miércoles, 18 de marzo de 2020

Eliminan peligro




Juan José Ríos Ríos
El Volcán/Guzmán


Ante el crecimiento registrado en algunos de los árboles que existen en áreas verdes conocidas como camellones en la zona urbana de Ciudad Guzmán, por estar con sus ramas tocando cables de alta tensión cuya postería que los sostiene se ubica en esos espacios, personal de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) realiza podas que seguramente eliminarán los riesgos que representan para la población y ante la próxima temporada de lluvias.



            Los desrames producidos generan desechos que los empleados de la CFE acumulan en los mismos camellones, lo que afea y obstruye el paso de personas, pues muchas de ellas los cruzan muy frecuentemente al estar en su ruta que generalmente toman cuando salen de sus casas para hacer compras o cubrir cualquier otra necesidad, por lo que recomendable es que se retiren a la mayor brevedad posible para que con la eliminación del riesgo de tocar cables, no se generen otros al quedar en dicha posición y situación.

            De igual forma, los trabajos que realizan los trabajadores de la CFE encomendados para hacer la tarea, no son del todo estéticos, es decir, ellos cortan a placer y dejan ramas que, también crecidas pero aunque no tocan cables de alta tensión, lejos de darle un aspecto menos de destrozo a la poda las dejan así, tarea que debería de coordinarse con el área de parques y jardines del ayuntamiento local, tanto para que se haga en forma y fondo, y sin dejar los desechos para ver cuándo pueden ser retirados.





            Esta coordinación parece que no existe, la independencia con que se maneja el personal de la CFE, cumpliendo tal vez una orden o cubriendo una obligación que les compete, así lo demuestra en ésta y en anteriores ocasiones en que han realizado los trabajos de poda en árboles que presentan riesgo para la población, precisamente por estar tocando cables de alta tensión, pero no por ello debiera de considerarse también la necesidad de retirar, en tiempo y en forma, los desechos que generan.

            Otra acción llevada a cabo con el propósito de eliminar riesgos, no se sabe por quién fue ejecutada, es el retiro de los dos troncos y ramas secas de las palmeras muertas que estaban formando parte del atrio del templo El Sagrario, en la zona centro de Ciudad Guzmán. El estado que guardaban las dos palmeras y el riesgo que representaban ya había sido público a través de las páginas de éste diario, alertando y sugiriendo que se tomaran las medidas pertinentes.

            Al pasar por el sitio antes mencionado, se pudo observar que han sido cortados los troncos de las palmaras y, junto con sus ramas han sido retirados del lugar, Con ello se elimina un riesgo y queda de manifiesto la necesidad de hacer el trabajo completo, eliminación del riesgo y retiro del desecho, oportuno, en tiempo y forma, máxime cuando se trata de sitios de alta concentración de personas o cuando menos de visitas frecuentes como es el caso del sagrado recinto en cuestión. Lo bueno es que ya se tomaron las medidas, faltando de retirar las bases que por muchos años sostuvieron las dos palmeras, que representan un riesgo menor a como estaban antes de su eliminación.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario