE, hasta el monumento de La Solidaridad, tramo que requiere la construcción de un puente que libre el cauce del canal hidrológico, en el inicio de la colonia Solidaridad, así como la adecuación del terreno y construcción de un puente más frente a la nueva Escuela Primaria Ramón Corona, independientemente de tener que poner orden en el tramo que ha sido invadido por particulares que utilizan como estacionamiento o sitio para reparar o resguardar unidades.


            Pero, pese a lo antes comentado, esto no resta para que el gobierno municipal haga las gestiones ante las dependencias estatales o federales para que pudiera concretarse el proyecto de ampliación a cuatro carriles de la Avenida Serafín Vázquez, no sólo porque lo consideró como parte o proyecto de su administración Pepe Guerrero, sino por la necesidad que tiene la ciudad para dar tránsito seguro a personas y automovilistas, cuando la citada rúa registra, además de una falta de mantenimiento adecuada y constante, una gran carga vehicular en la que, también, se requiere señalización para protección de los peatones, aquí rifa la velocidad arbitraria, el uso de frenado con motor y como autopista para motociclistas y uno que creo conductor que considera el área como pista de carreras o de alta velocidad. A ver qué comentario hace el alcalde al respecto.

           

No hay comentarios.:

Publicar un comentario