martes, 10 de noviembre de 2020

Inicia obra del libramiento

 



Juan José Ríos Ríos
El Volcán/Guzmán

 

 

Con apoyo del gobierno del estado, se realizan trabajos para terminar las obras inconclusas en el libramiento carretero de Ciudad Guzmán, con lo que se pretende evitar se cubran con aguas de la laguna Zapotlán y con ello dar paso seguro al tránsito de vehículos que, obligadamente, no se les permite ingresar a la zona urbana para evitar daños en sus calles y que, a la vez, su paso sea más eficiente hacia la capital del estado o al vecino Colima, utilizando lo que se conoce como vía libra.



            Esta noticia fue dada por el alcalde Pepe Guerrero quien indicó que de esta manera se rescatarán y adecuarán, prácticamente, los dos kilómetros del tramo carretero que faltaban de atender y que fueron afectados por la invasión del agua de la laguna, para de esta manera completar los cuatro kilómetros que tendrán un mayor nivel al espejo de agua de la laguna y con ello los vehículos transiten de manera segura por el rumbo.


           

El aumento en el nivel de agua de la laguna se origina tanto por las lluvias que año con año se precipitan en la cuenca pero, principalmente, debido a su azolvamiento, por los arrastres que las aguas de lluvia ocasionan en toda el área y que se acumulan en el vaso por ser una cuenca cerrada, es decir, sin formas para que se desahogue en agua que se acumula, lo que en mucho propicia la existencia permanente de una laguna que regula y contribuye al medio ambiente de la cuenca.


            Por ello, y principalmente por una mala planeación, se han venido quedando bajo el agua de la laguna las instalaciones del centro de entrenamiento y capacitación de los equipos de remo y canotaje, lo mismo pasó con el primer malecón que iba a ser un atractivo para que visitantes y lugareños fuesen a disfrutar de las maravillas naturales que tiene la laguna y de las aves que se alimentar y frecuentan el lugar, y que ahora ha sido “devoradas” por las aguas y con ello ocasionando la pérdida de recursos públicos que debieron tener mejor suerte.




            Ahora se construye un nuevo malecón, se invierten más recursos para aumentar el nivel del tramo del libramiento carretero  que cruza por el rumbo, pero la laguna sigue ampliando sus márgenes, producto del agua que se suma cada vez que llueve y de las descargas que le llegan por otras vías, como el drenaje de Ciudad Guzmán y de Gómez Farías, lo que induce a pensar que se requiere otro tipo de acciones que tiendan a frenar y evitar su azolvamiento y, también no menos importante, de los arrastres químicos que se generan en las huertas y que van a parar y contaminar sus aguas.


            Así, a la par de obras como aumentar el nivel de libramiento carretero y terminar las obras que se habían dejado a medias, la construcción de un nuevo malecón como el que está en proceso actualmente, bueno fuera que se emprendieran proyectos para desazolvar el vaso, de reglamentar realmente el uso de suelo y la utilización de químicos y fertilizantes en los huertos e invernaderos que han cubierto el valle y la cuenca misma en los últimos años, para que de esta manera lo que se invierte de recursos públicos tenga mejor suerte y, lo mejor, la Laguna Zapotlán se deje de azolvar y contaminar.

 

 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario