martes, 16 de noviembre de 2021

Un casorio revuelto, frente a la austeridad y la lealtad


 

 

Pedro Vargas Avalos

 

 

El reciente sábado seis de noviembre, en Antigua, Guatemala, se registraron dos ceremonias, una religiosa y otra de índole festivo; ambas se generaron por un acto social, con el cual se alegraron algunos, se alarmaron no pocos y se sofocaron muchísimos; con tal motivo se pusieron a prueba los principios de la Cuatro T, así como a sus funcionarios.



            El asunto fue una boda que, debiendo por razones sociopolíticas, ser austera y discreta, revistió atributos lujosos, o como lo calificó el presidente López Obrador, “Es un asunto escandaloso, … aun cuando se trata de un acto privado”, comentando que de esa clase de hechos, antes se realizaban y no se conocía nada, aunque “había mucha ostentación, mucho derroche, pero todo se silenciaba…” y concluye el mandatario: “Ahora no, por eso hay que recomendarles a los funcionarios públicos que actúen con moderación, con austeridad y que sigan el ejemplo de Juárez que decía que ‘el servidor público debía aprender a vivir en la justa medianía’…” (Mañanera del 8-XI-021).


Los actores de este casorio de relumbrón, fueron, en el papel de contrayentes, dos elevados servidores públicos; como asistentes, alrededor de 300 concurrentes refinados, y con perfil de arbitrantes, la gobernadora de la Ciudad de México y el primer magistrado de la República.


Una frase anónima dice que “El amor es ciego, pero el matrimonio le devuelve la vista”: a los nuevos cónyuges les pasó eso, porque no previeron ceñirse al régimen que sirven, donde la mesura es regla y lo opulento, tabú. Ellos, los nuevos consortes, consumaron su unión y declararon su redoblado amor; a cambio, el desposado (Santiago Nieto Castillo, cuya gestión se califica como exitosa) dejó su importante cargo de titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (IEF), y su esposa, Karla Humphrey Jordán (consejera del INE) quedó sujeta al escrutinio público, cuando su evento realmente fue de orden particular: antes, casi nadie sabía de su primer unión con el panista Roberto Gil Zuarth, valido de Felipe Calderón durante su mandato (2006 a 2012); luego se divorció. Ahora, todo mundo lo comenta y enjuicia.






Hubo otra sacrificada con motivo del casorio que comentamos: la ahora exsecretaria de turismo de la ciudad de México, Paola -Gálico- Díaz Félix, (descendiente del Gral. Félix Díaz, razón por la que se  quitó su primer apellido y, por tanto, también sobrina del célebre dictador Díaz que forjó el Porfiriato) quien, para asistir al multicitado acontecimiento social, se acompañó de un proveedor beneficiado por ella, viajando en un avión privado, donde para su mala suerte, allí se detectaron 35 mil dólares (propiedad del dueño de El Universal, Juan Francisco Ealy Ortiz, crítico acérrimo de la Cuatro T y que, paradójicamente, también asistió al casamiento). Cometió la felicista tres errores: utilizó una aeronave privada, estuvo con un empresario al que favoreció (Alejandro Gou) y viajaba por cortesía de un impugnador de AMLO. Claudia Sheinbaum, gobernante de la ciudad de México, fue implacable y se deshizo de su colaboradora. En la empresa de medios La Octava, se entrevistaron (8 de nov. En contexto) a personas del pueblo sencillo, y todas coincidieron afirmando que la renuncia de la Secretaria de Turismo, estuvo correcta y era necesaria. Vox pópuli, vox Dei.


Ciertamente, con el librepensador francés conde de Mirabeau podemos afirmar que: “El matrimonio es la escuela segura del orden, de la bondad, de la humanidad, que son cualidades mucho más necesarias que la instrucción y el talento”, por lo que nadie debería escandalizarse de que se llevaran a cabo los esponsales que comentamos. Pero algo que debió ser discreto y sobrio, evidentemente, salió al revés.


 La socióloga Ivonne Acuña Murillo, escribió en relación a los ahora esposos y a la dimitente secretaria de turismo chilanga: “¿Es acaso que no acaban de entender que el contexto político ya cambió, que no están en sexenios ni del PRI ni del PAN y que justo la honestidad y la austeridad son los valores por seguir? Más aún, ¿por qué invitar y viajar con una persona cuyo medio se usa para golpear a la actual administración?” Además, seguramente ambos exfuncionarios, no se empaparon de otro valor central para la Cuatro T: la “lealtad”. (Portal Julio Astillero, 8-XI-021).





Los medios informativos se dieron vuelo con este casorio revuelto: “Escándalo por boda tumba a Santiago Nieto”, fue la noticia de primera plana de El Informador. Mural y Reforma, publicaron: “Tumba AMLO a Nieto tras boda y efectivo”. En Milenio, se dijo: “Recién casado, Nieto sale de la UIF y lo releva Pablo Gómez”. En El Heraldo de México, la principal fue: “Relevo en la UIF; llega Gómez”. Muy cruel fue El Sol de México: “Destituyen a Santiago Nieto”. En el diario La Jornada se divulgó: “Santiago Nieto sale de la UIF tras el escándalo de su boda”. Finalmente citamos a El Economista, que informa: “Tras casarse, Santiago Nieto renuncia a su cargo en la UIF; al relevo Pablo Gómez.”


En efecto, el nuevo titular de la UIF es el veterano político de izquierda Pablo Gómez Álvarez, destacado líder estudiantil en 1968, y tras el cruento 2 de octubre, preso hasta 1971. Fue organizador de la protesta que, reprimida el 10 de junio de ese año, se conoce como El Halconazo, o “matanza del jueves de Corpus”. En 1976 se recibió de licenciado en Economía (UNAM) y en 1979, una coalición de izquierda lo llevó a la diputación federal. De 1982 a 1988 desempeñó la Presidencia del PSUM (Partido Socialista Unificado de México). Coadyuvó para crear el PRD, partido del cual fue presidente, tras la salida de AMLO como su líder, en 1999. Diputado local en la ciudad de México, varias veces legislador federal y senador, tiene una vastísima experiencia parlamentaria, semejante a su trayectoria como luchador por la libertad, la democracia y contra la corrupción. Además, es autor de media docena de libros sobre esos temas primordiales.


A pesar de ese currículum singular, o quizás por eso, los dirigentes de oposición actuales criticaron su designación. El panista Jorge Triana, expresó el 10 de este mes, para el diario Reforma: “Ese nombramiento es una terrible noticia, Pablo Gómez es un perfil vengativo, con agenda de rencores personales y nada, nada técnico”. El MC, por voz de Jorge Álvarez Máynez, apuntó: “Deseamos que no se repita el protagonismo desmedido de Santiago Nieto.” Y en conclusión se lee en el portal de noticias INFOBAE: “Para los opositores, el nuevo titular de la UIF es una mezcla de ingredientes de inexperiencia y venganza.” (10 nov.2021). El flamante titular de la UIF, contestó en entrevista con Aristegui: “Nosotros no tenemos necesidad de andar haciendo venganza política… estamos tratando de desmontar el Estado corrupto, eso es lo más importante, mucho más que andar ajustando cuentas”, pero a nadie le tapará ilícitos.


Al respecto, el presidente de la república, luego de afirmar que la renuncia de Nieto fue apropiada e idóneo el nombramiento de su sustituto, manifestó el miércoles retropróximo: Pablo Gómez, “Es un hombre íntegro, honesto, incorruptible. ¿Tengo que decir más?”. Es oportuno recordar que esta designación debe ser ratificada por el Senado, pero nadie duda de que así será.


De esa forma, se continuará la guerra sin cuartel contra la corrupción, con el objetivo manifiesto de apartar plenamente al dinero (capital) de la política, a los empresarios del gobierno. De lograrse, el hecho será igual de trascendente que la separación de la iglesia y el estado, logrado por Juárez en el siglo XIX.


Finalizamos esta colaboración, aludiendo el casorio realizado en Antigua, la romántica ciudad colonial vecina de la metrópoli de Guatemala: Se asegura que, para casarse no se debe ser muy joven, porque se está inexperto; pero tampoco cuando se está muy maduro, casi viejo, porque resulta tardío; pero eso sí, se debe estar lo suficientemente enamorado para aspirar con índice de éxito, a la felicidad. Esos consejos de muchos eruditos, están presentes en el revuelto casorio Humphrey-Nieto, por eso es de desearles la dicha, como lo hizo saber Genaro Villamil, presidente del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano, luego del acontecimiento: Feliz enlace matrimonial del doctor Santiago Nieto y de la consejera Carla Humphrey.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario