martes, 5 de octubre de 2021

De opositor a titular



 

Juan José Ríos Ríos

 

 

Como estaba anunciado desde que se conoció el resultado de la elección del seis de junio de este año, Alejandro Barragán Sánchez tomó posesión de Presidente Municipal de Zapotlán el Grande tras rendir protesta y ocupando la responsabilidad desde las primeras horas del primero de octubre, por lo que de hecho pasó de ser regidor considerado de oposición en la administración anterior, a ser el actor principal en los destino del municipio y su gente, lo que reviste una diferencia enorme en cuanto a su realidad, ahora toma el toro por los cuernos.



            Su arribo al cargo fue indiscutible, la población de dio su confianza con un porcentaje de votos muy considerable, por arriba de su más cercana contendiente, resultado que se puede interpretar como un desencanto de lo hecho por los gobiernos surgido del partido Movimiento Ciudadano y las decisiones que tomaron en su gestión, que se convirtieron en arma o elementos de campaña del ahora alcalde de Zapotlán, como lo fueron, los más notorios, las concesiones hechas a presuntas empresas privadas de los servicios de recolección y confinamiento de la basura y del alumbrado público.


            Fue Barragán Sánchez, en su calidad de Regidor propietario en el ayuntamiento encabezado por José de Jesús Guerrero Zúñiga, quien más señalamientos y críticas hizo a las citadas concesiones, respaldadas en las fallas y omisiones, sobre todo por el alto costo que implica para las arcas municipales el pago de las mismas, cuando en las calles no hubo mejoras en la prestación del aseo público y a decir de él tampoco se hicieron las adecuaciones o mejoras en el vertedero municipal ni en la compra y modernización del equipo para realizar la labor.


            Fue en el gobierno encabeza por Guerrero Zúñiga cuando se autorizó concesionar el servicio del alumbrado público a empresa privada, bajo los argumentos de mejorar las condiciones de la iluminación, más eficiente, ecológico y hasta con ahorros por consumo, lo que tampoco se ha cumplido en la realidad, denuncias de mala iluminación, de fallas continuas en el sistema de alumbrado público son el pan de cada día por los ciudadanos que viven en colonias en donde se prometió mejorar sus condiciones de vida y seguridad con un sistema más eficiente.





            Es necesario señalar respecto a la concesión del aseo público, en la última sesión de ayuntamiento llevada a cabo el 28 de septiembre, dos días antes de que concluyera la ya pasada administración municipal, se dio entrada a una propuesta en la que se consideraba un “convenio modificatorio al contrato de concesión principal entre los que la concesionaria proponía aumento del pago anual en la misma proporción en que aumentara el índice Nacional de Precios al Consumidor más un punto porcentual y no más un uno por ciento como está erróneamente redactado en el contrato y no como se menciona correctamente en el acuerdo de cabildo en sesión extraordinaria del 28 de febrero del 2017.


            Se proponía un ajuste a la contraprestación por 180 mil pesos mensuales más IVA, para quedar en 2 millones 231 mil 986 pesos con 80 centavos mensual y retroactivo a partir de junio del 2020, por ajustes por la renovación bianual 2019 y 2020, indicando que la empresa aceptaba que la próxima revisión fuese hasta el 2022, entre otras cosas como la modificación de horarios, rutas y roles y monto de la fianza, etc. La propuesta no fue aceptada y uno de los que votaron en contra fue el ahora Presidente Municipal de Zapotlán el Grande, Alejandro Barragán Sánchez que, de regidor de oposición, ahora pasa a titular del cargo… ¿Qué hará al respecto?



           

No hay comentarios.:

Publicar un comentario