martes, 31 de marzo de 2020

Reacciones ante el Covid- 19






Un momento por favor

J. Jesús Juárez Martín




La  vida personal y social siempre nos ha puesto frente a una diversidad de posibilidades de alegría, sufrimiento, recuerdo, esperanza, deseo, realización y como cada uno de nosotros en algo decide, nos sentimos satisfechos cuando el resultado que se disfruta es positivo,  alcanzar un objetivo nos proporciona satisfacciones en torno  nuestro y a quienes amamos; hay realidades naturales constituidas que tal vez no podamos alterar pero sí cuidarnos de esas cosas como temperatura, lluvias, sismos.

La naturaleza configura en los entornos ambientales, ecosistemas, que con experiencia sabemos cómo realizar nuestras actividades.  Otras situaciones para nuestra comodidad y disfrute son negativas, adversas realidades que nos aguijonea con sobresaltos para nosotros, hemos de luchar por mejorar las cosas, podrá ser fácil,  personal, social y es donde sentimos el peso de la comunidad; desde siempre nuestra salud es vulnerable a los elementos de la naturaleza a otras entidades como bacterias, enfermedades, microbios, de ordinario parece que nosotros los tenemos controlados, sin embargo las enfermedades del aparato respiratorio en invierno, o cambios bruscos de temperatura, con frecuencia afectan a grandes cantidades de personas que buscan ayuda con médicos y medicinas para restablecer la salud.




El Coronavirus, hasta hace tres semanas nos mantuvo expectantes con la evolución en países como China donde se inició la epidemia, pronto salió del país para convertirse en endemia y hasta llegar a una tendencia globalizadora por todo el orbe, ya no sólo es Asia, llegó a Europa, América y en ella a nuestro México.

La Organización Mundial de la Salud, los diversos Gobiernos de los países han tomado medidas para atenuar el riesgo de contagios y minimizar el número de pacientes en un ambiente más hospitalario.

Aquí es donde algunos países toman la experiencia de los que antecedieron y sufrieron la mortal endemia y hasta colaboración intercambian.

Hoy la mayoría de los países afectados reglamentan sus acciones para combatir y enfrentarse a la pandemia, que va desde el alejamiento social, suspender los cursos escolares, otras muchas actividades; trastornando formas de convivencia; en algunos países no se respetan los derechos de las personas y los problemas se multiplican entre ciudadanos y autoridades, no se trata de ver quien pude más, el protagonismo de algunas autoridades, chocan abiertamente con recomendaciones de La OMS.

Los bienes de la vida y la salud, son los valores supremos que encabezan el liderazgo en beneficio de una mejor convivencia, ellos, deben orientar autoridades, la organización de las actividades y apoyar con acciones, recursos humanos, económicos y acercamiento humanitario con los afectados, atención médica a enfermos y medidas preventivas a los que gozamos de salud.

Las crisis siempre son momentos decisivos de las situaciones graves que alteran modos de producción, de vida y pone en riesgo a la sociedad, pero si son acertadas las medidas pueden salvar las situaciones y mejorarlas... y las crisis, pueden ser la oportunidad de las grandes conquistas sociales.

Los países han tomado medidas para revertir influjo, las consecuencias de la endemia mortal, y restablecer mejores condiciones de vida, mejor ambiente donde podamos convivir, trabajar y hacer aportaciones a la sociedad que integramos.





Afrontemos como país, como familia, como persona en minimizar los riesgos que conocemos del coronavirus: Covid-19, se debe de trabajar hacia la humanidad completa por las interrelaciones que nos hacen ser una aldea global cercana y frágil ante los diminutos virus, resistentes, combatiéndolos, no circunscritos a un país o región, son enemigos mundiales... universales.

Disfrutar actualmente en todas las situaciones agradables, bellas placenteras, por el momento parecen estar alejadas; sin embargo, encontramos el gusto cuando hay afecto y convivencia en el alejamiento con la familia, lo que parecía difícil, se vuelve grato, bella convivencia que ayuda a descubrir, valores, aptitudes que no compartimos, por la prisa de cada día. La convivencia familiar nos acerca y eleva la estima por los parientes cercanos...

Conocemos en esta situación social limitante, encontramos edificantes manifestaciones humanas; sabemos de algunos deportistas, que se hacen donativos de grandes cantidades de dólares para ayudar a los necesitados, otras personas sensibilizan a la población de los deberes humanitarios que nos corresponde practicar con los demás, Doctores, enfermeras, profesionales de la medicina, multiplican sus acciones para curar, asistir y ayudar a los enfermos, comportamientos ejemplares.

También hay actitudes negativas, conductas de abuso entre el receso de actividades, personas que se organizan para saquear tiendas departamentales y no es por alimentos, sino de asaltos organizados contra establecimientos para saquearlas literalmente.

Y ello nos entristece porque como agravante son jóvenes que parece lo toman como reto ante las autoridades.

En fin, que una reflexión sobre estas líneas, y las novedades de día a día sean para mejor orientar nuestro quehacer de la siguiente semana.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario