jueves, 20 de enero de 2022

Motociclistas, sin respeto a las leyes


 

Juan José Ríos Ríos

 

 

Por los frecuentes accidentes que ocurren en las calles de Ciudad Guzmán, involucrando conductores de autos o camionetas y con motociclistas principalmente, algunos de los cuales han resultado fatales, y porque hasta la fecha ni la Dirección de Tránsito Municipal ni los mismos usuarios de motos han tomado medidas para evitarlo, resulta necesario que se involucre la Unidad Municipal de Protección Civil para que coadyuve, con sus conocimientos que se supone los tienen en la materia, en la protección de quienes transitan por las vialidades de la ciudad.



            Mucho se ha comentado la forma en que la casi totalidad de los usuarios de motos, principalmente aquellas personas que realizan entregas domiciliarias de productos mediante este sistema, se movilizan por calles y avenidas de la ciudad, sin respetar la más mínima regla de seguridad, violentando los límites de velocidad, transportando dos o más personas y hasta sin los elementos de seguridad exigidos y, sobre todo, adelantándose a las filas de autos, circulando en medio de éstos, a su izquierda o a la derecha y, sobre todo toreando o zigzagueando para adelantarse a los demás.


            Esto se hace incluso ante los ojos de los agentes viales, en todos los altos por semáforo y nada se ha hecho hasta el momento. Lo mismo ocurre en el tema de la circulación de motos modificadas para que hagan mayor ruido al normal, parece que tienen Patente de Corso para transitar sin que los moleste nadie, de lo contrario ya deberían haberse tomado medidas, aquellas que seguramente contempla el Reglamento o Ley de Tránsito, una actitud sospechosa o cómplice que es parte de las causas que originan los accidentes, pero mayormente originada por los mismos motociclistas por el comportamiento que observan en las vialidades, todos los días y a todas horas.


            En los últimos se ha visto un mayor número de agentes de la Dirección de Tránsito en Ciudad Guzmán, realizando tareas que antaño no se aplicaban con el rigor que ahora se ha captado, sobre todo para sancionar verbal o tal vez con multa, aquellos conductores de vehículos que se movilizan sin utilizar el cinturón de seguridad, labor que se lleva a cabo determinados días y a determinadas horas en la zona centro, de la calle Clemente Orozco a la del entronque de Reforma con la Primero de Mayo. Fuera de este perímetro no se ha visto acción de este tipo, tal vez es el punto de mayor efectividad en este tema que, parece más bien de tipo recaudatorio, aunque aplicando el Reglamento o Ley de la materia.


            Esta misma actitud debiera de aplicarse para evitar los accidentes entre automovilistas y motociclistas, que se emprenda una campaña de información, de orientación, apoyada hasta con folletos ilustrativos y destinada a motociclistas y hasta los mismos conductores de autos o camionetas, no está por demás hacer un esfuerzo extra en el ánimo de evitar accidentes, una campaña de información seguida por una de aplicación del Reglamento o Ley de Tránsito vigente, porque tras la advertencia no hay engaño y así intentar, cuando menos, que se eduque, con elementos, el comportamiento en las calles por parte de unos y otros.


            Por ello, ante el problema y por saber de la existencia de la Unidad Municipal de Protección Civil y Bomberos de Zapotlán el Grande, en una suma de esfuerzos y voluntades, en su calidad de servidores públicos, de paga, que por parte de la Dirección de Tránsito no se tienen los elementos para diseñar y aplicar una campaña de concientización, se intente con el personal de la unidad y sino hasta dónde los haya, la seguridad vial es obligación de tránsito y va más allá de atender accidentes, poner uno o más agente dando paso a los peatones en sus cruces de calles con alto grado de circulación, así como de llevar a cabo campañas para sancionar a quienes no utilizan el cinturón de seguridad, este problema y riesgo de accidentes es latente y algo se debe hacer para evitarlo o cuando menos poner orden en la vialidad.

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario