sábado, 17 de octubre de 2020

Los NINIS, un dialogo con Albert Einstein



 

 

Sandra Gómez

 

  

Estimado lector, como la mayoría de mis conocidos, no tuve la oportunidad de hablar con el reconocido científico Albert Einstein, sabemos por sus biógrafos que además de sus publicaciones científicas, era una persona sensible, es decir un Ser Humano muy desarrollado que en sus exposiciones podía explicar con palabras simples los misterios más complejos del universo, ¿Y que más complejo que entender a una persona que ni estudia, ni trabaja y vive de los demás? con esto en mente les comparto mi dialogo imaginario en entrevista con Albert Einstein, y comunico el fragmento de la conversación sobre el tema de los NINIS, respondido a través de las frases se le atribuyen a esta mente brillante.

 

  ENTREVISTA al Dr. Albert Einstein (E), por la Dra. En Ciencias de la Educación Sandra Gómez (G).

 

  Muy buenas tardes, Doctor Einstein, mi nombre es Sandra Gómez, le hemos invitado a hablar sobre un problema que nos aqueja a muchos padres y maestros. En nuestros días, a algunos padres de familia de adolescentes, nos cuesta trabajo lograr que nuestros jóvenes se “activen”, con esto quiero decir que se alejen de la tecnología para realizar tareas cotidianas (…), leí que usted dice que E: “desgraciadamente la tecnología se ha puesto por encima de la inteligencia humana”, y hoy creo que el abuso en el uso de las tecnologías les distrae de VIVIR. Quisiera empezar por compartirle que la idea de esta entrevista surgió después de haber leído una frase de usted que dice: E: “es en los problemas donde se esconden las oportunidades”. Me gusta pensar que con sus conocimientos nos pueda ilustrar (…).





  G: ¿Qué le diría a un joven que no desea asistir a la escuela? E: “no todo lo que cuenta puede ser cuantificado, y no todo lo que puede ser cuantificado cuenta”. Es importante ir a la escuela, pero es aún más importante “no dejar de hacerte preguntas”. Además, le diría a usted que no únicamente en el colegio se aprende, se aprende a lo largo de la vida y no debemos dejar de hacerlo, la educación es un producto de todas nuestras vivencias; E: “La educación es lo que permanece después de haber olvidado lo que uno aprendió en el colegio”. Los jóvenes deben entrenarse para usar adecuadamente su cerebro, aquí la escuela es el camino corto; E: “No son muchas las personas que miran con sus propios ojos y piensan con su propio cerebro”.


            G: ¿Tiene algún consejo para padres y maestros quienes deseamos que nuestros hijos y alumnos, no únicamente se sigan preparando académicamente, sino que sean capaces de ser productivos y generar sus propios recursos económicos? Hazles saber que: E: “La vida que realmente merece la pena vivir es aquella en la que te entregas incondicionalmente a los demás”. Asimismo, recuérdales que E: “la vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa”; invítale y modela en él o ella que no sea una de esas personas. Como padre le pediría que recuerde usted como mantener el equilibrio entre lo que dice con palabras y lo que demuestra con acciones; E: “la vida es como montar en bicicleta. Para mantener el equilibrio hay que pedalear hacia delante”; edúquese lo suficiente y actúe lo necesario; su hijo le necesita como ejemplo y guía.


            G: ¿Cree usted que quienes ni estudian, ni trabajan hacen un mal a la sociedad? E: “La sociedad avanza al ritmo de nuestros pensamientos, por lo que, si quieres cambiar la sociedad, primero debes cambiar tu forma de pensar”; una persona sin voluntad deja de ser (…).






             G: ¿Qué puedo hacer como maestra para que mis alumnos den valor a lo que hacemos en la escuela? Creo que, si asisten al Colegio, ya tiene muchos puntos a favor…algo hay ahí dentro que le hace asistir; pueden ser los amigos, amigas o lo que vive. Más bien yo le preguntaría a usted, ¿qué hace para que el adolescente permanezca en las clases? E: “Un buen maestro sabe cómo despertar la curiosidad y la imaginación en sus pupilos”.


 G: ¿Me podría dar alguna sugerencia para ser mejor maestra? Comienza por ti misma a cambiar, E: “si no eres capaz de enseñárselo a un niño pequeño, significa que ni tú mismo lo comprendes”. Domina lo que deseas enseñar, tu nivel de comprensión del tema te permitirá expresarlo de manera simple y clara, con tu mente despejada podrás encontrar las palabras adecuadas dependiendo de la situación y el nivel de tu audiencia. Le invitaría a reflexionar sobre su quehacer (…), E: “una persona es mortal, pero sus ideas, permanecen después de partir a mejor vida, esas son inmortales”. Como Docente cambias vidas E: “no trates de triunfar sino de aportar valor a la sociedad”.


             G: ¿Desea agregar algo más a los padres y maestros? E: “Comienza a manifestarse la madurez cuando sentimos que nuestra preocupación es mayor por los demás que por nosotros mismos”. Algunos padres necesitan madurar y algunos maestros solo necesitan actuar.


 Hasta la próxima. Comenta y comparte. Dra. Sandra Gómez Patiño.

 


 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario