miércoles, 18 de noviembre de 2020

Los docentes y la necesidad de utilizar las herramientas tecnológicas en tiempos de pandemia

 



 



Leticia López del Toro*

 

 

La contingencia sanitaria que se vive en los tiempos actuales, ha venido a interrumpir las actividades cotidianas en todos los ámbitos a nivel mundial. En particular, el Sistema Educativo Mexicano se ha visto forzado también, a realizar los ajustes necesarios a fin de trasladar y promover los procesos de enseñanza-aprendizaje desde casa; esta situación ha representado un gran desafío para los docentes, al tener que adaptar las estrategias para dar continuidad y atención a dichos procesos.


En este contexto, las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), se han convertido en el principal recurso para la enseñanza y el aprendizaje, sin embargo, a la par también ha surgido la imperiosa necesidad de los docentes para afrontar los cambios que impone la distancia con el “nuevo modelo educativo”. La utilización de las TIC, ha representado un cambio significativo en los esquemas tradicionales de enseñanza para los profesores, ya que debemos continuar propiciando el desarrollo integral de los estudiantes para que adquieran conocimientos y desarrollen habilidades para aprender, aprender a hacer y aprender a ser.


En éste panorama, se destaca la existencia de las desigualdades respecto a la falta de capacitación y acceso a dispositivos electrónicos e internet, situación que ha limitado las posibilidades de muchos docentes y estudiantes para enseñar y aprender a distancia. No obstante, considero debemos mostrarnos confiados y valorar nuestras capacidades para sortear y aprender autónomamente, apostando al crecimiento personal y profesional. Al respecto Julio Cabero señala: “se requiere la capacidad de reformular la realidad, aportar soluciones a los problemas, ser creativo e innovador en la aplicación de las soluciones a los problemas, saber moverse en un contexto cercano y futuro incierto y dinámico, y utilizar enfoques holísticos para saber desenvolverse en sistemas tan complejos y dinámicos como los que se nos presentan.”





Invito pues a todos los profesionales de la educación a que hagamos un esfuerzo y reflexionemos sobre nuestra experiencia con las TIC, a recuperar los recursos que hemos utilizado en nuestra  trayectoria profesional para apoyar la tarea educativa; a dialogar sobre cómo llevar la educación a niñas, niños y jóvenes que no tienen acceso a la tecnología; a explorar con otros colegas nuevas rutas por recorrer en la búsqueda de fortalecer nuestra tarea docente, compartiendo ideas con el fin de continuar robusteciendo el proceso de enseñanza y aprendizaje en escenarios no presenciales.


Es importante señalar que, como docentes, no perdamos de vista nuestro papel como facilitadores y ser sumamente responsables en esta modalidad del diseño, organización y control de las actividades que faciliten el proceso de aprendizaje, mediante el cual el estudiante construirá el conocimiento. Las TIC son una importante fuente de recursos, pero es necesario que se les adapte de acuerdo con los contextos escolares y sociales, porque su aprovechamiento depende del acceso, y de las habilidades y destrezas para utilizarlas.


La tarea principal de un docente, es orientar a un grupo de alumnos que se esfuerzan por aprender. Un profesor que valora y cuida con esmero su trabajo, trata de desarrollar la enseñanza en las mejores condiciones de orden y eficacia.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS


Ramírez L. (2016). Los retos que impone la educación a distancia en México.  de Revista Iberoamericana de Producción Académica y Gestión Educativa Sitio web: https://www.researchgate.net/publication/339446038_LOS_RETOS_QUE_IMPONE_LA_EDUCACION_A_DISTANCIA_EN_MEXICO

 

*Asesor académico en el CAM Cd. Guzmán.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario