lunes, 13 de septiembre de 2021

Barragán regresa a las colonias


 

 

Juan José Ríos Ríos
El Volcán/Guzmán

 

 

Alejandro Barragán Sánchez, Presidente Municipal electo en Zapotlán el Grande, está activo visitando colonias de Ciudad Guzmán para dialogar con sus pobladores y, junto con ellos, definir las obras y los trabajos que más se requieren en sus comunidades y que se compromete a realizar en los primeros cien días de su gobierno, lo que debe de contabilizarse seguramente a partir del primero de octubre próximo que entra en funciones.



        

    Este reencuentro con la sociedad y en la que se hace acompañar de algunos de sus colaboradores e integrantes de la planilla que él encabeza, pone de manifiesto su propósito de gobernar con la gente y de invertir recursos públicos en obras consensuadas, necesarias y decididas o considerando la opinión de quienes asistan a las reuniones de diálogo a las que convoca, lo que marca un nuevo estilo de trabajar y servir a los demás.


            Las diferencias que se palpan de esta forma de adelantar el trabajo a realizar en los próximos tres años de su administración estriban en que antes de tomar el poder vuelve con la gente, dialoga y acuerdan qué hacer en el futuro cercano. El reencuentro que algunos otros alcaldes practicaron en su tiempo casi siempre consistió en volver trabajar y en su tiempo, mediante organizaciones de vecinos, creadas al gusto y al interés del gobernante en turno.


            Con esta práctica Barragán Sánchez, sin duda, la gente estará más conforme al ser tomada en cuenta y que el acuerdo no sea entre la autoridad o su representación en las colonias las que decidan sin que pueda representar el interés general, una forma más práctica que tal vez no deje contentos a todos, pero que posibilitará reforzar las acciones que el futuro gobierno deberá emprender por todo el municipio, cubriendo necesidades más reales o resolviendo problemáticas que beneficien a más personas.





            Sin duda que hay mucho por hacer en toda Ciudad Guzmán y el municipio mismo, pero, conociendo y consensuando con la gente, a tiempo y de frente, los pasos o acciones que se tomen y emprendan tendrán más certeza en lo que se haga con los recursos propios y los que se puedan obtener vía gestión ante las instancias estatales o federales, porque está visto que el presupuesto propio no alcanza para mucho y lo que menos se ha hecho es gestionar recursos para resolver necesidades urgentes, que los ciudadanos reclamen o requieran para vivir mejor.


            Este reencuentro con la gente, toda, la que atienda los llamados, tiene en el fondo otro mensaje sin duda que, desde nuestro muy particular punto de vista tiende a empoderar, a hacer saber a los ciudadanos que es a ellos a los que se debe de servir, trabajar en sus necesidades como parte de esta comunidad, que no decidan por ellos y que sólo se hagan obras que, tal vez, mejoren el aspecto visual de sus colonias o barrios, pero que no están en el rango del beneficio colectivo y sin duda de impacto en la forma de vivir y convivir.


            Si el proyecto del alcalde electo es tener una lectura, una información y un resultado más real para implementar su plan de acción por los próximos tres años y éste se cumple cada cien días, seguramente le ajustará el tiempo y  los recursos para invertir mejor, para trabajar en lo que la gente plantea y de acuerdo a las necesidades más generales de la población, proyecto que debe reforzar con acciones en otras áreas de la administración municipal para que en la ciudad y en el municipio mismo haya más orden, tranquilidad, progreso y bienestar, se está a tiempo para corregir vicios que se han venido arraigando en las costumbres sociales, por el desinterés que al respecto han mostrado gobiernos del pasado.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario