viernes, 13 de octubre de 2017

Tláloc y el silencio musical



Milton Iván Peralta
El Volcán/Feria



Muy al estilo de “cantando bajo la lluvia”, terminó lo que parecía que iba ser una velada de música, con la orquesta de Zapopan, ya que la lluvia dejó con ganas al público de escuchar de un concierto que pintaba para ser muy bueno.


Aunque el concierto arrancó muy puntual a las 20 horas, en el teatro del pueblo, Tláloc dejó a la gente disfrutar nada más de tres temas, los cuales arrancaron los aplausos de los asistentes. 

Fueron unas gotas los que iniciaron lo que se convertiría en una “Tormenta”, y más de alguno recordó la famosa sinfonía de Ludwing Van Beethoven, pero en lugar de sentarse a disfrutarla, la gente corrió a protegerse mientras las partituras volaron en el escenario y los músicos rápidamente guardaban los instrumentos. Así que por seguridad de los asistentes y de los artistas, los organizadores decidieron suspenderla, al igual que los conciertos que se realizarían en el teatro de la feria, donde también el público corrió a protegerse del agua y algunos vieron como “Súbitamente, se oscurece el cielo, todos respiran con dificultad y sienten temor, las nubes negras se amontonan, el viento produce un sonido ululante, ruge el trueno en la lejanía, lentamente desciende la tormenta", así como describió Justin Heinrich Knecht su sinfonía subtitulada “Retrato Musical de la Naturaleza”. Será para otro día cuando se disfrute de otro concierto. 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario