Ley Seca

Ley Seca

lunes, 6 de julio de 2020

Oscura y cuesta arriba








Víctor Hugo Prado



Días aciagos vive nuestro bello y querido país. Señala Héctor Aguilar Camín que la semana pasada ha sido la más oscura de mucho tiempo, en un clímax de deterioro del país.

La pandemia, señala, “alcanzó nuevos picos casi todos los días, justo en el momento en que la gente ha empezado a salir, a dejar su confinamiento, por necesidad económica, psicológica o por simple fatiga de materiales”. 

 México es el único país que ha decretado un levantamiento, que se ha salido de control por su falta de orden y sin precauciones, cuando la pandemia se comporta con contagios y fallecimientos en ascenso. No se sabe si ha llegado a su pico más alto o por lo menos no en evidenciable descenso. Ojalá que no veamos un nuevo y prolongado tren de contagios y muertes.




Retomando la semana más oscura, el mismo columnista, presenta una serie de indicadores económicos que describen una depresión mayúscula. Señala, “que el índice General de Actividad Económica reflejó una caída de -17.3 % en abril”.

Asimismo, “el FMI ajustó a la baja el crecimiento esperado hasta -10.5 %.  La actividad turística cayó -67 %. La construcción en -32. La balanza comercial, -56.7 en exportaciones y -47 en importaciones. Las ventas al menudeo decrecieron 23.6 % y el sector servicios en -26.3 %. Pemex produjo 87 mil barriles diarios menos de petróleo, sin que hubiera habido necesidad que la OPEP haya obligado a la reducción”.

Que se puede decir de la inseguridad que vive el país, el asesinato del Juez federal en Colima, el atentado contra el secretario de Seguridad de la Ciudad de México ponen de manifiesto a un país vulnerable, así lo indican los muertos de la semana y la cifra record de casi 12 mil de muertos acumulados hasta abril. La violencia que se ejerce por las bandas organizadas contra ciudadanos, la expansión de los cárteles, su capacidad armada, y sin poder encontrar los vínculos ni la raíz de su poderío.

Y si a eso le sumamos los escándalos de corrupción en el seno del propio gobierno, que ante la realidad ha quedado rebasado, incapaz de resolver en la esfera de sus atribuciones esos señalamientos, porque en los dictados de un solo hombre, eso no sucede en la 4T.

Ahora esperemos que le vaya bien al Presidente de nuestro país en los Estados Unidos, la primera salida como mandatario a casi dos años de gobierno, pues en el fondo muchos pensamos irá obligado a levantarle la mano para contribuir en la proyección electoral del Sr. Trump, necesitado de repuntar y utilizando como medio al Presidente para retener el voto latino o al menos el de los de origen mexicano.   

Con una semana oscura y una cuesta hacia arriba, como decía Porfirio Díaz, “pobre México, tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos”.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario