domingo, 17 de octubre de 2021

Recibe Jesús Adín Valencia los Juegos Florales



 Milton Iván Peralta
El Volcán/Guzmán

 

Jesús Adín Valencia, recibió la flor balada en oro, por haberlo ganado los Juegos Florales Zapotlán 2021, organizado por el gobierno municipal, y el OPD Comité de Feria, con el poema

“Me complace la santa incisión”.



           

El jurado fue Silvia Quezada, Felipe Ponce y Octavio Hernández, quienes también entregaron una mención honorifica para Luis de Loera Soto, con el poema “Los soles de agua”.


            Durante su mensaje, el presidente municipal, Alejandro Barragán comentó la importancia de entregar este premio para su gobierno “nuestra ciudad, nuestro municipio tiene en su acervo cultural enormes valores, muchísimos elementos que nos distinguen como una ciudad cultural, no es una casualidad que en el me de octubre, que celebramos tradiciones religiosas y culturales, se ha mantenido tanto tiempo un certamen tan importante como este”.


        

    Destaca que una parte de la responsabilidad es la de preservar y promover “detalles y elementos que nos van dando identidad y que van asegurando que a través de las generaciones, podamos ser testigos plumas que rebasen las fronteras geográficas y del tiempo”, se dijo ser orgulloso de ser parte de esta tradición pero sobre todo lo que como tradición y que han realizado cosas importantes.


            El coordinador de este concurso, Ricardo Sigala, destacó la unión que se realizó para organizar este concurso, entre empresarios, en este caso le patrocinio con Roasa, y el gobierno con Comité de Feria y el gobierno municipal, además de la importancia de la participación de la gente de cultura.


        

    Leyó un escrito donde recordó que este concurso se fundo en 1942, donde las grandes figuras de las letras locales han ganado los Juegos Florales, además de gente importante de las letras mexicanas, donde Carlos Pellicer fue jurado, y que va a la par del crecimiento de la Feria local. En este año participaron 47 participantes de 10 estados de la república.  


            “Los grandes nombres de nuestra literatura han estado asociado al concurso, desde nuestros clásicos del siglo pasado, hasta los escritores del sur de Jalisco de este nuevo siglo”, dijo Ricardo Sigala. 




           

Jesús Adín Valencia, poeta de Colima, dio su mensaje, donde platicó en torno al poema, y destacó la importancia que tiene para su trayectoria el ganar este concurso. El trabajo que realizó para poder prepara el poema “el texto trata de vacíos y de como la forma poética intenta llenar espacios”.


            Destacó la relación entre Jalisco y Colima, destacando la región sur con el vecino estado, donde hay “somos hermanos, Juan José Arreola nos dijo que soñaba con un Jaliscoliman, y constante mente hacemos hermanamientos”, dijo Jesús Adín Valencia. Recordó que para él Zapotlán es un referente cultural, mi reconocimiento para “Héctor Díaz, Milton Peralta y Ricardo Sigala, por trabajar por este concurso”.


            La rosa fue entregada por la reina de la Feria, el reconocimiento por la diputada federal, Luz Adriana Candelario, el premio por el patrocinador, Roasa y el director de la Feria, Héctor Díaz.


  

 

ME COMPLACE LA SANTA INCISIÓN

 

Al cortarme la yema del dedo índice

                    con una hoja de papel

sonreí, hubo un motivo y epifanía:

saber que el vacío tiene límites.

 

Reconozco haber fluido

-muy quitado de la pena- al tacto

ciego por la nervadura de una espada
que la industria papelera
puso a mi favor

 

Me llegó el olor de Atenquique

 

Toco fondo calcáreo cuadro adentro
Digo blanco sobre blanco
por no decir geometría imprecisa

 

Nunca había sido abismal en mis escritos
Me obliga la hechura filial-folial

 

En el extremo del limbo
resulta distinguir a ojo desnudo
la huella de sangre; la incisiva línea
perfecta en mi dedo apenas vi

 

             Sí, duele tantito
algunas personas creen que chupando
                     la herida deja de sangrar

 

La cortadura exquisita, si bien me quiso
frecuenta índice, pulgar, anular y cordial
menos

            áspera

más
       tierno

 

Toda hoja de papel respira nuestro aliento
en reminiscencia de otra época
cuando fue árbol
Corta por el reflejo, al roce del tendón
desentierra de su instinto la acrobacia del hacha
                                                         y se espanta

 

La condición de mártir le otorga santidad
La santidad no coarta el que pueda
recurrir a la venganza

 

Al cortarme la yema del índice
reconocí la utilidad de la cesura
                                   Empiezan
                                   los versos

                                      el rastro

                                       la línea
                                  y terminan
ellos en mí, en ellos yo, he aquí el pacto

 



No hay comentarios.:

Publicar un comentario