jueves, 22 de octubre de 2020

La creatividad, parte de nuestra identidad como mexicanos


 


 

Sandra Gómez

 

Estimado lector, en esta ocasión deseo compartir las observaciones que como investigador social he realizado al viajar por México. En el tema particular de la creatividad y sus expresiones artísticas que identifican a cada lugar y grupo social. El mejor de los ejemplos lo constituyen las artesanías, pero no son únicas, también se da en las ciencias exactas (física, química, biología, matemáticas) y en las tecnologías; todo el trabajo manual que inicia dentro de la mente de su creador, y se hace tanto en papel, piedra, tela, conchas, cocos, oro, plata, madera, aluminio, cobre, entre otros materiales. En esta ocasión me centro en las artes manuales.


Para el diccionario de las Ciencias de la Educación, “creatividad significa innovación valiosa y es de reciente creación.  En 1971 la Real Academia de la Lengua Francesa discutió si debería aceptar o no la palabra, y opto por la negativa. Hoy se ha generalizado y su empleo es universal.


La necesidad de una educación creativa viene impuesta por el mundo en constante cambio. Las situaciones nuevas fuerzan a respuestas antes desconocidas. Frente a la educación para recibir la cultura ya elaborada, hoy se destaca el aspecto creativo renovador.


Los factores de la creatividad según Guilford; Torrence y Lowen-Feld son: originalidad; fluidez o productividad; que se expresan en la sensibilidad del sujeto creador como una persona capaz de detectar los problemas con una capacidad de redefinirles según el objetivo, encontrando con esto múltiples usos que son diferentes a lo habitual.





Los problemas a los que hacen referencia se pueden agrupar en: 1. los rasgos de la personalidad propios del sujeto creador; 2. Los procesos psicológicos; 3. Los productos innovadores, que se dan en todos los ámbitos de la cultura por ejemplo los descubrimientos científicos, tecnológicos y las creaciones artísticas; que no únicamente se dan a gran escala, sino que también aparecen entre las actividades cotidianas; como por ejemplo en la cocina y en las personas que hacen de la palabra una obra (humor, escritores, entre otros); 4. Los ambientes creativos.


De esta idea se propone que se localicen las mentes creativas y además se estimule el culto a la creatividad. Para la educación se utilizan en el cultivo de la creatividad: 1. el brainstorming, o torbellino de ideas, de las que después se seleccionan y se llevan a cabo; 2. La lista de atributos, que una vez presentados se obtienen nuevos productos; 3. Métodos morfológicos, en donde se descubren todas las posibilidades de los respectivos caracteres; 4. Problem solving, cuyos pasos fundamentales son: definición del problema y su subdivisión en partes, recogida de la información, el hallazgo y llevarla a la realidad; 5. La sinéctica, cuyo procedimiento fundamental es la analogía (a) que puede ser: a. directa; a. personal o analogía fantástica, en esta última se buscan las soluciones más atrevidas, como cuando existen dificultades técnicas o económicas; 6. La biónica, que busca en la biología sugerencias para nuevos inventos, especialmente electrónicos que pretenden imitar los sistemas nerviosos vivos.


La creatividad en el sistema educativo se entrelaza con las materias del curriculum no únicamente las bellas artes como la literatura y la plástica; sino que también se aplica la creatividad a las ciencias experimentales como la física- mecánica, por ejemplo. Se unen los procedimientos heurísticos y los didácticos con esto se trata de redescubrir la verdad para que los estudiantes repitan en sí mismos los procesos creadores. La creatividad forma parte del desarrollo del pensamiento divergente, la invención y la innovación son sus expresiones más comunes” (pp. 333-334).


Reflexión: el fomento a la creatividad, ofrece a la cultura de un pueblo una vía para generar identidad. Permítame explicarme, Ser creativo para la mayoría de personas quienes vivimos en México es cotidianidad, y se expresa observando (…), al lugar en donde se DIRIJA nuestro ojo hay una muestra de arte; se expresa en MURALES, EDIFICIOS, JOYERÍA, ROPA BORDADA, COMIDA, esto aplica en las artesanías mismas que con mucha frecuencia algunos minimizan como arte.


Crecer rodeado de color y de innovaciones forma a la mayoría de mexicanos en personas creativas desde la cocina de sus casas, hasta la arquitectura prehispánica que forma parte de su entorno, pasando por el diseño de objetos como joyería o utensilios; todos son un reflejo de la cultura local y global que dan forma a los ambientes creativos. Otro ejemplo son las catrinas, los alebrijes, los carros alegóricos, los arreglos florales, etc. y además también hay creatividad que se expresa por escrito en las calaveritas en versos. 





No olvidemos la panadería; la sazón personal es un toque de arte, tan individual como una pintura, como el tallar una piedra en un molcajete y una gema para adornar un anillo, que tal la filigrana el arte de los aretes usados en la charrería, los procesos artesanales en lámina de oro o plata, que identifican a la región.


Considero que con la situación económica actual es importante invertir, el dinero se devalúa, el arte en cambio conserva e incrementa su valor.


Ya sea que inviertas en tu persona aprendiendo nuevas y mejores formas de utilizar tus habilidades y/o inviertas tiempo en poder publicitarse a través de la web y llegar al mundo con tus creaciones. Los mexicanos somos creativos e innovadores, pero algunos carecemos de educación financiera y de apoyos con el mundo de las nuevas tecnologías; a algunos solo les falta la disposición para seguir aprendiendo y formar redes de apoyo para comercializar el ARTE LOCAL.


Le invito a hacer un plan de negocio, ¿ya tiene su producto?, patente sus obras y comercialice su ARTE. No importa el material que le pongan en las manos a un artesano, si es piedra caliza, mármol, o una gema; si es papel, metal, madera, corteza de árbol, o fibra natural, no importa el material sino la mente creadora.





Un excelente ejemplo de emprendimiento son la exportación de piñatas en forma de coronavirus…; en conclusión, los mexicanos tienen mucho que ofrecer, y hay que ofertar los productos y servicios, para este propósito la WEB funciona, aprenda a promocionarse por ejemplo en webinares.


Le invito a dar valor a las mentes creadoras REGIONALES, a fomentar la creatividad en su comunidad y apoyar a los artesanos locales. Consuma productos nacionales. Hasta la siguiente historia de vida. Dra. Sandra Gómez Patiño.


Referencia: Diccionario de las Ciencias de la Educación. (2002) Santillana México, D.F. México.

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario