domingo, 17 de octubre de 2021

Dialogan para buscar soluciones


Juan José Ríos Ríos
El Volcán/Guzmán

 

 

El alcalde de Zapotlán el Grande, Alejandro Barragán Sánchez, ha iniciado un proceso de diálogo, ya como autoridad en funciones oficiales, con los dirigentes del Ejido Ciudad Guzmán, afirmando haber encontrado voluntad para trabajar en la solución de la problemática que tienen algunas familias en el tema de regularizar propiedades.



            Lo mismo hizo con vecinos de la Delegación Municipal de El Fresnito para “definir una ruta de acción que garantice el cumplimiento del compromiso hecho”, para que cuenten con el servicio de agua potable que demandan los avecindados en dicho lugar, lo que señala se agravó en los últimos años.


            Esto lo hizo público el alcalde en el espacio que dispone en redes sociales, lo que da una idea de que hay interés, voluntad y preocupación de su parte para ir resolviendo los problemas que, como autoridad debe de atender, la mayor parte por falta de una adecuada atención y tratamiento por parte de anteriores administraciones.


            Es del conocimiento público que, desde la administración de José Romero Mercado, como Presidente del Comisariado Ejidal en Ciudad Guzmán, se recrudeció la relación entre ejidatarios o su dirigencia y las autoridades municipales, en razón de las acciones emprendidas para “recuperar” terrenos en los que se han construido bienes inmuebles que se consideran parte del patrimonio municipal.


       


     Esta acción se inició con la quita de parcelas escolares, como sucedió en la primaria Francisco I Madero, terreno que fue fraccionado o lotificado y al parecer repartido entre los miembros de la comunidad ejidal, lo que es visible precisamente en el espacio que hoy muestra las edificaciones hechas en lo que antaño fue o se utilizó como parcela escolar.


            Un intento similar se quiso aplicar en terrenos en el Centro Regional de Educación Normal (CREN) de Ciudad Guzmán, en donde encontraron férrea oposición de la dirigencia, egresados y la misma comunidad estudiantil, a tal grado que al parecer no lograron su objetivo, llegando a un acuerdo y donde, de hecho, parece estar todo tranquilo, como antes.


            De allí pasó la presión al espacio que ocupan el Casino Auditorio Municipal y Lienzo Charro, inmuebles construidos en terrenos que se consideran partes del ejido pero cuya posesión y uso del municipio data ya de más de medio siglo, intervención que se hizo cuando se realizaban obras de mejoras en el casino.


            No se conoce, oficialmente, porque nadie lo ha dado a conocer, en qué paró todo este asunto. Sí sabemos que la administración anterior, a iniciativa del entonces regidor Noé Saúl Ramos García, el ayuntamiento inició un proceso para escriturar y registrar bienes inmuebles y terrenos donde éstos se hayan asentados, para legitimar la propiedad y posesión, proceso que aún falta por terminar o redondear.


            Por ello llama la atención y de hecho deseamos un buen resultado de este primer encuentro entre la nueva autoridad municipal con la dirigencia del Ejido Ciudad Guzmán, al frente la maestra Nélida Torres, dialogando deberán llegar a acuerdos que no perjudiquen a nadie, no haya conflictos y el resultado beneficie a todos. Si se trata de escriturar terrenos en favor de las familias, que así sea, y lleguen a buen término los litigios por la posesión de bienes muebles e inmuebles en conflicto.


            En cuanto al tema de El fresnito, justo es que los vecinos reciban el agua en la calidad y cantidad que merecen, también que paguen por el servicio para que esos recursos sirvan para mantener la prestación y, que el líquido que reciban no tenga otro uso o destino, se ha dicho que mucha del agua que SAPAZA destina para el abasto humano, termina regando huertos de aguacate y otros usos distintos.


TAMBIÉN PUEDES LEER:


Rechazan juicio político contra Pepe Guerrero





No hay comentarios.:

Publicar un comentario