miércoles, 21 de septiembre de 2022

19 de septiembre de 2022 y volvió a temblar

 


 

Víctor Hugo Prado

  

19 de septiembre y volvió a temblar. Extraña coincidencia que deberá quedar como una posibilidad de estudio científico. El sismológico de la UNAM en su cuenta de Twitter escribe que la coincidencia de fechas de los sismos del 19S merece abrir nuevas líneas de investigación científica. Hay que hacerlo –señalan- con seriedad y metodología. En la ciencia, las nuevas preguntas requieren respuestas sustentadas en la investigación sistemática, profunda, objetiva y comprobable.  En otra opinión, expresada por el físico José Luis Mateos, también de la UNAM, habló de que tres sismos de más de 7 grados tengan lugar un mismo día es de una probabilidad de 133,225; expresada de manera porcentual equivale al 0.000751.

 


Lo cierto es que, en 2022 volvió a temblar como en 1985, como en 2017. Quizá el de hoy ha quedado video documentado como ningún otro. Por diferentes redes sociales y medios digitales llegan el cúmulo de imágenes que dan cuenta del comportamiento telúrico y de la conducta humana, del temor y angustia que genera en las personas de todas las edades, sin distinción de clase o grupos social, de la sorpresa ante lo desconocido, de no saber hasta dónde llegará la capacidad destructiva de lo que resultó ser un temblor de 7.7 grados y cuyo epicentro ocurrió 63 kilómetros al Sur de Coalcoman, Michoacán, del que hasta las 5:00 horas del martes 20 de septiembre se habían registrado 632 réplicas, la más grande de 5.8 grados ocurrida a las 3:17 horas.   

 

Y mientras los científicos afirman “que no hay ninguna razón física ni sesgo estadístico para que haya terremotos en un mes determinado en México”, como lo aseguro el sismólogo Paul Earle, del Servicio Geológico de Estados Unidos, y que tampoco hay una estación o un mes que sea más favorable para los grandes temblores en ningún lugar del mundo, nosotros preparémonos, porque vivimos en zona sísmica.




 

Estemos listos para atender los protocolos de evacuación, resguardo, de atención y apoyo ante la emergencia. A atender los comunicados oficiales, a no divulgar noticias falsas, a reducir la saturación de las redes sociales con memes, démosle, paso a las emergencias en la telefonía, si no tenemos que salir no lo hagamos, ubiquemos los puntos seguros y actuemos con serenidad y temple. 

 

Porque por lo pronto como lo señalan los expertos, los sismos seguirán ocurriendo: “Cuándo, dónde y de qué tamaño, no lo podemos saber, pero seguirán.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario