lunes, 12 de septiembre de 2022

Vecinos rebasados por inundaciones



>Vecinos de la calle Prolongación de Medellín, esquina con Carlos Villaseñor, sufren cada lluvia por que el agua se mete a sus casas, además de dañar carros porque se les mete el agua.

 

 

Milton Iván Peralta
El Volcán/Guzmán

 


 

Vecinos de la calle Prolongación de Medellín, esquina con Carlos Villaseñor, sufren cada lluvia por que el agua se mete a sus casas “antes esto no pasaba, esto sucede desde este año”, y además de dejar bienes inmuebles inutilizado, también las aguas han arrastrado vehículos, dejando varios sin funcionar por tener agua en el motor.


            Los vecinos se quejan que la obra que anunció el gobierno municipal de Zapotlán, un vado para evitar inundaciones, además de no presentarles el proyecto, nada más llegaron abriendo la avenida Carlos Villaseñor, “esta obra nos está causando más inundaciones, no la queremos”.


        

    El presidente del sector VII, Pedro Velazco,  comentó que “nos desembocaron el agua a la calle prolongación de Medellín, esta agua viene afectando a los vecinos hasta Joaquín Aguirre, sale mucha gente afectada, vinieron hacer una obra que está inconclusa, queriendo hacer correr el agua y de las calles de abajo, de Plan de San Luis, Plan de Guadalupe, las desembocaron a Carlos Villaseñor, dándole más altura a la calle de allá, desembocando con nosotros, nos inundan las calles de los vecinos”.


            El presidente del sector, comenta que el gobierno municipal tome cartas en el asunto “haciendo un colector pluvial, con la capacidad necesaria para sacar el agua que viene de arriba y de las colonias de alrededor”, recordemos que esta colonia esta desde 1983, y es una de las más grandes de la ciudad.

            “Quisiera que le tomaran el parecer a los vecinos sobre la obra, para que vean las afectaciones que tiene en sus casas”, concluyó el presidente del sector VII.

          

  Una de las vecinas afectadas, con la lluvia de ayer se le metió el agua hasta “la cocina”, literalmente, “mi inquietud es que alguien nos haga caso, con el gobierno, el día que llueve fuerte, se nos mete el agua, sacamos lodo, saque el otro día de mi cocina 18 cuberas de agua,  no es justo, nos están poniendo una obra mal hecha para que fluya el agua”.


             Cada vez que llueve y se les inunda, les ha dañado estufa, refrigerador, “una vez puse cobijas en las puertas de los cuartos, traté de tapar y ya van en este temporal dos veces que, pero en otros años no nos había pasado nunca, y ahora con la obra que están intentando hacer, se hace más agua”.


            Además, se quejan de que están quitando topes “que no deberían quitar, eso incluso nos disminuye el agua, pasan los carros grandes fuerte y es agua que se nos mete”, concluyó la vecina afectada.


           

  Otra vecina, comentó que las inundaciones les dañaron el carro de su hijo, “lo están pagano en la agencia, un vehículo se echó a perder las bolsas de aire, los sensores, el agua lo arrastró y chocó con la camioneta, sino es por eso se la lleva la corriente, pagó el deducible de $18 mil pesos”.


            Pero no fue el única carro que se le dañó, también por una camioneta por el agua tuvieron que cambiar la batería “pagué cinco mil doscientos pesos, la manguera de freno, las reventó, es la segunda vez que se inunda mi casa, siendo hoy la última vez, antes bajaba corriente, pero no con la corriente como antes, y con la obra que nos quieren hacer un vado, y los topes que han quitado más fácil nos va correr el agua”.


            La vecina pide solución, pide boca de tormenta, o que levanten la calle “o que se hagan responsables por pagar los daños y desperfectos, que ocasionen las tormentas”. A su tienda de abarrotes se les metió el agua echándole a perder productos que estaban en la tarde de abajo, “alimentos para mascotas, arroz, maíz quebrado, cosas que no alcance a subir”.


            Denunciaron que el responsable de ingeniero Obras Públicas que fue a hablar con ellos “traía aliento alcohólico, es el ingeniero con el que hablamos, ¿a qué nos estamos ateniendo? Sino van a poner atención están para la ciudadanía, no nos dio nombre”.


       

     Otro vecino, comentó que, en una tormenta pasada, le arrastró varias cajas de aguacate, “se llevaron diez cajas de aguacate, nos afectó mucho, no está bien que pase eso, nos afectó al negocio, como cinco mil pesos, no alcanzó a meterse a la casa gracias a Dios”.


            Comentó que el carro de su papá tuvo el problema de que se le metió agua al motor, “no quico prender”.


          

  Un señor, comentó que  en una tormenta pasada “el agua se metió a la cajuela de mi camioneta, es cerrada, una marca Honda, no la pude echar andar en 10 días, la llevamos a un taller, la dejaron arrancando, se descompuso por el agua la alarma, los seguros de las puertas, hoy se le volvió a meter el agua, señor presidente haga algo por nosotros, nomás cobrando impuestos y el pueblo qué, somos ciudadanos y pagamos impuestos, exigimos que se nos haga una boca de tormenta”.


            En su casa, se le metió el agua a su sala, los carros que pasan a alta velocidad provocan también que se meta más el agua a las casas.


            Otra de las vecinas, dice que por el agua hasta ratas ha sacado de su casa, “en mi casa se le mojó la cama a mi abuelita, la computadora de mi hermano se echó a perder, sillones , cuando llueve le pedimos a los carros que pasen despacio para que no nos ayuden a meternos el agua, y le daban recio, las alcantarillas se tapan por la basura, y todo se metió, basura, ramas, ratas, pusimos una cinta amarilla para que pasaran lento, y no se metiera más el agua”.


            De lo anterior ha pasado dos veces, ayer lunes se les volvió a meter, sacaron lodo, ratas porque se les dañaron más muebles.   


            Otra señora, comentó que “cada vez que llueve se no inunda, ya no es corriente, es laguna, las banquetas chiquitas, se sube el agua que baja con lodo, basura, ramas, pasan camiones grandes, y se me mete por la cochera todo”.


         

   El nivel del agua en su cochera casi llega a la mitad de la camioneta, antes nomás se subía al banqueta, no se metía a las casas. “El vehículo se me descompuso, se metió el agua al motor, los asientos, la tapicería, y algunos muebles de la sala”.


            También lamentan que hay vecinos de la tercera edad que viven solos, y se les mete el agua “nada más lloran, porque ocupamos ir a ayudarlos, porque solos no pueden ya que están enfermos”.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario