lunes, 19 de octubre de 2020

El mariachi Vargas a España con Jorge Negrete

 



Recuerdos del andar de un mariachi

 


 

René Chávez Deniz*

  

A finales de la década de los cuarenta, le llaman a Silvestre Vargas directamente de la ANDA, porque llegó un cable de España diciendo que Jorge Negrete quería que el mariachi Vargas lo acompañara.



Él se había ido a España a filmar aquellas películas Teatro Apolo y Jalisco Canta en Sevilla.


Y los empresarios españoles le propusieron hacer una gira por toda España. Ya se pueden imaginar cómo estuvo la oferta de dinero para llevar al Mariachi Vargas con 10 elementos, 10 pasajes de avión, sueldos, hoteles, y transporte allá.


Silvestre Vargas reunió en su casa a sus compañeros y le comento lo siguiente:


-Compañeros. Llegó a la ANDA este cable de España. Jorge Negrete quiere que vayamos acompañarlo por toda España, por los cuatro puntos cardinales y que la duración es, por lo mínimo, seis meses, pero que puede alargarse hasta el año. Lo pongo en su conocimiento. ¿quieren ir? ¿cuántos se quieren quedar? Yo no quiero que estando allá se vayan a querer regresar por aquello de la nostalgia a la familia o que se yo. Para mañana quiero su opinión.


-Piénselo, pues honradamente Europa está muy lejos y si no podemos ir nosotros porque la mayoría no quiera, yo tengo que avisarle a Don David Negrete, -hermano de Jorge-, que fue el encargado para mandarle un mariachi a Jorge Negrete a España.





-Dice que solo en caso que el mariachi Vargas no pudiera o no quisiera ir, le buscaría a otros, pero que de preferencia fuéramos nosotros, ya que todo su repertorio lo sabemos.


-Se arregló todo, ya lo que está de Dios. El consulado de Portugal nos dio las visas de entrada a España debido a que en ese tiempo no había relaciones diplomáticas entre México y España.

 

Al mes nos vimos en el aeropuerto. El avión salió a la nueve de la mañana en la línea Aerovías Guest (Aeroméxico). Los aviones eran de cuatro hélices pues todavía no había jets. Se hicieron 22 horas de vuelo, por la ruta: México-Nueva York-Islas Azores – Islas Bermudas –Portugal-Madrid.


Al siguiente día hubo ensayo con Jorge. Jorge les comento al grupo: “Descansen hoy y mañana porque para el lunes salimos para Barcelona”.





El debut de la compañía de Jorge Negrete fue en el teatro “Tivoli” de Barcelona, fueron dos semanas, con éxito tremendo. Dos funciones diarias, y seguido ponían en taquilla un letrero que decía: “No hay billetes”. La publicidad que se hizo desde seis meses antes, fue muy fuerte y el público lo quería mucho.


La noche del debut, desde las primeras filas se escuchaba ¿dónde están las pistolas? ¿Qué no eres charro? “¿la pistola, chico?” ¿dónde la dejaste? ¿se te olvido? Hasta entonces me fije que Jorge no traía pistola. Total, que ya de tantos comentarios toma Jorge la palabra:

 

-Querido y respetable público, que bueno que en todo se fijan, voy a aclarar lo siguiente, no se me olvido ponerme la pistola, pues es complemento del traje charro, lo que sucede es que, al llegar aquí al aeropuerto, me las recogieron en la revisión aduanal.


-Hago la aclaración que no están incautadas; me dieron un oficio que consta que ha mi salida del país me serán devueltas. Saben ustedes que hay un decreto que ningún civil debe traer armas. Así como visitante de esta su linda tierra, tengo que acatar las disposiciones nacionales.


Otra vez le dieron una fuerte ovación. Como siempre, no falto un periodista por ahí que publicará algo como lo siguiente:


“Esa potencia de voz que se escuchaba del cantante mexicano es producto de grabación, donde el operador le exagera el volumen, igual como a Mario Lanza, cuya voz verdadera no es la que se escucha en sus grabaciones. ¡Cómo nos gustaría que cantara sin micrófono, para descubrir su truco!”.


El teatro Tivoli es una sale de conciertos para opera que tenía una acústica extraordinaria. al tercer día de presentación del “charro cantor”, sale Jorge a escena después del tema “Hay Jalisco no te rajes”, saluda al público y saca el recorte donde lo sacaron a balcón diciendo que se oía potente por un truco electrónico. Les dice Jorge: “querido público, apenas tengo tres días aquí en su querida Cataluña y ya empezaron las pedradas. Les agradezco al que escribió estas líneas, pero le voy a demostrar que no necesito micrófono. Va por ustedes, con todo cariño y ojalá y este por aquí este compañero periodista. A ver nos dice al mariachi, nomás un favor. Bajen un poco cuando entre la voz”.


Hace Jorge el micrófono a un lado y ¡Tomalá! Canto “Cocula”, “me he de comer esa tuna”.


Y otra más, llevaba ocho canciones y el aplauso cerrado no lo dejaban meter. Canto cinco canciones más y se le viene todavía más fuerte y más largo el aplauso. La gente quedo de pie y el de rodillas, agradeció aquella cerrada ovación.


Al día siguiente, ya en el hotel, nos comentó Jorge que el público más exigente de toda España era el de Barcelona, y que ese era la razón por la que les había cantado sin amplificación.


La gira culmino en Barcelona. Después enfilamos a Alicante y Albacete. Andábamos en un autobús toda una compañía de personas, artistas españoles, actores cómicos etc. Jorge viajaba aparte en limosina. Dimos el brinco a la hermosa ciudad de Valencia, después Andalucía, Murcia, Córdoba, Sevilla, Jerez de la Frontera, Cádiz, Algeciras, Puerto de Santa María… todo, que maravillosas ciudades en las grandes como Murcia, Valencia, Córdoba y Sevilla, por lo menos estábamos un mes; en las demás, dos semanas.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario