jueves, 5 de noviembre de 2020

La atención y TDAH. EP-NEE

 



 

Sandra Gómez

 

  Estimado lector, en esta ocasión retomo el tema de la atención, y su relación con el trastorno (T) por déficit (D)de atención(A) e hiperactividad (H)=(TDAH). Educar a niños con necesidades educativas especiales (NEE) es parte de la pedagogía especializada, en el que los docentes deben prepararse y educar al sujeto NEE y a sus cuidadores; como ya he explicado en la serie de artículos para educación NEE, las personas quienes rodean al sujeto en las primeras etapas de escolarización son determinantes para fortalecer su autoestima y motivarle a que alcance su mayor potencial como estudiante.



De acuerdo al Diccionario de las Ciencias de la Educación para la pedagogía “se entiende por ATENCIÓN a la función mental por la que nos concentramos en un objetivo. Su base es cognoscitiva y también afectiva. En general se puede afirmar que es directamente proporcional a la motivación. La atención es el primer factor que influye en el rendimiento, el cual depende de la fuerza de concentración. La posibilidad de relacionar lo ya conocido el interés y la vivacidad, ayudan a una mejorada atención en el estudio” (pp.147-148).


La forma de abordarlo es lograr que el estudiante aprenda a estudiar, enseñándole técnicas que le indiquen ¿Cuándo?, ¿Dónde? y, ¿En qué forma física debe realizar su trabajo de estudiante? Además de sensibilizarle, acerca de la importancia de su oficio como estudiante; es decir llevarlo a que internalice el papel que juegan sus acciones, el tiempo que debe invertir para aprender. Desde luego requiere esfuerzo y quienes le rodeamos debemos mostrarle las recompensas del estudio. El fin último debe ser que aprenda a aprender por sí mismo, y para ello debe encontrar una motivación interna; así que aprender técnicas para la motivación también son de apoyo. 


Las personas en general y los estudiantes con TDAH en lo particular deben conocer y hacer hábitos para favorecer los ambientes enriquecidos para el aprendizaje; por ejemplo, deben contar con horarios específicos, respetarlos incluyendo los espacios de descanso, esto es lo que se llama la distribución del tiempo para el estudio apoyado por un reloj con alarma (cronómetro). Además, debe tener pre-seleccionado un lugar idóneo para realizar sus trabajos escolares, esto es libre de distractores y con todo el material necesario (no de mas, únicamente lo que necesita), con adecuada ventilación, a una temperatura ideal (sin exceso de frio o calor); el estudiante debe tener un lugar despejado para el descanso; y otro espacio con sus distractores (por ejemplo, el patio con la bicicleta). 





Como se lee en la definición, la parte cognoscitiva está afectada en mayor o menor grado en las personas TDAH, sin embargo, la motivación es importante para la atención, esta es un catalizador y tiene una base afectiva. En ocasiones anteriores he escrito sobre las emociones en el proceso de enseñanza aprendizaje, bien, en personas TDAH esto es clave; se debe prestar mucho interés por parte de los guías ya sean profesores o tutores, atender de manera oportuna las emociones del estudiante y llevarle a una emoción adecuada para el sujeto NEE es un factor clave; ninguna persona aprende si está bloqueado por sus emociones.


Seleccionar, priorizar los contenidos es una de las funciones de los docentes. El Proceso conductual y cognitivo de concentración selectiva en un aspecto discreto de la información ya sea considerada objeta o subjetiva mientras que se ignoran otros aspectos perceptibles. De aquí la importancia de evitar distractores, el descanso, el horario y el lugar idóneo para estudiar.


Para un estudiante NEE, con una asignación de recursos limitados de atención, es importante jerarquizar la información. Todos los días recibimos PAQUETES DE INFORMACIÓN, y de toda esta información existen unas más importantes o relevantes para la materia que estemos cursando. La atención es necesaria para aprender cualquier tarea que se desee realizar, esto es requiere de un proceso previo de atender lo que se nos encomienda. La atención es una habilidad que se debe educar para que los periodos de tiempo de atención sean cada vez mayores.





Considero que una forma de verlo sería que por cada año de edad del estudiante se suman 10 minutos; por ejemplo, un niño de diez años podrá prestar atención por 20 minutos y si cuenta con un entrenamiento previo esto se incrementa. Un adolescente de 16 años únicamente tendría 26 minutos; un adulto de 30 años tendría 40 minutos, hasta llegar a los 50 minutos sin descansos intermedios; cuando se hace una distribución con descansos estos tiempos se incrementan siempre y cuando el estudiante este motivado y cuente con técnicas adecuadas para retomar la tarea. En fin, las clases sirven para modelar la atención; los docentes en sus planeaciones incluyen los tiempos de relajación y concentración a las actividades además de incluir y acercar los materiales para la práctica.


Con esta explicación quiero recordar la importancia de las revisiones médicas antes de los 18 meses y la inclusión al preescolar; los maestros tienen entre muchas de sus funciones la de motivarlos y con la exposición a clases sus periodos de atención se incrementen. La curiosidad, es un excelente ingrediente para mantener la atención; otra idea excelente para aumentar los periodos atencionales que pueden poner en práctica en casa los cuidadores son las narrativas, “contar cuentos” y pedir que nos digan ¿qué entendieron?, ¿quiénes eran los personajes?, ¿que harían en esa situación?; esta actividad sistematizada puede duplicar los periodos atencionales. Un buen maestro siempre aprovecha al máximo la técnica narrativa.


Cada persona es distinta e influyen factores internos y externos para la atención, por ejemplo, los distractores que pueden venir de la ropa del maestro, de las figuras de las paredes, de las cortinas, del clima, de los sonidos y ruidos de los compañeros o vecinos, etc., de los distractores internos como el sueño, fatiga, hambre, estrés, además de los factores bioquímico del cerebro como lo que presentan los niños con TDAH.


Atienda a sus hijos y alumnos, enseñarles a prestar atención, cubriendo todos los factores externos y enseñándoles a concentrarse en una tarea o actividad a la vez, delimitar los periodos de trabajo con instrucciones precisas y un cronómetro, ayudan a formar una mente disciplinada. Evite distractores como el tener ganas de ir al baño o tener hambre.


Organice sus labores, de tal forma que cubra sus necesidades de alimentación, sueño y salud en general, y acérquese todo el material que requiera la actividad incluidas en las instrucciones, de tal suerte que no tenga distractores. El reloj cronómetro debe ser su amigo y se debe respetar. 


En lo general se recomienda que por cada 20 minutos de trabajo deje 10 para otra actividad, como tomar agua, picar fruta, semillas y nueces (en poca cantidad, media taza de alguna). No coma demasiado que eso ocasiona sueño; ni ingiera grasa que eso retrasa la digestión y afecta los periodos de atención (distrae a tu mente).


Una estrategia que les puedo compartir para estudiantes universitarios adultos, que me dio resultado fue realizar en el pizarrón un mapa mental de la clase, los alumnos iban llegando al salón y empezaban a transcribir el mapa mental / conceptual una vez terminado empezaba a explicarlo siguiendo el orden y escribiendo o dibujando detalles. A los alumnos se les formo el hábito y con esa información podían recordar la clase y realizar la narrativa, a manera de ejercicio de redacción semanal; el ir escribiendo tenía como propósito traer sus pensamientos al aquí y ahora de la clase, tomar nota y ampliar lo que fuera necesario para cada quien. Algunos empezaron a tomar fotografías y no anotar, ASÍ NO FUNCIONA les decía, pero en fin a algunos no les gusta tomar notas tienen un estilo predominante auditivo y el resultado en las narrativas semanales se hacía notar, al final del semestre no lograron el nivel de producción de quienes hicieron lo propio.


Las neurociencias apoyan la idea de que la atención debe ser educada y que el tomar buenos apuntes es clave para fijar información y convertirla en conocimiento. No dejes para mañana lo que debes hacer hoy, así es cada clase, y a pesar de que te compartan una imagen con el mapa de la clase, la falta de interacción pone en desventaja a ese alumno con respecta quienes si asistieron e hicieron su parte.


Hasta la siguiente historia de vida, comenta, comparte y disciplina tu mente. Dra. Sandra Gómez Patiño.

 




 

 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario