viernes, 17 de septiembre de 2021

Lesiones en la piel es uno de los síntomas que puede aparecer o exacerbarse posterior a COVID-19


 

El Volcán/SSJ

 

 

La enfermedad por el virus SARS-CoV-2 requiere de manejo multidisciplinario, indispensable para quienes presentan afecciones que pueden extenderse hasta varios meses después de que la infección desapareció. Entre estos síntomas se encuentran las manifestaciones cutáneas de COVID-19 en los pacientes


            El coronavirus produce un proceso inflamatorio multisistémico en que se ha demostrado que la piel también es afectada al igual que otros órganos del cuerpo, el grado dependerá de cada persona en particular, informó el dermatólogo del Hospital General de Occidente (HGO), Ricardo Cárdenas Membrila.

            En entrevista durante para la emisión radiofónica del programa “Hospital Zoquipan”, el profesional señaló que en los pacientes con COVID-19 puede producirse un agravamiento de las lesiones cutáneas previas y es posible la aparición de reacciones alérgicas a los tratamientos empleados.

            “Las manifestaciones en la piel pueden ser por ampollas, erupciones de tipo alergia, enrojecimiento o que se enronchen, interacción del virus con nuestras defensas y lo que está pasando es esa interacción arroja dichas lesiones en la piel, pero es importante que se recaben datos para saber si es o no COVID-19, lo que lo está provocando”, precisó el experto.





            El funcionario agregó que “la infección por coronavirus predispone a tener coágulos, predispone a tener trombos, que nos habla de que le paciente se puede poner grabe y presentar embolias, lo que ocurre con el propio virus. Se puede manifestar como una flebiltis, lo que dependerá del organismo de cada persona”.

            El tratamiento será dependiendo de las manifestaciones que presente cada caso en caso de tener comezón o presentar inflamación o trombo. “No hay un tratamiento estándar, dependerá del problema de cada paciente para brindarle un adecuado tratamiento”, dijo Cárdenas Membrila.

            “Otras consecuencias que pueden aparecer después de estar pasando por una enfermedad grave es la pérdida de cabello por la debilidad del folículo y que normalmente se recupera posteriormente al desagradable evento de salud”, apuntó.

            Asimismo, algunos pacientes afectados por COVID-19 sufren la aparición de llagas en el cuerpo, debido al haber largo tiempo en la cama del hospital sin poder moverse mucho, y esto ocurre por el propio peso del paciente que genera daño a la piel.

            Por otro lado, el personal de salud está presentando lesiones en la piel que pueden derivarse del uso de los equipos de protección para la atención de los enfermos.





            “Profesionales de la atención de la piel de todo el país están detectando la aparición de alteraciones dermatológicas en cualquier zona de la piel que justo coinciden con infección por COVID-19”, señaló el médico.

            El dermatólogo invitó a tener mucho cuidado con todo lo que se toma y se unta en la piel, siempre se debe recurrir con el dermatólogo para tratar cualquier problemática de la piel y cabello.

       

No hay comentarios.:

Publicar un comentario