miércoles, 5 de enero de 2022

Diputados sin pacto ciudadano


 


Juan José Ríos Ríos

 

 

Los diputados del Congreso de Jalisco, sobre todo aquellos que dicen representar los intereses de los ciudadanos del Distrito 19, o bien que siendo de esta región y ocupan un escaño en la actual legislatura, no mueven un dedo para mejorar las condiciones imperantes en esta porción del estado, pero sí se alinean con los intereses del Ejecutivo estatal o coquetean con éste en proyectos de tipo político y bajo el argumento de disponer de más recursos, olvidando problemas vigentes y que afectan a miles de ciudadanos.



            Lo más reciente y perjudicial es el estado que guarda la carretera Vía Libre a Colima, que desde el año pasado sufrió destrozos que impiden el paso a miles de conductores que tradicional u ocasionalmente la transitan para ir al vecino estado de Colima o las comunidades de los municipios comprendidos en su trayecto y, para lo cual, debido a las circunstancias señaladas líneas arriba, tienen que utilizar la mal llamada Autopista Guadalajara-Manzanillo, con los riesgos y costos que ello implica.


            En este problema, tampoco se ha visto un interés por parte de los alcaldes de la Región, sobre todo de Tuxpan, Zapotiltic o de Zapotlán el Grande, cuando debieran ser los motivadores para que se gestionen recursos para las reparaciones y dejar la carretera en condiciones de uso y de seguridad que se requieren, o bien dialogando con los diputados que puedan demostrar interés en hacer ver que son verdaderamente representes de los ciudadanos, del pueblo que los elige y que paga por el cargo que ocupan.

            Hasta el momento sólo se ha visto manifestaciones de los legisladores, comprendiendo los de elección o de los llamados plurinominales, para sumarse al fallido intento, por los resultados que obtuvo de la encuesta emprendida por el Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, para reclamar la disposición de más participaciones para la entidad, pero nada que vaya en favor de los afectados por el estado que guarda la Vía Corta a Colima o por problemas de seguridad y falta de obra pública por parte del propio gobierno del estado.


            Todos los días y a toda hora, el trayecto de la autopista, desde la caseta de Sayula hasta la de San Marcos, donde por cierto cobran por un servicio que deja mucho que desear y nada más por transitar tan poco kilómetros, está abrumado por la cantidad de vehículos que la utiliza, agravado por la presencia y acción de miles de vehículos de carga pesada, tráiler de doble remolque que circulan violentando los límites de velocidad, de seguridad y constituyendo un peligro para los demás conductores.


            Eso no les importa a nuestros diputados, ni a los alcaldes y por lo que se ve ni al mismo gobernador, de otra manera ya se hubiese hecho oficial la noticia de que hay interés y recursos para hacer las reparaciones adecuadas para que nuevamente opere la Vía Corta a Colima, cuando menos y al momento de redactar este comentario, no se tenía información al respecto, por lo que les pasamos el tip a los diputados; federal y local por el Distrito 19, a los paisanos sureños que ocupan escaño en el Congreso de Jalisco y por si aún no se han dado cuenta del problema. Estoy seguro que mucho se les agradecerá si hacen algo al respecto o sólo están para atender mandatos e intereses de tipo personal o partidistas. Estaremos atentos para ver qué se hace al respecto.

           



No hay comentarios.:

Publicar un comentario