miércoles, 14 de septiembre de 2022

¿Cómo va la inflación en Guadalajara?

 


 Eduardo Campos Flores

 

Para los que no somos expertos en economía, sino simples ciudadanos de a pie sin tanto esfuerzo hemos llegado a entender de algún modo que el imparable incremento de los precios, sobre todo de los productos que forman parte de la canasta básica, es un problema mundial y los gobiernos pueden hacer muy poco por tratar de detener la inflación. De igual manera que los gobiernos no pueden cambiar el precio del petróleo, no pueden cambiar repentinamente el precio del trigo y otras materias primas.



 

Sin embargo, la cuestión es diferente cuando se trata de si el gobierno está tomando medidas efectivas de corto y mediano plazo para mitigar las consecuencias de una mayor inflación. Ahí, hay cosas que pueden hacer. Pueden fijarse en las prestaciones que se pagan para intentar ayudar a la gente por el aumento de los precios provocados por la demanda de bienes.

 

Por lo que aunque se irriten los morenistas, para el caso de nuestro país es nuestra obligación revisar qué acciones está emprendiendo el presidente Andrés Manuel López Obrador para que los mexicanos enfrentemos las consecuencias de la inflación en otras circunstancias, fenómeno que como podemos alcanzar a ver obedece a leyes del mercado como la demanda y la oferta y obviamente no se puede resolver con explicaciones o mendigando favores a los que precisamente están aprovechando la oportunidad de incrementar sus ganancias gracias al hambre y las enfermedades que sufren millones y millones de seres humanos.

 

Muchos medios dieron a conocer que ante el alarmante incremento del precio de la tortilla, el mandatario federal en una de sus mañaneras en Palacio Nacional reveló que Juan González Moreno, presidente de Maseca, se reunirá con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para que justifique el alza en el precio de la harina de maíz. Asimismo, el jefe del Ejecutivo Federal señaló que Minsa y Maseca tienen el 90% en el control del mercado de la harina de maíz. Con respecto a esta acción que puede considerarse de inmediato, considero que no hace falta adivinar los resultados de la reunion del gobierno federal con el empresario, pues todos sabemos que los dueños del dinero no dan un paso sin huarache.

 




En cuanto a alguna medida de mediano plazo,

no se ven por ninguna parte. A pesar de la alta inflación, que elevó las tasas de interés en el mundo, la SHCP garantizará en el Paquete Económico 2023 el presupuesto para los programas sociales (electoreros) y los proyectos prioritarios del presidente Andrés Manuel López Obrador, además de un mayor apoyo a Pemex. Se seguirán viendo recursos asignados a los programas prioritarios de inversión del sexenio, como la refinería de Dos Bocas y el Aeropuerto de Santa Lucía, que si bien ya se inauguraron, van a seguir recibiendo aportaciones para su terminación. Asimismo, se seguirán destinando flujos de dinero para el Tren Maya que sigue en construcción.

 

A las obras emblemáticas del gobierno se les va a destinar 236,130 millones de pesos, la mayor parte será para el Tren Maya, con lo que registraría un incremento de 116% anual. En contraste, queda sin alza la producción agropecuaria. El Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA) afirmó que el presupuesto 2023 entregará recursos a programas mal evaluados, como los precios de garantía y el de fertilizantes, por no tener una repercusión en el incremento de producción. Tampoco prevé la administración de riesgos como coberturas para cosechas o seguros y aunque subieron los subsidios a unidades de producción, es insuficiente para retos como la elevada inflación, la pobreza rural y la vulnerabilidad ante el cambio climático.

 

Va quedando al descubierto la farsa de la Austeridad Franciscana, ya que en el próximo año la mayor parte de los impuestos que pagamos todos los mexicanos, el gobierno de la 4T los va a invertir en elefantes blancos que en nada benefician a los mexicanos, en lugar de destinarlos para garantizar la seguridad alimentaria, la salud, educación y servicios elementales del pueblo de México.

 




Especial interés me despierta saber ¿Cómo va la inflación en Guadalajara? Revisando la prensa local, encontré que en Guadalajara los precios de los productos de la canasta básica aumentaron del 15.5% a 16.1%, subieron hasta 105% los alimentos básicos en la ciudad. El alza de precios está imparable y en agosto la inflación anual en Guadalajara llegó a 8.07%, la tasa más alta en 21 años y ocho meses, desde diciembre del 2000, cuando llegó a 8.69%, de acuerdo con datos del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), del Inegi. Es una inflación alta, que no se veía hace mucho tiempo, y lo peor es que se da sobre todo en el rubro que es más sensible para la población, como la comida, lo que la agrava aún más.

 

Ahora bien, como mencioné líneas arriba, el Gobierno Federal puede implementar acciones para mitigar las consecuencias del alza desenfrenada de los precios de los alimentos que azota al pueblo jalisciense regresándole una parte de los recursos del erario público, sobre todo si se toma en cuenta que Jalisco es el gigante agroalimentario del país y participa con más del 12% del PIB agropecuario nacional. Estos recursos destinarlos a crear más empleos y mejor remunerados, hoy que es tan necesario y urgente.

 

Los trabajadores ya sean formales o informales y los desempleados de la entidad jalisciense deben cobrar conciencia y contribuir con su ejemplo a extender la conciencia revolucionaria junto con sus hermanos de clase del resto de las entidades para darse cuenta de que este gobierno está al servicio de los acaudalados. El gigantesco gasto en inversión destinado a construir elefantes blancos con nulo impacto en desarrollo económico y social que solo es redituable para los corporativos que reciben contratos sin licitación alguna y que contrasta drásticamente con el miserable gasto público en favor de los sectores de bajos ingresos.

 

Una vez desenmascarada la farsa de la 4T y liberado el  pueblo del monumental engaño, los trabajadores organizados y educados deben tomar el poder y gobernar al país y desde allí impulsar medidas que beneficien a todos los miembros de la sociedad. Esta es la verdadera alternativa. No hay otra.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario