domingo, 17 de octubre de 2021

Quedaron atrás los tiempos de la demagogia, los hechos son contundentes: Luz Adriana


 

 

El Volcán/Congreso

 


Con la presencia de la Unión de Comunidades Indígenas, de Tuxpan, “el de Jalisco”, Luz Adriana Candelario Figueroa, Diputada Federal del distrito 19, subió a la máxima tribuna del país, para reflexionar sobre la efeméride correspondiente al día 12 de octubre, Día de la Nación Pluricultural.



“Fue hace 529 años cuando nuestros pueblos originarios resistieron con valentía y dignidad la cruenta invasión extranjera. Fue el 12 de octubre, pero de 1492, cuando dos mundos se encontraron: el viejo mundo miraba de frente a uno nuevo. Encuentro de dos cosmovisiones diametralmente opuestas: una, guiada por ideas de dominio y ambición; la otra, por el espíritu de libertad ante los embates de la ocupación extranjera”, expresó la legisladora.


Afortunadamente, subrayó, los paradigmas se transforman, “lo que hasta hace unos años se conmemoraba como el Día de la Raza, en el que se destacaban la colonización, el mestizaje y el sincretismo; hoy es una fecha en la que nos reconocemos como un pueblo que ha luchado por la reivindicación de sus derechos. Un pueblo que ha sabido sobreponerse, con la frente en alto, a la opresión, al racismo, a la segregación y al odio”.


Para ello, destacó, “las comunidades y los pueblos indígenas y afromexicanos han tenido que alzar la voz, e incluso las armas, para hacerse escuchar, tal como sucedió en 1994 con el levantamiento zapatista en Chiapas”.


Por fortuna, “HOY saben nuestros pueblos originarios que NO es necesario empuñar un arma para que sus derechos estén salvaguardados. Saben que, con la Cuarta Transformación, su lugar AHORA está al frente. Al frente de las políticas públicas. Al frente de las prioridades nacionales. Al frente como protagonistas de la historia, del presente y del futuro”.


“Las comunidades indígenas y afromexicanas saben que en la 4T su desarrollo es nuestro incentivo”.


“Por eso nos ven como aliados. Saben que tenemos la firme convicción de resarcir décadas de despojo y olvido. Tuvieron que pasar 20 años para que, los que fueron invisibles ante gobiernos neoliberales, HOY sean prioridad. Fue necesario que transcurrieran décadas para que un gobernante como el presidente Andrés Manuel López Obrador, en un acto de sensibilidad y razón, les pidiera perdón a nombre del Estado Mexicano”.


“Perdón por los siglos de marginación, abusos e injusticias. Perdón por los años de ignominia y dolor. Como bien dijo recientemente el presidente, “los pueblos originarios fueron considerados enemigos a los que había que someter o destruir”. ¡YA NO MÁS! Ninguna administración había hecho tanto por los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanas como ésta. Ahora que la discusión del presupuesto está en puerta, refrendamos nuestro compromiso con ellas y ellos. Y es que ningún Presupuesto de Egresos había considerado una erogación tan alta para el desarrollo de los pueblos y comunidades indígenas como la que está proyectada en el Anexo 10 del PPEF para 2022: 124 mil 593 millones de pesos, ¡quien diga lo contrario, está mintiendo!



Los incrementos en ramos como el de educación, salud, agricultura y desarrollo rural, así como el de medio ambiente y recursos naturales, en 2022 permitirán que a las siete millones 364 mil 645 personas indígenas que hay en México, de acuerdo con el Censo de Población 2020, ¡se les haga justicia!


Para finalizar, Luz Adriana Candelario expresó que “Hoy en día, ser indígena es sinónimo de orgullo, de entrega y de lucha. Quedaron atrás los tiempos de la demagogia, los hechos son contundentes. En este Día de la Nación Pluricultural, NO podemos reconocernos sin mirar nuestras raíces, porque para saber hacia dónde vamos, debemos saber de dónde venimos”.


Destacó en la sesión la presencia de Irma Juan Carlos, de Oaxaca, diputada federal presidenta de la Comisión de Pueblos Indígenas.

 



No hay comentarios.:

Publicar un comentario