viernes, 12 de noviembre de 2021

Tianguis pierde su función social




  

Juan José Ríos Ríos

 

 

Una buen parte de los comerciantes del Tianguis Municipal “Benito Juárez”, de Ciudad Guzmán, han ido más allá de vender productos de calidad por el costo a que los entregan a sus clientes, pues se han dedicado a ofrecer mercancías a precios de primera con productos casi desechos de huertas de las que algunos se surten, por lo que en buena parte el mercado más grande y concurrido de la Región sur, pierde su esencia, que debiera ser vender bueno y a precio justo.




            Es bien cierto que a nadie se obliga ir de compras al tianguis, y mucho menos consumir los productos que allí se exhiben, y aunque todavía hay comerciantes que no han bajado la calidad y el surtido de sus mercancías, lo deseable y en razón del precio a que se ofertan frutas, verduras y otros productos comestibles, que cuando menos sean de una mejor calidad para que sus clientes no se sientan defraudados a consumir la compra cuando ésta está “pasada”, como suele suceder con las sandías y hasta el mismo papayo.


            En este aspecto, bueno fuera que las autoridades municipales promovieran el establecimiento o la apertura de nuevos centros de comercio, tipo tianguis, que aunque los hay en calidad de venta callejera en algunas colonias, quienes así comercian se surten de productos en el citado tianguis, por lo que hay muy pocas posibilidades de comprar calidad y al precio que ésta representa, y a veces está más caro que en el mismo tianguis municipal.





            Vender productos caros y con vicios ocultos es un fraude, afecta la economía del consumidor, sin que nadie pueda defenderlo. Además de ello, el tianguis municipal de Ciudad Guzmán deja mucho que desear en cuanto a orden y limpieza, los días que opera, principalmente los domingos, sus andadores centrales se llenan de cajas, triciclos, de mercancía que debiera estar en exhibición en el espacio que tiene el comerciante, así como de personas que ofrecen productos de manera insistente y que generalmente no va el consumidor a buscar.


            Muchos años han pasado desde que este tipo de comercio se estableció en el sitio que se ubica. Con el paso del tiempo y por varios gobiernos, se han hecho algunas mejoras en favor de los comerciantes, pero en sí algunos de éstos no han hecho mucho por mejorar el aspecto de su negocio, no pasa de ser un espacio abarrotado de estorbos, sucio y de pobre aspecto, no es digno de los propios tianguistas ni de sus clientes.


            La competencia siempre tiende a mejorar, y para que se mejore el contenido, el estado y condiciones del tianguis municipal de referencia, requiere de esa competencia, por lo que sería deseable que se promoviera la creación de nuevos centros de venta de frutas de temporada, de verduras y otros comestibles, en otros puntos de Ciudad Guzmán, la población ha aumentado y los sitios para comprar bueno, a precio justo, no los hay.


            Sin duda que el comercio y sus precios, va en razón de la demanda e incluso hasta en la existencia o surtido de la mercancía o de los productos que consumen las personas, los clientes pero, ya en estos momentos, se necesitan nuevos puntos de consumo, la gente va a donde encuentra mejor calidad y mejor precio, una mejor atención y una mayor limpieza y orden, se requiere que ya se dé el salto que la ciudad y su gente merece, y no se siga comerciando, caro, malo, en el desorden y falta de limpieza, que la dignidad del consumidor y del vendedor, merecen.

           

No hay comentarios.:

Publicar un comentario