jueves, 14 de octubre de 2021

Despacio, que ¿van de prisa?


 

Juan José Ríos Ríos

 

 

Por lo que se ve, la nueva administración municipal de Zapotlán el Grande se la está tomando muy despacio en cuanto a entrar en acción, en dos fines de semana consecutivos se tomó protesta al nuevo ayuntamiento que encabeza Alejandro Barragán Sánchez y también éste, una vez y como presidente municipal en activo, presentó a los integrantes de sus gabinete o cargos directivos, coordinadores y jefes principales, pero no se ha visto nada de actividad en los grandes problemas que recibieron y que afectan la ciudad.



            Es bien cierto que van apenas once días del período constitucional de gestión municipal, pero, en teoría, se supone que la gente convocada a formar parte del equipo del gobierno encabezado por Barragán Sánchez, debió presentar proyectos o programas para ponerlos en práctica para ir dejando ver que el pueblo no se equivocó al elegirlos y con ellos comenzar a mostrar que son dignos de la confianza y de la expectativa despertada, como el mismo alcalde lo expresó la mañana del viernes ocho de octubre en que presentó a sus principales colaboradores.


            Y bien lo dijo Barragán Sánchez, hay gente con experiencia en cargos claves de su administración y éstos tienen que ver con áreas de Parques, Jardines y Espacios Deportivos, cuyo jefe es Santiago Arias, que sin duda tendrá que sumarse o trabajar en equipo con la coordinación de mantenimiento urbano, a cargo de Jorge Ramos, también con el Coordinador General de Servicios Públicos, cargo otorgado a Jaime Antonio Cortés Ochoa, considerando que la cuarteta se puede integrar con la Coordinación de Salud Animal, bajo la responsabilidad de Arturo Ventura Torres.





            Sin importar el orden o la jerarquía, para el caso se considera necesaria una unidad de esfuerzos y de intenciones de todas éstas áreas para atender un grave problema de limpieza e imagen urbana que tiene Ciudad Guzmán y gran parte del municipio mismo, por no decirlo con todo el territorio, cuando de plano desde hace meses se dejó de atender áreas verdes, ingresos principales y espacios públicos, no solamente dejando crecer la hierba, las plagas que afectan los pocos árboles que hay, incluso en la plaza principal, tiraderos de basura y hasta de animales muertos en sitios como el Arroyo Los Volcanes.


            No hay duda de que se tenga el interés y la disposición de trabajar para mejorar la prestación de los servicios públicos que aún quedan como responsabilidad del gobierno municipal, cuando dos de los principales fueron concesionados por las dos administraciones anteriores surgidas del llamado “Movimiento Naranja”, como lo son el servicio de recolección confinamiento y tratamiento de los residuos (basura) y el alumbrado público, que además de costosos son un verdadero fraude porque no se ha cumplido, hasta el momento, los requisitos asentados en los convenios firmados entra el concesionario y los prestadores de las prestaciones.


            Es por ello, mientras no se define la suerte que correrán dichos servicios concesionados, que ya se empiece a trabajar en la limpieza, la imagen urbana, no que les hagan el trabajo a las “empresas” concesionarias, sí en lo que queda fuera de las concesiones, comprendiendo arreglo y en forma del estado que guardan las zonas de guerra (bombardeadas), las calles, que están llenas de pozos de todos los tamaños, la zona del tianguis, las áreas verdes, los camellones, que se ponga a disposición de las personas un depósito para que allí se lleven los cadáveres de las mascotas que mueran y evitar con ellos que se les tire al aire libre, mucho por hacer, que ya se necesita ir atendiendo por los nuevos obligados.

           

No hay comentarios.:

Publicar un comentario