martes, 20 de febrero de 2018

Distrito estancado





Juan José Ríos Ríos



Pese a la importancia económica y política que en Jalisco representan los municipios que conforman el Distrito 19, hasta el momento no ha sido considerado para la realización de las obras que mejoren las condiciones de vida de las familias que los pueblan, y este abandono se refleja en no sólo en el pésimo estado de sus vías de comunicación, carreteras y caminos a los que pobre y eventualmente se les hace algo, qué esperanzas de obras o proyectos que permitan el empleo y desarrollo de los jóvenes que en busca de mejores oportunidades emigran, incluso, a otros estados de la República y hasta fuera del país.

            Diputados federales, locales y alcaldes de este distrito prácticamente sólo van de paso, es decir, mientras buscan el voto hacen mención de las necesidades pero ya en el cargo se concretan a atender su encargo, las más de las veces sin regresar a los municipios que les dieron el voto con la esperanza de que ahora sí, se dediquen a gestionar recursos, obras y proyectos que generen empleo y sobre todo mejores condiciones de vida para las personas, esperanza que surge cada tres y seis años, pero que muere con la pobre respuesta de sus representados.

            Los Alcaldes hacen lo que pueden con los raquíticos ingresos propios que obtienen por el pago de los servicios que otorgan los ciudadanos. Algunos ven más allá de esa posibilidad y se las ingenian para obtener apoyos y recursos federales y estatales mediante programas que se destinan a los Municipios, pero son pocos los que tienen esa capacidad y la historia se repite también cada tres años, no importa de qué partido provengan los Presidentes Municipales, salvo muy contadas y honrosas excepciones, que las hay también.

            Y no sólo hay la necesidad de mejorar carreteras y caminos, además de proyectos productivos, de empresas que den empleo y generen bienestar como las que se asientan en la Zona Metropolitana de Guadalajara, única parte de la entidad que día a día se transforma y crece, en la mayoría de los Municipios que conforman este distrito se carece de plantas tratadoras de aguas negras, lugares para depositar y tratar la basura y desechos, centros de atención a la salud y hospitales con más y mejores servicios y en donde, lamentablemente, sólo aumenta el número de personas que “trabajan”, pero que muy deficientemente atienden a los derechohabientes.

            Qué decir en materia de seguridad, de obras de equipamiento para atender necesidades en materia de cultura, recreación, deporte, calles en mejores estados, servicios de agua y alumbrado público, lo que difícilmente los Ayuntamientos pueden atender con los presupuestos que disponen y cuando, en su mayoría, se destina al pago de salarios y prestaciones de los cientos de empleado, que llenan oficinas y dependencias con un pobre impacto para la población que paga sus impuestos y que mantiene obesas nóminas de los Gobiernos Municipales.

            Pocas veces el Distrito 19 tuvo tanta representación en el Congreso de la Unión y en el del estado, con diputados “de casa”, pero que, como todos los anteriores, dieron pobres resultados a sus “representados” y los más van por otro encargo, el pueblo aguanta desaire tras desaire. DE igual forma sienten que el Gobierno del estado no hizo lo necesario para mejorar las condiciones de vida, fue un sexenio de pobres resultados para los Municipios de esta Región y la prueba está en que las condiciones que prevalecen son las mismas son las de siempre.

           
           


No hay comentarios.:

Publicar un comentario