miércoles, 22 de septiembre de 2021

Aumentarán la producción de limón certificado

 


 

El Volcán/Sader

 

 

Con el fin de responder al reto de mejorar el entorno sanitario del limón presa, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER Jalisco) reforzará su producción de plantas certificadas, lo que también responderá a la demanda de árboles que se requieren en nuevas plantaciones o apoyar a las que ya existen. 



Así lo comunicó el responsable del despacho de la secretaría estatal, Salvador Álvarez García, quien destacó que, en esta vertiente, el Centro de Desarrollo Frutícola Tomatlán operado por esta dependencia, seguirá concentrado en acreditar su certificación ante el Servicio Nacional de Sanidad e Inocuidad Alimentaria (SENASICA), para que continúe como espacio confiable en la reproducción de germoplasma de limón persa.     


Hizo mención el funcionario que, con ello, la SADER Jalisco apoyará el entorno de un producto de gran dinamismo en el campo jalisciense en los años recientes, lo que ha puesto a la citricultura estatal como referente en el mercado nacional e internacional.


Al respecto, el titular saliente del Consejo de Sanidad Vegetal del Estado de Jalisco (CESAVEJAL), David del Toro, expresó que afortunadamente también se ha avanzado con el establecimiento de varios viveros privados que venden plantas certificadas.





También hizo notar que se requiere vigilancia de las autoridades competentes, particularmente de SENASICA, para que se corrobore que las plantas que se venden en realidad sean certificadas, de modo que se compruebe que hay correspondencia entre la capacidad de producción de un determinado vivero, con el número de plantas que se facturan al público. 


Del Toro también hizo mención de que el dinamismo mostrado por el limón persa en el medio rural jalisciense, se ha visto con su penetración en distintas regiones de la entidad, como la Norte, Sureste y Lagunas, donde suelos no aptos para las berries y los aguacates sí se han observado como propicios para este cítrico.


            Un ejemplo en este contexto es el proyecto piloto de inducir la producción de limón persa en la Región Norte de Jalisco, que ha dejado buenas señales a más de un año de haberse establecido las 21 hectáreas en el municipio de Bolaños, lo que fue motivo de un Programa de Desarrollo Territorial (Prodeter). 


El productor citrícola de San Martín Hidalgo, Justo Camacho, resaltó que el reto de la utilización de plantas certificadas cada vez es más apremiante para enfrentar el impacto de varios patógenos, como la Diaphorina (organismo transmisor de la plaga dragón amarillo), y el piojo arenoso, entre otros organismos muy agresivos contra los limones.   


No hay comentarios.:

Publicar un comentario