jueves, 18 de noviembre de 2021

Les dan donde les duele


 

 

Juan José Ríos Ríos

 

 

Los diputados integrantes de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados y, en sí, todos los legisladores que votaron a favor de los recortes al Presupuesto de Egresos de la Federación, hicieron valer su autonomía, derechos y obligaciones para velar por una mejor distribución y uso de los recursos públicos, al proceder al recorte que de éstos disponen organismos  como el INE, al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, la Fiscalía General de la República y la SEP.



            La reasignación aprobada por un monto de 2 mil 407 millones 400 mil pesos, provienen principalmente del Poder Judicial, que se le recortan mil 130 millones de pesos; del INE, con una disminución de 870 millones de pesos; de la SEP, con una reducción presupuestal de 200 millones de pesos; del Congreso, con una baja en su presupuesto de 100 millones de pesos; de la Fiscalía General de la República, con 71 millones de pesos, y del TEPJF, con un recorte de 195 millones de pesos.


            Las reacciones por esta disposición no se han hecho esperar, principalmente de medios informativos nacionales que se benefician del derroche que de ese dinero público se les destina, y de titulares de las dependencias a las que se dice metieron “tijera”, como el Consejero Presidente del INE, Lorenzo Córdova, pues les reduce sus pretensiones de aumento y se les sujeta al proyecto de austeridad a que se somete el Poder Ejecutivo Federal, causa molestia entre las élites que esos dos mil 407 millones 400 mil pesos se reorienten a los programas de Pensión para Adultos Mayores y para Personas con Discapacidad.





            Y no es para menos el coraje de los vividores encumbrados en lo que denominan “organismos autónomos”, como son, entre otros, los involucrados en estos recortes, porque no se hartan con lo que cobran como salario, cuando los magistrados gozan de ingresos que superan los 400 mil pesos MENSUALES, y personajes como el Consejero Presidente del INE percibe, netos; 169 mil 125. 40 pesos al igual que el Consejero Electoral (cuando menos eso es lo que dice la página oficial del Instituto Nacional Electoral), además, entre otras muchas prestaciones, 14 mil pesos para ALIMENTOS y cuatro mil para celulares.


            Muy recientemente el INE lanzó su convocatoria para emplear personas que deberán atender y preparar los procesos electorales venidos, en donde se ofertan salarios que van de los 16 mil a los 46 mil pesos mensuales, sueldos que no otorgan la gran mayoría de los empleadores de trabajadores que al término de su vida productiva terminan recibiendo una pensión que raya en ofensa, pues los hay quienes reciben mil 400 pesos al mes, aunque hay otros vivos, la Ley de Seguro Social (IMSS), como casi toda legislación, tiene lagunas, que se aprovechan quienes pueden para recibir hasta 45 mil o más pesos.


            En su convocatoria el Instituto Nacional Electoral invita a los ciudadanos interesados en participar en el proceso de selección y designación de los Consejeros Presidentes y Consejeros Electorales de los Organismos Públicos Locales de Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Campeche, Chihuahua, Ciudad de México, Coahuila, Colima, Durango, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Estado de México, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz, Yucatán y Zacatecas. Ahora uno se da cuenta del porqué esos cargos son tan peleados y otorgados a favorecidos del sistema corrupto imperante.


            El INE “invierte” dinero público en presuntas tareas para “fortalecer la cultura democrática, la igualdad de género y la inclusión, también para la gestión y evaluación administrativa y cultural del servicio público, fortalecer los mecanismos de actualización de los procesos registrales, el acceso a la información y protección de datos personales y para fortalecer la equidad y legalidad en el sistema de partidos políticos, y en estas tareas de “fortalecimiento” se gastan muchos millones de pesos y en la práctica no se reflejan en nada positivo, sólo una erogación onerosa que el Instituto incluye en su proyecto de presupuesto para cada que haya elecciones se le otorguen recursos públicos, sino, júzguelo usted.




 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario