martes, 20 de agosto de 2019

La cantata y la raíz tradicional de Zapotlán






Milton Iván Peralta
El Volcán/Guzmán

Por el 486 aniversario de la fundación de la Ciudad, se presentó la orquesta filarmónica y el coro del estado de Jalisco, en catedral, concierto que se da cada cierto año, pero ahora fue especial, por segunda ocasión en seis años, se presentó otro tema dedicado a esta ciudad, La cantata a Zapotlán, compuesta por Antonio Navarro.





“Es un gusto que se realice, lo que deseamos los músicos es que nuestra música se esté recreando, porque termina siendo efímera, termina el último acorde y se acabó, no es como la literatura que puedes tomar el  libro en cualquier momento, o la pintara que se puede contemplar”, comentó Antonio Navarro.

Explica el compositor que el gobierno municipal de Zapotlán el Grande, estuvo interesado en repetir este tema, “la filarmónica decide poner la cantata, ya que la tienen en su repertorio, a mí me causó mucha sorpresa el que se siga programando”.

La orquesta filarmónica sigue teniendo presente La cantata a Zapotlán, pero también otras obras de Antonio Navarro, quien es reconocido internacionalmente y es uno de los compositores de música clásica importantes en el estado y es común que en sus temporadas la orquesta interprete alguno de sus temas. 

“Yo tengo cuatro cantas, cada una de las cantatas las ha tocado la Filarmónica del estado, algunas en el teatro degollado, una pieza que se llama Divertimiento para orquesta, la escribí a petición de ellos y la han tocado dos veces aquí en Zapotlán”. Considera que es una gran satisfacción que una orquesta este dando esa oportunidad que mi música se interprete. Recordemos que esta sinfónica fue fundada por un zapotlense, José Rolón, en 1915, quien dedicó una sinfónica a esta ciudad llamada Zapotlán, basada en textos de Guillermo Jiménez. 

Lamenta Navarro que en México sea difícil el que programen partituras sinfónicas de autores mexicanos, “siempre vamos un poquito retrasados, hay preferencia por los temas reconocidos, la quinta de Beethoven, el concierto número 22 de Mozart, cuando se trata de autores mexicanos muy debes en cuando, así que en ese sentido no puedo quejarme, me siento correspondido por la institución máxima del estado”.


LA CANTATA A ZAPOTLÁN


Es un tema de corte nacionalista, cuenta con la sinfónica, coro y un narrador, que es Guillermo Gómez Vázquez. El narrador lee paisajes de la obra de Juan José Arreola, La Feria y algunos poemas de Virginia Arreola, describiendo los paisajes de Zapotlán. Está dividida en tres partes, y en totalidad duran unos 15 minutos. 


“Era de esperar seleccionar textos de La Feria, comencé a tomar algunos fragmentos, me encontré por casualidad y fue una luz radiante, el encontrar el soneto de Virginia Arreola, con el que da inicio la cantata, para mí fue extraordinario porque para mi fue tan perfecta y describe tan grandilocuente este valle, este soneto tiene que abrir esta cantata”.

Considera que este tema esta estructurada en tres partes, “el inicio con el soneto, es el amanecer, el Despertar, la parte intermedia, donde juan José Arreola nos remite a ese rey nahúal que es el cuervo, para mi es la parte misteriosa, mística, es ahí donde recuro a instrumentos de percusión, para una vocación de los prehispánico. Al final es la parte festiva, termina con una vocación de las danzas de los sonajeros, además no podía dejar pasar esa frase de: Yo señores soy de Zapotlán el Grande, que el coro la canta, alternada con la voz del narrador. Termina siendo lo que yo deseaba, un tributo a esta ciudad y a cada uno de sus habitantes”.

Como cualquier autor en cualquier arte, siempre hay influencias “o ángeles de la guarda que nos alimentan con las inspiraciones, por decirlo de alguna manera, en mi caso que la música de Blas Galindo -oriundo de San Gabriel- es fuerte y de carácter, para mí fue el nervio que me dio estimulo, encuentro una influencia de este autor”.

Pero Antonio Navarro encuentra en un zapotlense también la inspiración, José Rolón, “de manera muy sutil, presencia etérea, hay toda una vocación con las danzas indígenas, son nuestros abuelos de mi generación, nos heredaron esta tradición de la música que busca la raíz de lo mexicano, tanto en lo indígena, como lo mestizo, lo dijo con orgullo, ahí tengo mi contacto con la música”, comentó Antonio Navarro.



QUIÉN ES EL AUTOR


Nació en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, en 1958. Compositor, es profesor e investigador de la Universidad de Guadalajara. Sus composiciones han sido interpretadas en diversos conciertos, tanto en América como en Europa. Ha escrito obras para piano, música de cámara, coros y orquesta sinfónica. Varias de sus piezas musicales forman parte de discos compactos dedicados a compositores mexicanos. Es autor de los libros Escritos y Ensayos Musicales y la monografía Blas Galindo Dimas, editados por la Universidad de Guadalajara.

Recomendamos leer en esta edición Las lecciones del maestro, colaboración de Ricardo Sigala, dedicada a nuestro entrevistado.




Fue una gran satisfacción: Guillermo Gómez



Milton Iván Peralta
El Volcán/Guzmán


Guillermo Gómez Vázquez, fue el narrador otra vez de La Cantata a Zapotlán, “fue una satisfacción nuevamente, aunque debe ser cantada, Antonio Navarro le hizo una innovación y lo hizo narrado”.

Considera que es un gran gusto el alternar con la filarmónica del estado y el coro, “es muy bello para mí”. Aunque en esta ocasión no fue tan complicado el ensayar como hace seis años, “hace seis años fue más de una semana, tuve que ir al teatro Degollado a ensayar, para poder familiarizarme con la música y con todo lo que se necesita, ahora estudiamos nada más un día, era el mismo director y eso me dio confianza”. 


TAMBIÉN PUEDES LEER:


Las lecciones del maestro



No hay comentarios.:

Publicar un comentario