miércoles, 25 de noviembre de 2020

Viveros lanzan su oferta de Flores de nochebuenas


 

 

El Volcán/Sader

 

 

Ya está en marcha la temporada de la flor de nochebuena, el regalo mexicano al patrimonio botánico internacional y que se ha adoptado como emblema del tiempo navideño en diversas culturas del mundo. La floricultura jalisciense también participa con una oferta que realizan los viveros establecidos, tanto mayoristas, como de pequeña escala.



El director de Fomento Hortofrutícola de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER Jalisco), Néstor Olivares Mora, expresó que afortunadamente esta flor se produce con muy buenos niveles de tecnificación de parte de los viveristas y que como producto tiene normalmente una buena demanda, tan es así que se recurre a plantas de otras entidades para completar la oferta comercializable.    


A su vez, el viverista Víctor Mayagoitia detalla que, en el caso de la Región Centro de la entidad, se tiene el establecimiento de 120 espacios de producción de esta flor, lo que incluye grandes y pequeños viveros que en total aportan en forma estimada 2.2 millones de flores para la temporada de consumo de esta flor.


Estos viveros se ubican en los municipios conurbados de Zapopan, Tlaquepaque, Tlajomulco y Chapala, entre otros. Ahí se producen distintas variedades de la planta, desde las pequeñas dimensiones, hasta las de tamaño jumbo.


Mayagoitia resaltó que esta planta tiene una gran relevancia económica, comenzando por la generación de empleos, dado que su cultivo se empieza desde mayo y los viveros mayoristas realizan propagación del material vegetativo a lo largo del año para servir de proveedores a los pequeños.





Además de que es una planta muy exigente en su cuidado, dado que, si hay una nutrición deficiente y se atrasa su floración, el vivero afectado se puede quedar con las plantas y con sus consecuentes pérdidas por no venderlas.


Si un vivero no vende su producción al término de la primera semana de diciembre, entonces debe proceder a vender a precios de remate. La fecha guadalupana del 12 de diciembre es la última opción para venderlas a precios de menudeo.


Destacó que actualmente haya grandes expectativas por parte de los viveristas para lograr buenas ventas de nochebuenas para capitalizarse, no obstante que el cempasúchil este año no tuvo el impacto positivo de otros años por el efecto de la pandemia que trajo consigo muchos obstáculos, como el cierre de los panteones.  





La flor de Nochebuena o Cuetlaxóchitl (flor de pétalos de cuero) es un cultivo originario de México, cuya producción en la época prehispánica tenía usos ceremoniales y medicinales. 


El viverista trajo a colación que el hecho de que el primer embajador de Estados Unidos en México, Joel Roberts Poinsett, se haya llevado plantas de nochebuenas a su país, supuso la difusión de esta especie en todo el mundo, como se constata actualmente con su producción en Norteamérica y toda Europa.


Citó que el vivero líder en el mejoramiento genético de esta planta se ubica en Encinitas, California, el cual cuenta con dos mil variedades registradas de esta especie (Euphorbia pulcherrima, su nombre científico).  




No hay comentarios.:

Publicar un comentario