martes, 10 de noviembre de 2020

Taller literario, Ricardo Sigala



Un momento por favor            

 

J. Jesús Juárez Martín

 


 Algunos acontecimientos vividos marcan nuestra vida porque dan cauce a nuestras acciones e influyen en nuestro hacer cotidiano y actividades futuras culturales, profesionales o emblemáticas en el curso vital en que nos desempeñamos como personas en relación en la convivencia comunitaria. 




Aquí en Ciudad Guzmán, por el año mil novecientos, noventa y cinco, por referencias entusiastas del amigo Antonio Vázquez Clavel, conocí el Taller de Literatura, que dirigía el joven Mtro. Ricardo Sigala Gómez, que aún direcciona, dando sentido a los que sueñan, son y serán escritores como semillero de la ciudad que se reconoce por sus destacados personajes en literatura y en diversas disciplinas artísticas: música, pintura, escultura...


En el Taller de Literatura  encontramos el inicio de una generación de escritores en pleno desempeño, en ascenso como escritores alternando en la producción literaria con jaliscienses consagrados, reconocidos y nacionales, como el Dr. Vicente Preciado Zacarías, Dante Medina, Julio César Aguilar, del mismo docente Ricardo, porque conocimos su primer libro: Periplos, leído, comentado y admirado en jornadas sabatinas; de esa memorable primera etapa comparto el comentario de Érika Sánchez Benavides una breve y elocuente interpretación de aquellos días de Taller:


            “Periplos”,        una ciudad sin nombre viaja en mi mente. Ha querido encontrarme y llega a mí despacio hecha palabras. Me recorre me busca me reconoce. Entra por mis oídos una tarde para ya no alejarse; busca dentro de mí su paralelo. Adquiere dimensión. Toma forma de sueño.





Una ciudad extraña inexplorada me despierta me apasiona me crea... Desde que vio la luz habita en mi mirada. Erika Sánchez

 

La producción literaria del Mtro. Sigala se ha multiplicado en los recientes años; conceptual, certero en sus figuras y estilo lidera, motiva a participantes del taller y sus alumnos, pues es docente en la facultad de Letras Hispánicas en el CUSUR donde cultiva día a día el gusto, el anhelo literario y la superación; desde el inicio su liderazgo y apertura, son evidentes, con una gama   de modos personales de comunicación, fortaleciendo las letras. 


Una mención especial, afectuosa, agradecida al Taller Literario de la Casa de la Cultura de Ciudad Guzmán porque esta institución tiene una trayectoria muy especial y continuada por veinticinco años, ciertamente por los patrocinadores: Los gobiernos que han presidido el Municipio de Zapotlán el Grande, pero las realizaciones destacan y cuentan su presencia en el registro de Cartulario del Arq. Fernando G. Castolo del Archivo Municipal.





            La Casa de la Cultura, sus directivos, trabajadores, el Mtro. Ricardo, desde hace tantos años han propiciado el éxito del Taller, comento que entre los participantes, convergimos con escritores singulares por su trayectoria, el Dr. Juan José Elizondo Díaz, Don Ramón Rojas Chávez, el Pintor Jesús Vázquez, compañeros con los que alternamos algunos fructuosos años, la escritora chilena María Elena “Pueblita”, que recibió Mención Honorífica, como él que esto escribe, en los Juegos Florales en el año 2000, mencionado en anterior ocasión en el escrito, poco antes y tal vez por ese tiempo, el inquieto y promotor de poesía el Dr. Julio Cesar Aguilar, publicaba Poesías de muchos que le apoyaban.


Disfruto de estas remembranzas vividas en el Taller Literario que ya en la madurez de su desempeño, continúa motivador y de experimentadas realidad que enriquecen el patrimonio literario de Zapotlán el Grande y que nos permite acercarnos a las plumas y talentos jóvenes. ¡Felicidades Maestro Ricardo Sigala Gómez! ¡Felicidades Casa de la Cultura de Ciudad Guzmán!




No hay comentarios.:

Publicar un comentario