jueves, 27 de enero de 2022

Diputados hacen política, no sirven a sus representados


 

 

Juan José Ríos Ríos

 

 

Qué necesario resulta que los ciudadanos del Distrito 19 sean menos conformistas, al no exigir a sus diputados dedicar tiempo, esfuerzo y a la vez se interesen por hacer algo para resolver las múltiples necesidades que se tienen en los municipios que en teoría representan. Se han dedicado a hacen reuniones para “informar” o convencer sobre temas que tienen más tintes de servir a quienes los impusieron, sus partidos, para ocupar el cargo, que a sus presuntos representado.



            Es bien cierto que ahora los legisladores ya no tienen bolsa de dinero disponible para dedicar migajas o pedir moches a cambio de gestionar o apoyar a los municipios, como antaño se les sucedía, pero sí reciben generosos salarios que realmente no desquitan. También es cierto que no son todopoderosos para obtener programas o recursos financieros en la suficiencia que se necesitan para que los municipios reciban obras o mayor presupuesto, pero eso no les quita la posibilidad, cuando menos, de intentar que el gobierno estatal y federal volteé sus ojos hacia esta Región sur.


            En el tema carretero se nos tapó la boca con el mejoramiento de la ruta Ciudad Guzmán-El Grullo, de ahí en más casi nada, no se sabe de obras de mejoras y los municipios apenas les ajusta su presupuesto para pagar la nómina, pues han hecho del dinero público el que muchas personas dependan de él, con prestaciones que ni las grandes empresas otorgan, son tan sínicos que hasta los premian por temas de puntualidad, gozan de seguro social y hasta de beneficios de Pensiones del Estado, todo pagado con dinero que debería destinarse a las necesidades de la población en general.





            Retomando el tema con la actitud que asumen los diputados, quienes nos representan por el Distrito 19, no importando por cual partido político, no se sabe qué hacen, de vez en cuando se dan baños de pureza haciendo público que han hecho tal número de iniciativas, pero nunca de la suerte o destino de éstas, y mucho menos que tengan como propósito el atender a la gente, coadyuvar con los municipios que se supone representan.


            Tal vez no dan para más, de allí la necesidad de que seamos más interesados en el quehacer y hacer de los legisladores, y no nada más hacer bola en sus convocatorias acudiendo para sólo escuchar lo que dicen o lo que promueven, sin exigirles nada. Estamos tan acostumbrados a ello que ahora cualquier propuesta que se haga para ocupar el cargo las más de las veces logra su propósito, ocupar el cargo y de allí en más dejar pasar, dejar hacer.


            Ahora tienen más leyes a favor los animales domésticos que las personas, son más efectivas las sanciones para castigar a quien o quienes los violentan, es bueno, pero los ciudadanos seguimos siendo víctimas de abusos policíacos, de aumentos desmedidos en los impuestos por pago predial y agua, como sucede en Ciudad Guzmán, cundo los incrementos son del 50 por ciento, los diputados del Congreso de Jalisco aprobaron esta agresión a la economía de los habitantes de Zapotlán el Grande, un ejemplo más de que los diputados nuestros no están para velar por los intereses de sus representados, tal y como se planteó por la administración anterior, a través de quien presidía la Comisión de Hacienda en el municipio, se aprobó y ahora se aplica. Con este ejemplo basta para respaldar lo que aquí se expone.

           





No hay comentarios.:

Publicar un comentario