martes, 23 de agosto de 2022

No es apta para nadar


  

Juan José Ríos Ríos

 

Tras el ahogamiento y posterior rescate del cuerpo de un joven en las aguas de la Laguna Zapotlán, el titular de Protección Civil a nivel regional declaró que este sitio público no es apto para que las personas se metan a nadar, precisamente por los riesgos de ahogamiento que se corren, independientemente de lo que se pueda afectar la salud por meterse en aguas que sin duda están contaminadas por residuos que le entran.



            Aunque parezca increíble, es muy común que algunas personas incurran en este riesgo, nos consta, producto de una visita hecha recientemente al lugar de referencia, que había quienes ofrecían “viajes” al interior del vaso lacustre por el pago de 50 pesos, lo que se ofertaba usando una tabla o tarima de las que allí hay. Sin duda que era broma de quién hacía la tentación a visitantes, pero se dio.


            Ante esto, resulta ya necesario que se tomen cartas en el asunto, que si no se han impuestos medidas para evitar que las personas se introduzcan a nadar en estas aguas, la muerte del joven, se indica que tenía entre 25 y los 30 años de edad y originario de Usmajac, debe ser el momento para tomar esa decisión, pues las aguas turbias, sin duda contaminadas y sin vigilancia o auxilio en caso de accidente, o que se introduzca una persona sin saber nadar, y aun sabiendo, es un riesgo potencial para todo ser humano, allí está la prueba.





            No hace mucho, precisamente producto de un recorrido que se hizo por el nuevo malecón, comentamos la necesidad que se tiene en este espacio público para garantizar una visita segura de las personas que acuden al lugar, atraídas por la obra y el espectáculo visual que tiene este sitio Ramsar, es una tentación diaria, pero, cuando menos en la fecha en que se estuvo allí, no apreció sanitarios públicos cerrados, fallos en la obra construida, basura y, sobre todo; sin vigilancia.


            No se trata de buscar culpables, la intención es que se tomen medidas de prevención que eviten desenlaces fatales. Lo ocurrido nadie lo puede remediar, pero hay que tomar en cuenta que casi todos los días van a lugar muchas personas, familias completas, algunas de las cuales dedican tiempo a la pesca de las especies que allí existen, exponiéndose, pues la mayoría lo hace en los bordes de la misma, por el libramiento, donde no hay valla protectora alguna.


            Una vez que se ha declarado por autoridad competente que el vaso lacustre no es apto para nadar, ya hay una advertencia oficial, pero falta que ésta se plasme con indicaciones en el sitio para que las personas eviten meterse en estas aguas, pues el hecho de que sea un espacio público, recreativo, no es sitio para que cada quien haga lo que se le ocurra, exponiéndose y comprometiendo a otros que puedan meterse para auxiliar a algún atrevido.


            En el ánimo de que se cubra lo faltante, por la seguridad de visitantes, de quienes acuden al lugar a disfrutar la maravilla natural que es la laguna y, sobre todo, evitando posibles tragedias, que este hecho, tan lamentable, sea el motivo, más que suficiente, para que a quien corresponda atender, cuidar y vigilar esta zona, actúe en consecuencia, que no se espere a que haya una desgracia más para considerar cubrir lo que hace falta.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario