lunes, 8 de agosto de 2022

Morena: realidades, fachadas y frentes varios


 

 

Pedro Vargas Avalos

 

 

El sábado y domingo finales del reciente mes de julio (27 y 28) se realizó en toda la faz de la república, una jornada sustancial para el partido político en el poder a nivel federal (Morena) y sobre ese suceso se tienen diversos puntos de vista, algunos de plano encontrados. Esto porque para la dirigencia nacional del partido guinda, así para el mismo fundador y actual presidente de la nación, el lance fue democrático, concurrido y pacífico; en cambio para los críticos de la Cuatro T, hubo todo género de anomalías y prácticas antidemocráticas e incluso ilegales, que merecen se anulen las susodichas votaciones internas de los morenistas. En los pareceres emitidos sobre ese renglón, por los impugnadores del siempre omnipresente poder ejecutivo federal, arrecian sus críticas y refutaciones, señalando a los morenos como seguidores de los pésimos procedimientos (robos de casillas, de boletas electorales, acarreos de votantes, compra de votos, etc.) propios de los partidos tradicionales (PRI, PAN, PRD, MC) que ellos criticaban ásperamente.



Ante los ánimos desbordados tanto de partidarios del morenismo, como de sus antagonistas, es menester reflexionar serenamente y admitir los hechos positivos de los parciales de la Cuatro T, como reconocer los defectos que les achacan sus adversarios.


Durante el sábado y domingo aludidos, simpatizantes y militantes de Morena participaron en la realización de asambleas distritales, a las que fueron convocados para elegir sus coordinadores del partido, en total 300 asambleas distritales en la República; para desahogar esos ejercicios se instalaron 345 casillas: el primer día, implicó a 20 Entidades federativas; el segundo, a doce. Así se proyectó el proceso de renovación de los órganos de dirección de este partido político (cuyo acrónimo es MORENA, proveniente de su nombre original: Movimiento Regeneración Nacional) a nivel estatal y nacional.





Varios medios de prensa, sobre todo los denominados “nacionales”, desde el domingo publicaron notas sobre acarreos, compra y coacción de sufragios, que según su perspectiva provocaron violencia caracterizada por enfrentamientos entre grupos de aspirantes a cargos partidistas, suspensiones de votación, quema y hasta robos de documentos específicos de unos comicios. En la sección “Cúpula” del diario mural de ese día 28, se publicó: “Más allá del tremendo cochinero en el que se convirtió el primer día de la elección de los delegados al Congreso Nacional de Morena, detrás de las malas prácticas…se alcanzaron a ver profundas grietas en ese partido”. Y luego ejemplifica dicha columna: “Por un lado, el senador Ricardo Monreal de plano renegó del proceso y decidió no participar. Por el otro, los cercanos a la exsecretaria de la Función Pública Irma Eréndira Sandoval y su marido, John Ackerman, organizaron brigadas de ‘caza mapaches´ para balconear a sus adversarios.”


En cambio, los principales personajes morenistas, como su dirigente nacional -Mario Delgado- y los gobernadores de varios Estados, (como Campeche, con Layda Sansores), afirmaron que la jornada había sido democrática, limpia, abierta, plural y ordenada: todo un modelo de participación popular. Al día siguiente presumieron que casi tres millones de ciudadanos habían sido los que acudieron a su llamado. Pero esta misma fecha, se difundió por diarios como Reforma, que “En su segundo día de elecciones internas Morena registró actos violentos acarreos y voto inducido por lo que morenistas de diferentes corrientes anticiparon que impugnarán el proceso interno ante la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia del partido y ante el Tribunal Electoral.” Entre los dizques morenistas que respaldaron esas ideas, están Gibrán Ramírez y Alejandro Rojas Díaz Durán -tildados de monrealistas y revanchistas- por sus antecedentes de no lograr sus fines personales cuando disputan cargos.


Así pues, informó la prensa impugnadora de la Cuatro T, “además de la compra e inducción del voto, la constancia de afiliación no tuvo los requisitos partidarios, no hubo secrecía del voto, hubo intervención indebida de personas en el proceso de votación y se excluyó a escrutadores designados para colocar a personas ajenas en el conteo”. (Reforma, 01-08-2022). No obstante, los militantes y simpatizantes de Morena, seleccionaron a quienes serán sus coordinadores distritales, mismos que a su vez tendrán el cargo de consejeros estatales y congresistas estatales y nacionales, importantísimos delegados que elegirán consejos estatales y estos, escogerán Comités Ejecutivos Estatales el 6 y 7 de agosto, y también serán delegados al III Congreso Nacional de septiembre, que decidirá a los nuevos integrantes de su Comité Ejecutivo Nacional (CEN).





El guía formal de MORENA, Mario Delgado, manifestó “que se observaron “plazas llenas en todo el país”, por lo que el nivel de participación puede llegar a 3 millones” de ciudadanos morenistas: El dirigente, “celebró la gran participación que ha tenido el pueblo de México en el proceso de reorganización interna de dicho partido”, lo cual califica como “una jornada histórica”; y sobre los actos violentos aseveró fueron generados por “personas ajenas a su movimiento”. Al respecto se preguntó al primer mandatario nacional su opinión, en la mañanera del lunes uno de agosto, y dijo: “considero que fue una buena jornada democrática, porque participaron alrededor de dos millones 500 mil ciudadanos, fue masiva la participación para…elegir delegados al Congreso. Dos millones 500 mil, es muchísimo…también muchos que no eran militantes de Morena, me informan, …al mismo tiempo se estaban afiliando…, por eso fueron muchos los que participaron.


Y conducir esta jornada fue muy meritorio de los dirigentes, Mario Delgado, Citlalli, la secretaria, y todos, muchos dirigentes que ayudaron para la celebración de las elecciones. 


Hay, desde luego, inconformidad. Hay que mejorar cada vez más estos procesos para que no haya violaciones, acarreos, inducción de voto. Y hubo todavía ese tipo de prácticas, pero en muy pocas casillas; no se generalizó, no es como los opositores, los conservadores, hubiesen querido.





Porque estuve viendo que repetían y repetían y repetían ¿no?, de fraude y de irregularidades, pero no, nada que ver con lo que ellos han hecho, nada, nada que ver…como consta, en el 2006, bueno, nada más se robaron la Presidencia…Entonces, felicidades a todos los que participaron ayer. Ojalá y así se haga en todos los partidos, que en el bloque conservador convoquen a elecciones abiertas para decidir, que no sean nada más los de arriba los que hacen los acuerdos, los enjuagues y deciden en los restaurantes de lujo de la Ciudad de México. Es muy importante el que participe la gente…Entre más participación de los ciudadanos, mejor, y hacía allá tenemos que ir.


Y desde luego, van a haber problemas, pero el pueblo se equivoca menos y sabe distinguir bien quién conviene, quién no conviene, quién es quién”. Es indispensable, haya ideales, pues dice el Presidente, “si no hay principios, no dura ningún partido, porque todo es pragmatismo, todo es la lucha del poder por el poder, sin ideales, es el quítate tú porque quiero yo, es triunfar a toda costa sin escrúpulos morales de ninguna índole”. Esto es típico de los que solo se mueven “por la ambición al poder o al dinero” y quien eso hace, “no es ni político ni empresario en sentido estricto, ni buen ciudadano, porque se requiere tener ética y la política es un imperativo ético”.


Terminamos diciendo sobre esa jornada del partido guinda, que indudablemente fue exitosa, que si registró defectos, y finalmente, meditamos: si las oposiciones no quieren perder los comicios estatales del año que viene (Coahuila y Estado de México) así como la elección presidencial de 2024, tienen que apurarse y elevar su método de trabajo, porque si continúan como hasta la fecha, ninguna oportunidad tendrán de vencer, pues a cómo ven, se puede afirmar junto a Gabriel García Márquez, que su papel en las votaciones venideras, son la crónica de una derrota anunciada.

 

 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario