miércoles, 22 de septiembre de 2021

Doscientos Años de la Consumación de la Independencia de México.


 

J. Jesús Juárez Martín

 

 

Con el fusilamiento del Sr. Cura José María Morelos y Pavón en 1815, la lucha por la independencia decayó, quedando sólo grupos de Insurgentes que atacaban y se ocultaban, practicando lo que se conoce como Guerrilla, así permanecían los movimientos aislados de los restos de tropa de Don Guadalupe Victoria y los perseverantes los de insurgentes comandados por Vicente Guerrero.



En España desde la invasión francesa y abdicación de Carlos IV a favor de Fernando VII, no pudo ejercer su soberanía ni en la propia Península y las Cortés de Cádiz, fueron apoyadas por los liberales.  


El Rey Fernando VII sostenía una lucha en contra de los liberales que habían apoyado la Constitución de Cádiz, por lo que, en 1820, éstos se levantaron en armas y lucharon para que se reconociera dicha Constitución liberal, con esta realidad el Rey español aceptó el establecimiento de la Carta Magna de las Cortes, con voz y voto, haciendo que en los territorios de la Nueva España los criollos retomaran la lucha por la Independencia de México. 


El año de 1821 había empezado de una forma peculiar en lo referente a la guerra por la independencia. En la zona del actual estado de Guerrero, el Coronel Agustín de Iturbide trato de derrotar a Vicente Guerrero sin éxito, quien prefirió cambiar de táctica, Guerrero aceptó encontrarse con Iturbide no perdió tiempo y planificó sus acciones. El 10 de febrero, en la aldea de Acatempan los rivales se entrevistaron, el 24 de febrero, en Iguala Iturbide proponiendo la alianza de los dos ejércitos, Don Vicente Guerrero, insurgente, en nombre de todo el movimiento para la Independencia, aceptó la proposición de alcanzar la Independencia de España, para ese tiempo Don Agustín era un convicto ante los ojos del Virrey.





El 24 de febrero de 1821, se reunieron en Acatempan, Gro., donde establecieron los fundamentos para firmar el Plan de Iguala, reconociendo la deseada Independencia, con la alianza de los Ejércitos, Realista e Insurgente, se pedía la Independencia en nombre de todo el movimiento insurgente y la propuesta de los realistas la sugerían, teniendo como única la Religión Católica,  la Independencia, la Unidad y la Religión fueron las Tres Garantías, plasmadas en la Bandera Trigarante de franjas diagonales: Blanco, Verde y Rojo.


Otros Insurgentes se sumaron posteriormente al Plan, a otros se les tuvo que convencer, porque si ellos se ocupaban de luchar por la Independencia, ahora, se las ofrecían adhiriéndose al citado Plan; algunos otros, hubo necesidad de convencerlos.

Fernando VII envío a su representante con la designación de Virrey en agosto, al llegar a Veracruz lo encontraron Vicente Guerrero y Don Agustín y le comunicaron que nación mexicana, era independiente de España y tendría una Monarquía Constitucional.


El 24 de agosto de 1821, fueron firmados los Tratados de Córdoba, pacto con el que la Nueva España sello su independencia, luego España rechazó los Tratados de Córdoba y la capitulación que había firmado Juan O‘Donojú al Ejército Trigarante que buscaba instalarse en la Ciudad de México e iniciar su gestión de nuevo Imperio Mexicano.


El Ejército Trigarante entró triunfante a la Ciudad de México el 27 de septiembre de 1821, dando así por consumada la lucha de independencia, firmando al día siguiente el Acta de Independencia.


Difícil y turbulenta, la consumación de la Independencia, pero las circunstancias de España y la lucha por la independencia de los mexicanos, permitieron ser un país independiente, aunque su historia siga viviéndose con desacuerdos, no siempre resueltos a favor del pueblo mexicano... pero eso es otra historia...

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario