martes, 25 de enero de 2022

¿Otro elefante blanco?



 Juan José Ríos Ríos

 

 

Según lo declarado por el Presidente Municipal de Zapotlán el Grande, Alejandro Barragán Sánchez, se puede considerar que al patrimonio municipal se le va agregar un elefante blanco más; las oficinas construidas en la pasada administración para alojar las instalaciones y operaciones del Sistema de Agua Potable (SAPAZA). El otro inmueble con esta calidad lo es el Centro para la Cultura y las Artes José Rolón.



            Este término se aplica para aquellas obras que, construidas con recursos municipales con presuntos fines de proporcionar algún servicio o beneficio a la ciudad y a su población, quedan prácticamente sin uso, pese a las grandes sumas de dinero que se les invierte, condición que sigue guardando el Centro Cultural José Rolón, lo que se ha justificado un poco por razones de la pandemia.


            Las instalaciones construidas para albergar al personal y las actividades del SAPAZA, se fincaban en la liberación del pago de renta de oficinas, proporcionar un mejor servicio a los usuarios y, de lo que se sabe; es la obra de mayor costo en la que se le han invertido recursos propios del sistema. Además, se dijo en su tiempo, dejarían muchos espacios para el estacionamiento de vehículos, contribuyendo con ello a la problemática que en este sentido se vive en Ciudad Guzmán.






            Sobre el porqué no se ha hecho la reubicación de los servicios y los trabajadores del SAPAZA a las nuevas instalaciones, el presidente municipal dijo concretamente que: “No está ni conectada al drenaje, no tiene la conexión eléctrica, es un edificio al que le hacen falta más de tres millones de pesos para que se termine”, agregando que consideraba también poco rentable el hacer el cambio de sitio de operación del OPD SAPAZA.    

 

            “Ya ha costado mucho dinero, más de diez millones de pesos o más, y todavía falta para concluirlas. Irónicamente no tiene agua potable, ni drenaje, ni energía eléctrica, no tiene un espacio para guardar dinero, es inseguro en muchas situaciones que no se contemplaron en el diseño de ese edificio y que no estaban contemplados en el contrato de construcción”.


            Barragán Sánchez Indicó que tienen evidencia de sus afirmaciones y que esa era la razón por lo que no se han ido hacia ese lugar el personal y los servicios que se otorgan al público por parte del SAPAZA. “Incluso es conveniente confirmar si es rentable o no”, abundó.


            Ante ello, cabe reflexionar si es mejor dejar sin uso un inmueble al que se le invirtieron ya diez millones de pesos, que canalizar lo que se requiere para concluir las obras faltantes, que suman, según sus propias palabras, tres millones de pesos. Llama la atención que el alcalde señalara también el confirmar “si es rentable” o no el cambio.


            Desde su proyección se consideró por el anterior titular del SAPAZA, Juan Manuel Figueroa Barajas, que lo más complicado de la reubicación pudiera darse por parte de los usuarios que, de pagar el servicio que reciben en el corazón de la ciudad, lo tuvieran que hacer trasladándose hasta los terrenos del recinto ferial, para lo cual, indicó a quien esto escribe el propio funcionario aludido, se dejaba espacio para el servicio urbano y para quienes se mueven en vehículo propio estacionamientos suficientes. Se dijo también que había recursos presupuestados para su total terminación.


            Fuera de la inconformidad que pudiera generarse por parte de los usuarios por la distancia que habría que cubrir para pagar en las nuevas oficinas, y si es que no hay conexiones a la red de drenaje y eléctrica, así como para el abasto de agua a las instalaciones, su equipamiento y seguridad, diez millones invertidos son más que los tres que faltan para dejarlas en condiciones de uso, lo que se puede recuperar al dejar de pagar la renta. ¿Por comodidad del nuevo gobierno, no es rentable la conclusión de las obras y el uso de las oficinas? ¿Es una actitud política o de qué tipo?

           

 


           

No hay comentarios.:

Publicar un comentario