jueves, 16 de septiembre de 2021

Descuidos del gobierno municipal

 



Juan José Ríos Ríos

 

A tres semanas de que entre en funciones la nueva Administración Municipal que gobernará a Zapotlán El Grande por los próximos tres años, cuando el alcalde electo, Alejandro Barragán Sánchez ha estado dando a conocer los primeros pasos que con este objeto ha venido dando, como lo son la entrega recepción de la administración saliente, y la integración del equipo de colaboradores que ocuparán cargos como funcionarios públicos, es conveniente señalar las fallas u omisiones en temas considerados como obligados a prestar a la población en general.



            Sin duda que Ciudad Guzmán ha crecido en número de colonias y habitantes que la pueblan, con ello ha quedado de manifiesto que la zona urbana adolece de servicios más eficientes en temas de vialidad, alumbrado y aseo público, mantenimiento y mejora de áreas verdes o recreativas y, sin la menor duda posible, de las calles y avenidas que están en la actualidad muy deterioradas en un muy alto porcentaje también.


            Y aunque todo urge, lo es más el tema de la movilidad o vialidad, no hay orden en calles y avenidas, todo mundo hace lo que quiere y con ello se generan accidentes, obstrucciones en el tránsito vehicular porque persiste la costumbre de estacionarse en doble fila, sobre banquetas, en esquinas muy cerradas anulando la visibilidad de los demás conductores y, sobre todo emprender medidas para evitar que motociclistas y ciclistas se expongan a lo tonto y comprometan con sus zigzagueos o transitando en sentido contrario a los conductores de vehículos.





            También hace falta un mejor sistema de semaforización y la señalización de las calles, que estén visibles y legibles, un nuevo estudio para la operación del servicio urbano, eliminar paradas para subir o bajar pasaje en espacios reducidos, tapando cocheras o en avenidas con mucha carga vehicular y hasta con la presencia de las mal llamadas ciclovías, como sucede en la Avenida Juárez, que ya no circulen para recoger pasaje en la misma vía por autobuses de servicio foráneo, etc.


            El futuro alcalde enarboló en su campaña en busca del voto ciudadano su propósito de anular las concesiones a particulares de los servicios públicos de aseo y alumbrado público, no sólo por onerosos para el erario municipal, también porque no se realizan en la forma convenida y en la calidad prometida, las quejas ciudadanas son constantes en tal sentido y quienes las posibilitaron nunca atendieron ni reclamos y mucho menos exigieron el cumplimiento de los contratos. Pronto se sabrá que hará Barragán Sánchez al respecto.


            En su proyecto de gobierno, el alcalde electo tiene como meta mejorar la administración pública con ahorros en el gasto o nómina, objetivo que está trabajando con el apoyo de las dirigencias de los dos sindicatos de servidores públicos, pues busca hacer realidad el servicio público de carrera, incorporando gente sindicada a cargos administrativos hasta ahora negados, lo que sin duda obligará a quienes se les otorgue esta distinción a esmerarse en el desempeño de sus futuras obligaciones.


            Es aquí donde el debido cumplimiento de las prestaciones de servicio en el mantenimiento y mejora de áreas verdes y de las vialidades, cuando se podrá ver una mayor y mejor dedicación de los titulares de ambas necesidades que corresponden a una misma dependencia de la administración municipal, como lo es la Dirección de Obras Públicas. Habiendo una buena cabeza y dedicada a no descuidar detalles y servicios, seguramente que los espacios públicos considerados como áreas verdes o de recreación y el estado que guarden las calles y avenidas, tendrán mejor suerte de lo que se ha recibido en los últimos años.


  

No hay comentarios.:

Publicar un comentario