miércoles, 28 de octubre de 2020

Jalisco en jaque con el presupuesto 2021

 



 

Víctor Hugo Prado

 

 

Apenas la semana pasada, el rector de la Universidad de Guadalajara (UdeG), el Doctor Ricardo Villanueva Lomelí, en rueda de prensa expuso las dificultades financieras que para el año 2021 sufrirá la máxima casa de estudio de Jalisco, que equivale a una reducción de más de 126 millones de pesos, por lo que los más afectados podrían ser los maestros, los que sufrirían un recorte a sus estímulos económicos. Los recursos que no se recibirán provienen de los fondos conocidos como recursos extraordinarios, además de la eliminación del programa “carrera docente”.



Tan solo para que tengamos una idea de los recortes que en la presente administración federal ha sufrido la Universidad de Guadalajara, en 2015 existieron 18 bolsas extraordinarias a los que se podía acceder a fondos; en 2020 sólo hubo cinco de estos incentivos y en 2021 están previstos solo dos. Con lo que se estará afectando además de los incentivos económicos de los profesores la construcción de nuevas aulas y laboratorios, el fondo de pensiones que ha sido reconocido en el ámbito nacional e internacional no solo por el manejo financiero transparente y escrupuloso sino por garantizar los recursos futuros de quienes sirvieron a la Universidad por décadas, ejemplo de política pública social y laboral.


Durante este año, la Universidad pudo acceder a cinco fondos y obtuvo 137 millones, mientras que para el 2021 sólo podrán acceder a dos fondos, por lo que sólo se recibirán 38 millones y medio de pesos, que sumando la eliminación del programa “Carrera de docente” se perderá el ingreso de 27 millones 500 mil más en 2020. Sumadas ambas cantidades provocarán que en 2021 la Universidad cuente con un recurso menor por casi 127 millones de pesos. Técnicamente, ha señalado el rector, “todas las bolsas que nos reconocían el trabajo que estábamos haciendo bien, hoy desaparecen. Fondos a los que se accedían mediante concurso por todas las universidades y se obtenían mediante indicadores de calidad”.


No por nada, ayer los gobiernos de los estados, constituidos en torno a la Alianza Federalista, manifestaron su desacuerdo con el presupuesto de egresos 2021, dispuestos a dar la batalla por la vía de los tribunales y necesariamente por la vía política.  Tan solo en Jalisco, el recorte presupuestal que plantea la administración federal para Jalisco es de 9 mil 200 millones de pesos con respecto a lo que se entregó para el presente año. Por ello el gobernador Alfaro expresó ayer “Sería un atropello que pondría en riesgo a nuestro estado. No podemos permitir que nos quiten más del 8% en términos reales con respecto a este año. No pedimos más, pero no vamos a aceptar menos”. Los municipios, la Universidad de Guadalajara, el sector salud, la agenda ambiental y el campo, podrán verse muy afectados y las consecuencias que de ello deriven serían catastróficas, que se suman a las que ha provocado la pandemia. Me sumo y sumémonos a no aceptar menos.

 

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario