martes, 20 de febrero de 2018

Tradiciones y devociones populares en Colima, Jalisco y Michoacán





<Un momento por favor


J.  Jesús Juárez Martín



Tuxpan, lugar emblemático de las costumbres del Sur de Jalisco, vive con intensidad y actualidad, más que guardar costumbres ancestrales de la forma de ser y manifestarse como tuxpeños, ofrendando su agradecimiento a las comunidades ancestrales que evolucionan hacia la modernidad, de las cuales forman parte sus habitantes, pero que honran sus formas de ser creer y vivir, en la dinámica de y por la vida comunitaria de su entorno singular.
Actualizan sus formas de manifestarse, porque los cambios evidentes o imperceptibles en las formas de ser pueblo, de buscar mejoramiento de la comunidad no reproducen con exactitud el patrón de vida ancestral o actividades grupales, las tradiciones que mantienen vigentes costumbres y formas de pensar y actuar.

El sábado 10 de febrero vivimos en Tuxpan el “Séptimo Coloquio Regional de Crónica. Historia y Narrativa: Fiestas, tradiciones y devociones populares en los Estados de Colima, Jalisco y Michoacán”. Una experiencia que fortalece el espíritu histórico, religioso y cósmico de nuestro caminar sociocultural por la vida sobre las vías del tiempo mientras tenemos presencia y conciencia.

Los trabajos se desahogaron con fluidez y orden bajo la conducción adecuada de los organizadores. Tres mesas con diez, once trabajos de ponentes, con cronómetro draconiano que permitió cumplirse en forma y tiempo  las actividades esperadas, un final incluyente para organizadores y ponentes, testimonios afectivos de reconocimientos, un voto, tal vez unánime, aprobatorio, de seguir trabajando por la Crónica, Historia y Narrativa y volver para el año próximo para el Octavo Coloquio, aún sin tema pero que oportunamente será publicado para su conocimiento y la convocatoria a participar y encuentro, sin tener sede asignada.

Me agradó al inicio la mención agradecida al Ayuntamiento de Zapotlán y Cronista de la Ciudad Arq. Fernando G. Castolo por sus apoyos en los primeros cuatro eventos en especial del cuarto con sede en Ciudad Guzmán y su memoria escrita. En esa ocasión, casualmente asistí a los trabajos al concurrir a la Presidencia Municipal y enterarme de su desarrollo en el Salón José Clemente Orozco, al presenciarlo hasta su conclusión. Me agrado y pensé alguna ocasión participaría, para este año conocí la convocatoria en septiembre de 2017 para el coloquio séptimo; envíe dos trabajos, “Sonajeros de Zapotlán” y “Valle de Guadalupe” en ese orden del correo electrónico y de acuerdo a la convocatoria, de sólo un trabajo, quedó como ponencia el primero que presenté a la concurrencia en el Auditorio Lic. Flavio  Velasco de la Casa de la Cultura.

Conocí por una ponencia el porqué de “Tuxpan: pueblo de fiesta eterna” y conocí que en las faldas de los colosos del Sur Nevado y Volcán de Colima existieron en tiempo prehispánico, diversos pueblos que cohabitaban entre ataques y apoyos mutuos, algún día se presentaron los purépechas, los derrotaron y tomaron las muchas  pequeñas poblaciones a “sangre y fuego”, destruidas y quemadas, los pobladores fueron asignados en el actual Tuxpan para vivir bajo su tutela y al cohabitar en la cercanía, llevando sus imágenes de deidades y siguieron rindiéndoles culto en cada barrio constituyendo, las celebraciones no se interrumpieron, sus festividades continuaron sin alteraciones esenciales; con la catequización, encontraron similitud sus deidades con los diversos santos cristianos y modificaron su prácticas religiosas dentro de las normas cristianas de los conquistadores, de ahí su constantes fiestas barriales aunque haya algunas que reúnen la población total. En fin, ¡una experiencia muy grata!


No hay comentarios.:

Publicar un comentario