lunes, 5 de octubre de 2020

Escritores en Jalisco


 



Un momento por favor  

 

J. Jesús Juárez Martín

 


 

Considero que la literatura es resultado de especial esfuerzo, gusto por la vida, pasión por la comunicación, y lo más grandioso es la responsabilidad ante sí, la realidad y entorno social, físico y aunque parezca utópico, esas actitudes, transforman el ambiente vital… De quien me voy a referir en este escrito, tomo unas líneas de una de l1as publicaciones de la semana pasada y que de situación conflictiva construye escenario esperanzador y floral por el sendero vital.


“Y seguirán las flores / creciendo en tu camino / aunque extrañan tus pasos / y les faltan tus ojos.”


Orgullosamente zapotlense, de su origen, el Diccionario de Escritores en Jalisco, la identifica como Sánchez Benavides, Érika Elizabeth; participante del Grupo Arquitrabe de Zapotlán desde el año de 1989. Ganadora en diversos concursos de poesía. Declamación y lectura en voz alta. Textos suyos aparecen en Ilustre Arreola (SC – Gobierno de Jalisco2016) y en la muestra de letras zapotlenses Cartulario (Puertabierta), 2018. Es Ingeniero en Electrónica por el Instituto Tecnológico de Cd. Guzmán.


 Actualmente trabaja como diseñadora de microprocesadores en Intel, en la ciudad de Guadalajara. Género. Poesía y narrativa.






Entre los apreciados escritores ya mencionados en esta serie de ocho comentarios de intercambios relacionados con lecturas o libros,  es de Ella con quién más nos hemos relacionado desde el año 1994, desde los eventos de Celebración de los 50  Años de fundación del Grupo Cultural Arquitrabe, Premiación del Concurso de Cuento MÁXIMO RIVERA, la lectura de sendos cuentos finalistas  luego… la Clausura protocolaria en Casa de la Cultura porque después subimos a la Montaña Oriente a la Cabaña de Don Vicente Hernández al festejo Social con Cena de Gala, donde conocí algunos distinguidos  miembros, como el emérito Profr. Ernesto Neaves de Artes Escénicas, Ex Director de la Casa de la Cultura;  al sin par Pintor paisajista Chuy Vázquez, que a su partida dejó su obra y legó su patrimonio artístico en el lugar que fuera su domicilio para quienes deseen conocerla… Don Vicente Hernández, siempre sus casos de vida y enseñanza práctica de una filosofía de rescate de vida para caídos en desesperación, tal vez salvaba y orientaba a vivir a muchos sin aparente esperanza; al Dr. Juan José Elizondo, siempre inquieto, activo escritor, le escuchamos varios capítulos de su última novela en el Taller Literario que no supe publicara, aunque la haya terminado, el Sr. Alfonso Camacho, que asistí a la presentación de tres o más publicaciones, en la primera de ellas,  luego conocí a Doña Virginia Arreola, que desde 1951 ya participaba en eventos y que ahora es una  de las dos mujeres sobrevivientes del legendario Grupo Fundador, aunque en principio la membresía era para Varones, pero como concurrían con ellos a los lugares de reunión, aunque separados, alguna ocasión fueron integradas y así la Sra. Agripina Santana Vda. de Villalobos, fue nombrada por el Dr. Juan José  en Vocera y Tesorera donde jamás conocí hubiese   cooperaciones ni fondos; actualmente informa, lugar, fecha de  reuniones y al final de la sesión brindarnos bonitas canciones de añoranza, con ellas cantamos, porque llorar no se puede. Recordar es volver a vivir y la mecha de las emociones jala las ilusiones alejadas o cumplidas, soltando el grito que libera o menguan dolencias.


Finalmente, del Grupo de Arquitrabe, que muchos consideran extinto por las ausencias del Mtro. Ramón Villalobos, Eduardo Echart, acompañante por una década, investigador, historiador con Nely y sus dos talentosas hijas, dinámicos siempre en eventos y reuniones, recuerdo que el Mtro. Eduardo también falleció antes que Chuy Vázquez.


De Arquitrabe doy testimonio que escuché en diversas ocasiones a integrantes que era el Grupo Cultural más antiguo de la República, muchos dicen que ya se extinguió, cuando nos reunimos en las recientes sesiones aplico el texto bíblico, “cuando se reúnan dos o más en mi nombre, ahí estaré con ustedes” y en marzo a la convocatoria e invitación de  Oliva Villalobos, hubo muchos más de dos, y se pensó que la Sra. Ruth Parra promovería la siguiente reunión o la amiga Érika, la Dra. Labra, Chepina o María de la O… porque Roberto acababa de ser el anfitrión… ah y la presencia de Gonzalo con Roberto Sánchez y yo. puedo afirmar que modestamente seguiremos con voluntad, dedicación, aunque las trastadas del riesgoso Covid 19, nos repliega y reagrupados vamos a volver, para celebrar el aniversario 76º y continuar, la memoria de los ausentes, alienta, seguiremos en la próxima ocasión que iniciaremos con Sánchez Martínez Martín Adalberto. Hasta entonces con mis mejores deseos para todos y en la sana distancia y cuidados. 




No hay comentarios.:

Publicar un comentario