viernes, 20 de noviembre de 2020

La Colección Miligramo: temas del sur de Jalisco





 Uriel Sánchez Ocampo



 La Colección Miligramo es un conjunto de plaquetas publicadas por el Capítulo Sur de la Benemérita Sociedad de Geografía y Estadística del Estado de Jalisco. Los temas son: Mezquiteras y Judas en Zacoalco de Salvador Encarnación, Pastorelas de Zapotlán el Grande de Adrián Gil Pérez, Presencia Masónica en Ciudad Guzmán, 1910-1940 de Fernando G. Castolo, Notas Históricas de Teocuitatlán de Enrique García González, Los Vizcaíno en San Gabriel de José de Jesús Guzmán Mora y La Segunda Conquista de México de Benjamín Díaz. Fue posible su publicación gracias al patrocinio del diputado federal, Lic. Higinio del Toro Pérez.



Hasta el momento solo se han presentado dos plaquetas: Los Vizcaíno en San Gabriel y Mezquiteras y Judas en Zacoalco. La primera fue su presentación el 18 de enero en San Gabriel; la segunda, el 21 de febrero en Zacoalco de Torres. Debido a la contingencia, se planeó la presentación de las cuatro restantes este 24 de noviembre del presente año en el archivo histórico de Ciudad Guzmán. Con el fin de seguir las medidas sanitarias no contará con público; será posible su visualización vía YouTube.






La plaqueta Mezquiteras y Judas en Zacoalco, escrita por Salvador Encarnación, cronista de Zacoalco de Torres, está dividida en dos partes, cada una respectiva a su tema. La primera parte comienza con el planteamiento de la problemática de la explotación de los mezquites. Menciona que el árbol está siendo talado de “forma discrecional”, “no solo para uso doméstico, sino también para la fabricación de muebles”. Asimismo, el autor muestra una serie de utilidades del mezquite. Se reúnen algunas historias como “Tienen que morir los cristeros” o “El Columpio”. Al igual que recetas de cocina como “Atole de mezquite” o “Mermelada de mezquite”. Por último los usos medicinales, donde podemos aprender remedios para la Diarrea o para la tos. La segunda parte trata de la tradición de los Judas: en qué consiste, su elaboración, su origen, etcétera. Explica que al estar perdiéndose la tradición, algunos de los organizadores utilizan medidas como emborrachar a una persona para que “a medios chiles” ponga el Judas y se pueda celebrar el año siguiente. Cabe resaltar que la plaqueta tuvo como base una investigación que realizaron los ahora exalumnos de la Preparatoria Regional de Zacoalco de Torres. A la presentación acudieron varios de ellos.


La plaqueta Pastorelas de Zapotlán el Grande es sumamente intrigante. Lo más interesante es su origen. En las primeras páginas el autor, Adrián Gil Pérez, narra cómo obtuvo los documentos para esta sucinta presentación. No sólo es obtención sino rescate. Los documentos recuperados son, en primer lugar, dos listados. Uno de 1873 y otro de 1874. En el primero se contabilizan 230 cuadernos de coloquios; el segundo con contabiliza 301 cuadernos. Por desgracia estas pastorelas sólo están registradas. En segundo lugar, están varias pastorelas del siglo XIX y XX. En la plaqueta se exponen los nombres del autor, fecha y un mínimo ejemplo de contenido.


La plaqueta Notas históricas de Teocuitatlán, inicia con la narración del proceso de reedificación del templo de San Miguel Arcángel de Teocuitatlán. Sin embargo, cabe mencionar que este templo —en la zona del sur— no es de la misma antigüedad que otros de la región. Si se hace un pequeño recuento de la zona, los más antiguos serían (sin orden cronológico) el de Zacoalco, Amacueca y Ciudad Guzmán. La plaqueta agrega un breve estudio de las lenguas indígenas en el municipio. El autor, Enrique García González, cronista de Teocuitatlán, cierra con una cuasi biografía interesante de la Dra. Juana Navarro García, nacida en San José de Gracia, municipio de Teocuitatlán “…la primera mujer jalisciense egresada de la Facultad de Medicina de la Universidad de Guadalajara”.  Sin duda alguna, este dato la coloca a nivel estado.





Presencia Masónica en Ciudad Guzmán, 1910-1940, es una plaqueta escrita por Fernando G. Castolo, cronista de Zapotlán el Grande. El autor da a conocer la trayectoria que han tenido los masones en Ciudad Guzmán en un periodo conflictivo de México: la Revolución y la Cristiada. Época en donde se centraban las corrientes de pensamiento de los liberales y conservadores. Los liberales en el gobierno municipal y los conservadores en la parroquia; y uno que otro en ambos bandos. Sorprende, que varios de los nombres que sobresalen en la plaqueta, son los de las avenidas de la ciudad, Federico del Toro, a manera de ejemplo. O, la antigua biblioteca de la ciudad, que llevaba el nombre de Mauro Velasco.


La plaqueta Los Vizcaíno en San Gabriel nos narra la trayectoria de este apellido, el por qué perduró tanto tiempo y como se extendió a lo largo del estado. Por tanto, el autor desarrolla una breve descripción de los miembros de la familia Vizcaíno y sobresale la inmensa investigación documental en el archivo parroquial. “Hoy en día, realmente son pocas las personas que portan el apellido Vizcaíno en el pueblo gabrielense”, señala el autor de la plaqueta, el Profr. José de Jesús González Mora, cronista de la ciudad. Las razones las señala líneas atrás: “Las enfermedades tales como la viruela, las anginas, fiebre y mocezuelo (enfermedad causada por infección en el ombligo de los infantes) durante el siglo XIX fueron un factor importante que incidió notablemente en la muerte de muchos de ellos”.  Y agrega el autor: “…fue la búsqueda de tierras propias para la agricultura y la ganadería…” A la presentación de esta plaqueta, realizada en la Casa de la Cultura Enrique Trujillo González, acudieron familias Vizcaíno que radican en Autlán de Navarro, Colima y Guadalajara.  


Las plaquetas serán presentadas en su conjunto el martes 24 de noviembre del presente año a partir de las 20:00 hrs. en la dirección www.youtube.com/BSGEEJ

 

 

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario