lunes, 19 de octubre de 2020

Ejercicios y tareas, ¿Cómo diferenciarlas?



 

Sandra Gómez

 

Estimado lector, es de suma importancia presentar al alumno la diferencia entre ejercicios y tareas. En esta ocasión deseo compartir esta reflexión que no por ser simple deja de ser importante dentro del proceso de enseñanza- aprendizaje.



De acuerdo al diccionario la tarea es sinónimo de actividades escolares o deberes escolares (p.1326).  Actividades escolares; forman parte de la programación escolar cuya finalidad es proporcionar la oportunidad de vivenciar y experimentar hechos o comportamientos tales como pensar, adquirir conocimientos, desarrollar actitudes sociales, integrar un sistema de valores, conseguir determinadas destrezas o habilidades específicas.  Estas son seleccionadas con antelación por el docente a cargo y organizadas secuencialmente en orden de progresión e integración, tomando como base el objetivo específico para alcanzar según sea la disciplina. Las actividades escolares se organizan según su momento o fase del aprendizaje, por ejemplo: 1. Actividades (a) de información o preparatorias; 2.a. de planificación y organización de materiales y procedimientos; 3.a. del aprendizaje propiamente dicho; 4.a. de investigación; 5.a. de fijación; 6.a. de recuperación; 7.a. de aplicación; 8.a. de recapitulación; 9.a. de sobre- aprendizaje; 10. Actividades de integración. A las actividades escolares se les considera sinónimo de trabajo escolar (pp. 40-41).


Deberes escolares. En sentido estricto se le llama tarea al conjunto de obligaciones de un escolar (…). En didáctica en su lenguaje usual, los deberes escolares son las tareas para realizar en casa. Debe tener las siguientes características: 1. Tener una RELACIÓN DIRECTA con el trabajo escolar realizado; esto es que su función sea para ampliar, o reforzar un conocimiento que a su vez permita una recuperación de la información; 2. Debe hacerse bajo el entendimiento de un TRABAJO AUTÓNOMO; 3. Debe ser adecuada al educando (individual), de acuerdo edad, circunstancia física, circunstancias ambientales y otras particularidades del alumno; 4. Que sean MOTIVADORAS Y ATRAYENTES; 5. Que sean preparadas con antelación por el docente. Es decir, forman parte de la planeación didáctica (p. 359).





Trabajo escolar. En didáctica se considera al trabajo escolar como la parte central o nuclear del proceso enseñanza- aprendizaje. De acuerdo con A. Maíllo, el trabajo escolar se puede realizar individualmente o en grupo, en función de la actividad y los objetivos que se persigan: 1. Macro-grupo; 2. Micro-grupo; 3.  Trabajo escolar Individual.  Algunos objetivos para los que se aplican son: el macro-grupo brindar información, fomentar una actitud activa y receptiva; mas sin embargo la interacción entre los alumnos se ve reducida al mínimo.  El micro-grupo; permite la discusión para profundizar los temas que se expusieron en el macro-grupo. En este caso se da mayor cooperación entre el profesor y los alumnos, a la par de la interacción entre el alumnado. El trabajo individual, se utiliza en aquellos casos en que los objetivos son la investigación personal, el diagnostico, la corrección de alguna dificultad para el aprendizaje, el desarrollo de la originalidad del alumno (pp. 1361-1363).


Corrección de trabajos escolares. Se le llama así a la actividad que consiste en revisar y valorar los ejercicios y trabajos escolares realizados por los alumnos en clase o deberes escolares realizados en casa. Antes de cualquier tarea de corrección, el profesor habrá explicado y aclarado bien los conceptos o contenidos y suministrado a los alumnos las instrucciones claras y precisas sobre la forma de realizarlas, actuando así según el método preventivo. A pesar de ello es inevitable que algunos alumnos cometan errores que es preciso corregir con la finalidad de CONTROLAR EL PROCESO de aprendizaje, ayudarles a superar sus dificultades, motivarles, estimularles y evaluar en forma continua sus realizaciones. En la corrección (c) de trabajos escolares se puede utilizar la siguiente técnica: 1. HETEROCORRECCIÓN, realizada por el profesor, bajo las siguientes normas: a) evitar ridiculizar o descartar al alumno que comete faltas; b) propiciar la reflexión del alumno sobre sus propios errores comparando lo que hizo, contra lo que debió hacer; 2. AUTOCORRECCIÓN, siguiendo lo planteado en grupo por el profesor, forma parte de la enseñanza programada; 3. c. COLECTIVA, el propio alumno se autocorrige, puede hacerlo escuchando las indicaciones orales o escritas de otro alumno, un mentor, o el maestro; 4. c. MUTUA, por medio del intercambio de trabajos entre los alumnos, que corrigen al compañero según las indicaciones del profesor, (es la menos recomendable).


Es importante precisar que la corrección ha de ser lo más cercana posible a la realización de la tarea; debiendo el profesor estudiar los errores de sus alumnos para corregir su técnica de enseñanza; comprobar si los contenidos son los adecuados a las capacidades de sus alumnos y analizar las dificultades individuales y concretas del aprendizaje con vista a la recuperación efectiva de las mismas (pp. 1363-1364).


REFLEXIÓN: La tarea es una consigna con especificaciones que debe ser evaluada y forma parte del portafolio de evidencias con un valor porcentual en la calificación final, debe ser acompañada de una rúbrica y debe ser especificada con antelación.





Los ejercicios por su parte son para el repaso de contenidos y/ o fortalecer un aprendizaje, estos pueden o no hacerse. Se les debe motivar y enseñar como parte del autoaprendizaje a hacer los ejercicios aún sin darles un valor en calificaciones. Esta parte desarrolla la autoconfianza y le guía en el camino del “aprender a aprender”. Es importante acompañarle con un cuadernillo que puede ser un PDF que tenga las respuestas MODELO para que por sí mismos se evalúen.


En otras palabras, puede dejar cuantos ejercicios desee, no hay límite. Pero debe ser certero con las tareas, estás siempre deben ser calificadas, corregidas y evaluadas para que sirvan de retroalimentación. Estas formarán parte de las evidencias y por lo tanto deben tener un valor a la hora de la evaluación sumativa y final.


Recuerda maestro que algunos de los aspectos que hacen que el alumno no presente sus trabajos escolares tienen como fondo condiciones preexistentes del orden de lo tecnológico, económico, e incluso del dominio de los materiales con los que se pide elaborar la tarea. Por tanto, recuerda que cada alumno es único e irrepetible, motívale y conócele; enséñale y guíalo para que logre motivarse y pueda cumplir con la tarea. Ten presente que si no alcanza la meta el sentimiento de IMPOTENCIA le desmotiva y trunca el proceso de aprendizaje.


 Comenta y comparte; los maestros cambian vidas, sé uno de los que las cambian para bien. Dra. Sandra Gómez Patiño.


Referencia: Diccionario de las Ciencias de la Educación. (2002), Santillana; México D.F. México.

 


 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario