jueves, 19 de marzo de 2020

Obispo: que cada hogar se llene de esperanza


>El obispo Óscar Armando Campos, llama a los feligreses a tender las recomendaciones del gobierno federal, estatal y municipal, así como del episcopado con “carácter de obligatorio”.


>Dice que a través de televisión y redes sociales podrán llevarla a cabo la misa, o cada quien en familia a través de la oración. 


Milton Iván Peralta
El Volcán/Guzmán


El obispo de Ciudad Guzmán, Óscar Armando Campos Contreras, llama a la sociedad en general, estar alertas e informados “pero no alarmados”, por la presencia y expansión del Coronavirus. “Este virus nos llego por sorpresa. Se ha convertido en una pandemia que ha cobrado las vidas de miles de personas, generando pánico social y un sin número de informaciones y comentarios ante los cuales debemos ser muy cuidadosos, para no causar daños colaterales”. 


El comunicado que hizo llegar a este medio, que esta contingencia sanitaria a nivel mundial nos lleva a tomar decisiones, recuerda el mensaje que dio de Cuaresma-Pascua, “debemos considerar la vida como un don maravilloso que el Señor nos ha confiado a cada uno y del cual todos somos responsables. De tal manera que el cuidado de la salud personal es un deber y un derecho que debe ser atendido en diferentes niveles”.  

El obispo Óscar Armando Campos, llama a los feligreses a tender las recomendaciones del gobierno federal, estatal y municipal, así como del episcopado con “carácter de obligatorio”. De las cuales invita al uso de gel antibacterial tener los cuidados de higiene que piden las autoridades sanitarias, el dispensar a todos los fieles “de la asistencia a misa los domingos y fiestas de guardar en virtud del Código de Derecho Canónico”, consideró que algunas parroquias trasmitirán la misa por televisión o redes sociales. Ningún sacerdote dejará de realizar la eucaristía de forma privada, “para pedir por la comunidad”. También llama a suspender las misas de matrimonio, o nomás de 40 personas con su sana distancia. Ayudar a las personas enfermas, niños y adultos mayores.

Para concluir, llamó a que las familias se unan, que haya un encuentro “más intenso personal con Dios, a través de la oración individual y en familia, de la lectura de las sagradas escrituras y del rosario, para que cada familia sea un hogar donde se alimente la esperanza. También llama a elevar nuestra “súplica al Padre de la vida y esperanza, para pedir por quienes han sido contagiados y por los que tienen la responsabilidad de atender y cuidar nuestra salud”. 




No hay comentarios.:

Publicar un comentario