domingo, 4 de octubre de 2020

¿Cómo le hago para estudiar para un examen de manera exitosa?







 

José Filiberto Figueroa Cacho

 

Una de las consecuencias de estudiar de última hora, por lo regular un día antes es el fracaso. Pudieras apenas pasar, pero no aprenderás gran cosa. Si en lugar de estudiar y desvelarte una noche antes, eres sistemático aprenderás más y te hará mejor. Hay un método que se utiliza con gran efectividad en Europa, que consiste en:



-        Cuatro días antes de un examen realiza una lectura del tema. Aprovecha para anotar todas las dudas que surjan y pregúntale al maestro en clase.


-        Tres días antes, subraya, elabora esquemas o de acuerdo a tu método de estudio personal.


-        Dos días antes, estudia a fondo el tema: entiéndelo, interiorízalo o memorízalo si hiciera falta. No es obligado sabértelo todo.


-        Un día antes repasa profundamente.


Si notas que la concentración es tu problema, no te agobies, suele sucedernos a todos, tenemos muchos distractores. Hay una técnica llamada Pomodoro que consiste en emplear tres periodos de trabajo. Te aconsejo iniciar por periodos de 20 minutos por 5 minutos de descanso. Respeta y no te pases de ese lapso de cinco minutos, de otra manera podrías perder el ritmo. 






           Muchas veces sucede que no te atreves a preguntar pretextando la timidez. Es un desafío que tendrás que superar. Las dudas hay que preguntarlas; a la mayoría de los maestros nos gusta que nos pregunten. Pregunta no importando si lo haces delante de los demás o aparte, pero hazlo.


             Las dudas apúntalas en notas adhesivas y pégalas en tu agenda para que oportunamente las apliques… Cuándo despejes cada duda, arruga y tira las notas adhesivas como evidecia que has vencido tu timidez. 


            Otra utilidad de las notas adhesivas son que hagas tu cordeón en notas y las pegues en tu lugar donde estudias. Eso hará que al verlos contínuamente ayudará a aprenderlos. 


           Otro aspecto importante es escribir mientras estudias eso ayuda a concentrarte. Realiza notas con datos importantes encontrados, mientras lees o memorizas el tema. Ten siempre a la mano tus materiales de estudio. 


          Prueba diferentes técnicas de estudio hasta que encuentres la que se acople mejor a tu individualidad… El éxito llegará de inmediato.


Te compartiré 10 técnicas que pudieran ayudarte:


ü  Hacer simulacros de examen. Esto te permite acercarte al tipo de preguntas que pudieran aparecer en la prueba y pensar previamente en las respuestas.


ü   Has combinaciones. Si tienes muchos temas para estudiar; divide tu tiempo en fracciones para estudiar los diferentes temas en orden y tomando nota de las ideas más importantes.


ü  Grábate. Te has aprendido canciones de memoria de tanto escucharlas. De la misma manera podría suceder al escuchar muchas veces tus contenidos a estudiar grabados por tu voz.


ü  Escribir a mano. Será un ejercicio que apoyará a tu concentración para fijar las ideas más importantes. Utiliza colores y dibujos, eso aclara más los conceptos. Cuando el tema sea muy abstracto inventa una especie de historieta y eso operará a favor de tu estudio.


ü  Dividir los estímulos. Si tienes 4 horas para estudiar y vas aprender temas nuevos y lo dividiste en 4 hora de estudio y la última de repaso. Es preferible que descanses antes del repaso, eso ayudará a fijar tu estudio.

ü  Reescribir o explicarle a alguien más. Bien se dice que el que enseña aprende dos veces. Es una forma efectiva de autoevaluarse.

ü  Realizar esquemas (organizadores gráficos). Éstos te ayudarán a fijarlos a tu cerebro.

ü  Asociaciones clave. Repasa lo de clases anteriores para que conectes los nuevos temas.

ü  Lectura en voz alta. Implica a tu vista y oidos en ese proceso.

ü  Poner en práctica lo aprendido. Al utilizar datos con frecuencia se adhiere más a tu mente. Puedes resolver ejercicios de internet, conversar con nativos cuando aprendes un nuevo idioma, capturar imágenes si estás aprendiendo fotografía, resolver exámenes anteriores, etc.

Otro aspecto importante es que practiques un deporte. La actividad física te liberará de tensiones, aparte de crearte salud. 


          No descuides tus aficiones, pero no te obsesiones y descuides lo importante por lo complementario. Toca un instrumento musical, lee un buen libro. ¡Abúrrete! El aburrimiento es bueno, nos ayuda a ser creativos…


         La vida es un constante aprender; recorrer caminos y encontrar atajos que resuelvan obstáculos y como diría Benjamín Franklin: “Ser ignorante no es tanta vergüenza como no tener voluntad de aprender”.

 

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario