martes, 6 de febrero de 2018

La irritación presidencial y la ciudadanía digital






Clemente Castañeda Hoeflich

Hace unos días el Presidente Enrique Peña Nieto señaló que las redes sociales le producían irritación: “a veces son muy irritantes y a veces les gusta hacer señalamientos muy duros y muy lapidarios y que poco recogen de los logros y de los avances que hemos tenido como nación.”

Estas declaraciones no sólo muestran a un Presidente que se irrita ante las críticas legítimas de los ciudadanos, sino que evidencian su desconocimiento o desprecio hacia una realidad política donde cada vez importan más las plataformas y tecnologías de la información. Tanto el Presidente como el PRI actúan todavía bajo una lógica de comunicación política vertical y alejada de los ciudadanos: la comunicación del “telecandidato”.

Lo que resulta verdaderamente irritante es tener una clase política que no ha sido capaz de asimilar esta realidad, y que entienden al entorno digital como un espacio para el uso de maquinarias de bots, como si las redes fueran un mitin priista donde les aplauden “los logros”.

Pero lo preocupante es que la forma en que entienden la comunicación es la misma en que entienden la política y el poder. Así como les irritan las críticas en redes sociales, igualmente les irrita el ejercicio incluyente y democrático del poder.

En Movimiento Ciudadano, en contraste, hemos apostado por el camino de las nuevas tecnologías de la información, asumiéndolas como instrumentos para fomentar la participación y la comunicarnos con los ciudadanos, como vías para el diálogo y la retroalimentación, y por ello como instrumentos para hacer mejor nuestro trabajo en la arena pública.

Ejemplo de ello ha sido la elaboración de las preguntas parlamentarias que hacen los legisladores al Presidente, y que desde la Cámara de Diputados cedimos a los ciudadanos mediante la campaña #QuieroSaberEPN. Hemos buscado, desde distintos puestos de representación, poner al servicio de los ciudadanos, a través de las redes sociales, instrumentos de participación e incidencia política. Por ello, no es casualidad que las cuentas de Facebook del espectro político con mayores interacciones, es decir, con mayor diálogo con los ciudadanos, hoy estén vinculadas a actores de Movimiento Ciudadano tanto a nivel nacional como en Jalisco.

Bajo esta lógica, presenté una reforma para crear la #RentaBásicaDigital (dcmx.mx/2zc4iy3), para que todas las personas con un dispositivo móvil puedan acceder a una cantidad de datos gratis, buscando fortalecer el acceso a la información, la libertad de expresión y la participación en la vida pública.

Contrario a lo que cree el Presidente, nosotros entendemos a las tecnologías de la información como un vehículo para oxigenar la vida democrática y como instrumentos de diálogo e inclusión, porque el uso de las plataformas digitales y las redes sociales son una vía para el ejercicio de la ciudadanía y pueden ser incluso medios de contrapeso al poder.

Eso es lo que irrita al Presidente y al PRI, que los ciudadanos tengan al alcance información y capacidad de incidencia política. Pero lo que irrita a los ciudadanos es tener una clase política que no sólo les ha fallado en la toma de decisiones, sino que además no está preparada para el México del Siglo XXI y no está dispuesta a escuchar y dialogar.

Precandidato a Senador de la República
por Movimiento Ciudadano en Jalisco

No hay comentarios.:

Publicar un comentario