viernes, 20 de noviembre de 2020

Analizan el futuro de las ciencias de la salud ante el COVID-19


 

Laura Sepúlveda
El Volcán/Guzmán

 

 

La pandemia del COVID-19 dejará importantes desafíos en las áreas de la salud, tanto en materia de formación de recursos humanos como en la atención a los trastornos mentales, cuya presencia se ha incrementado a raíz de esta enfermedad.





            Así lo expresó el Rector del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), doctor José Francisco Muñoz Valle, al participar en el II Congreso Nacional de la División de Ciencias de la Salud, “Retos en la actualidad para las ciencias de la Salud ante el COVID-19. Juntos somos la primera fuerza ante esta gran batalla”, organizado por el Centro Universitario del Sur (CUSur), de la Universidad de Guadalajara.


            “Uno de los efectos de salud mental que vamos a tener por la pandemia es el incremento de la presencia de la ansiedad, depresión, adicción a Internet, trastornos de sueño. Se ha reportado un aumento de 51 por ciento de ansiedad y 86 por ciento de depresión; son aspectos que ahora debemos de retomar los centros universitarios que impartimos la licenciatura en Psicología y actuar de manera integral con las áreas de salud para ver cómo vamos a enfrentar esta siguiente pandemia que será generada por problemas de salud mental”, apuntó.


            Destacó la labor de la Universidad de Guadalajara, que desde el mes de enero empezó a trabajar con las medidas que eran pertinentes a difundir entre la población y por la instalación de la Sala de Situación en Salud por COVID-19, sugerencia de las organizaciones Panamericana de la Salud y Mundial de la Salud, a partir de la cual se emiten recomendaciones y sugerencias.


            “Una de las acciones más importantes fue habilitar los laboratorios para incrementar el número de pruebas y contar, hasta la fecha, con 10 laboratorios en toda la Red Universitaria, donde se han aplicado más de 60 mil pruebas, y acondicionar el Hotel Villa Primavera como el primer Centro de Aislamiento Voluntario por COVID-19 en todo el país. El objetivo de la Universidad siempre fue cuidar a las familias y ayudar a frenar los contagios en Jalisco”, subrayó Muñoz Valle.





            E insistió en la importancia de que la población se acostumbre a seguir utilizando el cubrebocas los siguientes meses.


            “Se viene una etapa compleja por las fiestas decembrinas, y si queremos tener una mejor perspectiva en el mes de enero para poder regresar, en algún momento y bajo ciertas condiciones, a las clases presenciales, debemos de tener cuidados durante todo este periodo para no tener un incremento de casos activos y evitar defunciones”, declaró.


            Al inaugurar el congreso, que se realiza de forma virtual, el Rector del CUSur, doctor Jorge Galindo García, expresó que existen una serie de retos que se deben de afrontar, ya que considera que el panorama para la educación médica en el país, la Universidad y a nivel global, es incierto y adverso; pero el proceso evolutivo no sólo ofrece ambientes diversos, sino también deberá generar procesos adaptativos, implementar nuevas formas de hacer docencia, investigación y para la formación de nuevos profesionales del área de la salud.





            “La pandemia nos ha planteado retos globales, y en este caso, la educación médica no ha sido la excepción. Considero que en este congreso se pueden identificar tendencias generales en torno a la educación médica, la gestión administrativa de la educación, las capacidades y forma pedagógica de los docentes, que la hemos atendido, al principio de manera sorpresiva y ya después de una manera más meditada y más profesional”, apuntó.


            La directora de la División de Ciencias de la Salud del CUSur, maestra Berenice Sánchez Caballero, coincidió en que la pandemia ha representado un desafío para todas las instituciones educativas por la necesidad de continuar con los planes de estudio, lo que las ha llevado a inclinarse por la educación a distancia como método emergente para atender las necesidades de formación académica y profesional de los estudiantes.


            “El congreso nos da la oportunidad de compartir experiencias, estrechar lazos entre profesionales, expertos e investigadores en temas de interés actual, no sólo para el personal de la salud, sino para toda una población que vive y sufre los estragos de la pandemia”, dijo.


            La académica explicó que el congreso, que concluye el 27 de noviembre, tiene como objetivo convertirse en un espacio para el análisis y la discusión de temas que permitan generar conocimientos, rescatar las experiencias y saberes que serán de utilidad en la construcción de nuevos paradigmas y sus aplicaciones en beneficio de la calidad de vida y el desarrollo de alternativas de promoción y preservación de la salud.

 

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario